Francisco Espinosa Maestre

Francisco Espinosa Maestre ( Villafranca de los Barros, Badajoz, 1954) es un historiador español, afincado en Sevilla. Ha publicado diversas obras sobre la Segunda República Española, la Guerra Civil Española, la represión franquista y la memoria histórica.[1]

Biografía

Formación

Doctor en Historia, ha realizado varios estudios sobre la Segunda República Española, la Guerra Civil Española, la represión franquista y la memoria histórica, especialmente sobre el territorio de Andalucía y Extremadura.

Desde 2005 forma parte del grupo del Departamento de Historia Económica de la Universidad de Sevilla, desde el que investiga la reforma agraria de la Segunda República en la provincia de Badajoz. Sobre este tema leyó su tesis doctoral en la Universidad de Sevilla el 22 de enero de 2007. La tesis la dirigió el catedrático Antonio Miguel Bernal y el tribunal lo presidió el historiador Josep Fontana.

Memoria histórica y fosas comunes del franquismo

En 2008 fue elegido, a propuesta de las partes (los familiares de desaparecidos y las asociaciones para la recuperación de la memoria histórica denunciantes), miembro del grupo de expertos encargado de búsqueda de fosas comunes y la identificación de las víctimas en el sumario contra los crímenes del franquismo promovido por el juez Baltasar Garzón.[2]

Todos los Nombres

Espinosa Maestre desempeñó hasta 2010 la dirección científico-técnica de la iniciativa para la recuperación de la memoria histórica denominada " Todos los nombres", base de datos de represaliados por el franquismo para su consulta por internet, promovido por la Asociación Andaluza Memoria Histórica y Justicia y la Confederación General del Trabajo de Andalucía. El consejo asesor de Todos los nombres está compuesto por Josep Fontana, Reyes Mate, Paul Preston, Hilari Raguer y Nicolás Sánchez Albornoz.[3]

Crítica al revisionismo histórico de la derecha española

Espinosa Maestre considera que la derecha española está llevando a cabo un proceso de blanqueo y de re-escritura de la historia -entre cuyas obras está el libro de Pío Moa Franco, un balance histórico- para poder reivindicarse sin remordimientos por su pasado franquista. Para Francisco Espinosa el éxito editorial y mediático de este proyecto revisionista se debe fundamentalmente a la forma en que se realizó la transición española, que permitió el reciclaje de las élites del franquismo.[5]

Other Languages