Francisco Asenjo Barbieri

Francisco Asenjo Barbieri
Barbieri-1.jpg
Grabado de J. Diéguez, 1894 (Ar. Instituto Complutense de Ciencias Musicales, Madrid).
Información personal
Nacimiento 3 de agosto de 1823
Madrid
Fallecimiento 19 de febrero de 1894
Madrid
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Compositor y musicólogo
Género Ópera y zarzuela Ver y modificar los datos en Wikidata
Miembro de
Firma Firma de Francisco Asenjo Barbieri.svg
[ editar datos en Wikidata]

Francisco Asenjo Barbieri ( Madrid, 3 de agosto de 1823 - 19 de febrero de 1894) fue un compositor y musicólogo español, autor principalmente de zarzuelas.

Barbieri es honrado como el creador de un teatro musical característicamente español.

Vida y Obra

Barbieri compuso unas sesenta zarzuelas. Entre ellas destacan algunas obras plenas de ingenio y espíritu popular, como Jugar con fuego (1851), Los diamantes de la corona (1854), Pan y toros (1864) y El barberillo de Lavapiés (1874).

Sus años de infancia transcurrieron entre las paredes del teatro de la cruz, donde su abuelo materno había ejercido de alcaide. Ingresó en el Conservatorio de Madrid donde estudió con Pedro Albéniz (piano), Baltasar Saldoni (canto), Pedro Broca (clarinete) y Ramón Carnicer i Batlle (composición).

Ingresó como clarinete en una banda de la Milicia Nacional, y se vinculó a una compañía de ópera italiana, para la que escribió la ópera Il Buontempone, que el fracaso económico de la compañía le impidió estrenar; ejerció de crítico y fue apuntador del teatro del Real Palacio, cuya efímera existencia le impidió prosperar. Fundó una revista de música, La España musical, donde surgió su interés por la naciente ciencia de la musicología, de la que fue, junto con Felipe Pedrell, el primer representante en España.

Participó en las polémicas sobre la «ópera nacional», tan en boga en la década de 1840, y finalmente se sumó a las iniciativas de teatro musical en castellano que desembocarían en el espectacular renacimiento de la zarzuela, fundando con Gaztambide, Ynzenga, Hernando y Oudrid la «Sociedad Artística», que consolidó el género. Poco más tarde fundó, con la incorporación de Arrieta a la entidad, el Teatro de la Zarzuela de Madrid, en la calle de Jovellanos (octubre de 1856).

Durante estos años de dedicación teatral escribió más de setenta zarzuelas: Gloria y Peluca (1850), Jugar con fuego (1851), Todos son raptos (1851), El marqués de Caravaca (1853), Los diamantes de la corona (1854), El sargento Federico (junto con Gaztambide, 1855), Mis dos mujeres (1855), El diablo en el poder (1856), Un tesoro escondido (1861), Pan y toros (zarzuela) (1864), El barberillo de Lavapiés (1874) y El señor Luis el tumbón (1891), por citar splo los títulos más sobresalientes.

También cultivó Barbieri otros géneros musicales. En 1884 puso música al himno Visça la pau, con texto del poeta catalán Apel-Les Mestres, y el motete Versa est Luctum.

Barbieri escribió multitud de artículos y reunió un importante archivo de documentación musical que ha sido publicado por la Sociedad de Autores en años recientes. Redactó el importante prólogo de la Crónica de la ópera italiana en Madrid, de Luis Carmena y Millán (1878), donde puso las bases de la historia del género italiano en Madrid. Publicó, entre otros documentos musicales de primer orden, El cancionero de Palacio; investigó y reconstruyó parte de la biografía de Antonio Eximeno, el más importante musicólogo español, de quien editó su novela satírica y musicológica Don Lazarillo Vizcardi. Por lo demás, fue académico de Bellas Artes al crearse la Sección de Música en esta institución; más tarde fue miembro de la Real Academia Española. Hasta el fin de su vida polemizó en defensa de una formación musical más específicamente española en los conservatorios, y en especial en el Madrid.