Francesco Guccini

Francesco Guccini
Francesco Guccini 1.jpg
Francesco Guccini en 2006
Datos generales
Nacimiento 14 de junio de 1940 (76 años)
Bandera de Italia Modena, Italia
Nacionalidad Italiana
Ocupación Cantautor
Información artística
Género(s) Folk, Beat, Canción de autor
Instrumento(s) Voz y guitarra
Período de actividad 1960 – 2012
Web
Sitio web http://www.francescoguccini.it
Ficha Francesco Guccini en IMDb
[ editar datos en Wikidata]

Francesco Guccini ( pronunciación italiana: Acerca de este sonido  [franˈtʃesko ɡutˈtʃiːni] ) ( Modena, 14 de junio de 1940) es un músico, escritor, cantautor y actor italiano.

Es uno de los cantautores más importantes de Italia.[2]

Además de componer canciones tanto para sí mismo como para otros intérpretes, ha sido escritor, autor de bandas sonoras y de tebeos. Ha realizado, de igual modo, trabajos de lexicología, lexicografía, glotología, etimología, dialectología, traducción e, incluso, teatro.[3]

Considerado uno de los máximos exponentes del movimiento cantautor italiano, muchas de las letras de sus canciones muestran una utilización del verso tal que ha llegado a constituir parte del cuerpo de enseñanza en las escuelas como ejemplo de poesía contemporánea. Aparte del éxito de crítica, Guccini goza de una enorme popularidad en la sociedad italiana; siendo considerado por algunos un símbolo para tres generaciones.

Hasta mediados de los ochenta enseñó italiano en el Dickinson College, un campus descentralizado (sito en Bologna) de la Universidad de Pensilvania.

Guccini toca la guitarra sajona, que es la base de la música de muchas de sus composiciones.

Biografía

Infancia (1940-1950)

Francisco es hijo de Ferruccio Guccini (empleado del servicio postal italiano y originario de Pávana) y Ester Prandi, (ama de casa de Carpi). Nació en el número 22 de la calle Domenico Cucchiari[8]

Adolescencia (1950-1958)

Via Paolo Fabbri, 43, Bologna.

Guccini pasa su adolescencia, que posteriormente contaría en su segunda novela Vacca d'un cane, en la ciudad de Módena, a la que describe con cierta amargura en la canción Piccola città.[13]

Juventud e inicios en la música (1959-1966)

En este periodo, Guccini vivió su primera experiencia laboral, en un colegio de Pesaro donde fue despedido al poco de empezar.[18]

Guccini dio sus primeros pasos como cantante y guitarrista en una orquesta de balera,[23] ganador junto a Claudio Villa del Fe stival de Sanremo del 57.

El descubrimiento del rock fue fundamental para la formación de Guccini como cantante. Creó también otro grupo, I giovani leoni (Los jóvenes leones), formado por tres componentes; uno de los cuales era Maurizio Vandelli.Asimismo, Guccini entró en el mundo de la música ligera, junto a otros dos jóvenes de Módena, Dodo Veroli, con el grupo Nomadi del cual Veroli, sería posteriormente productor.

A finales de 1961, la familia de Guccini se mudará a la calle Massarenti de Bolonia[26] De esta etapa son La ballata degli annegati y Venerdì Santo.

Durante la ausencia de Guccini, los Gatti se habían unido a los Giovani Leoni de Maurizio Vandelli, que en 1964 daría lugar a Equipe 84. Tras regresar del servicio militar, Guccini rechazó continuar en el grupo para proseguir con sus estudios,[31]

Guccini, por lo tanto, tuvo un comienzo doble: con Equipo 84 y con los Nomadi.[32]

El debut (1967-1971)

En 1967 la casa discográfica CGD le propuso participar en el Festival de Sanremo de aquel año, como autor de la música de la canción Una storia d'amore. Para interpretarlo fueron elegidas dos cantantes de la casa, Caterina Caselli y Gigliola Cinquetti pero la canción no superó la selección.[34]

Su primer trabajo como cantautor (Folk beat n.1) llegaría unos meses después, en marzo de 1967. En el disco, que tuvo un éxito prácticamente nulo,[40]

Caterina Caselli, el 1 de mayo de 1967, poco después de la salida del disco, lo invitó al programa televisivo Diamoci del tu, que presentaba junto a Giorgio Gaber. En este debut televisivo, cantó Auschwitz.[41]

En aquel periodo, Guccini escribió diversas canciones para Caselli, como Le biciclette bianche o Incubo Nº3.[42]

Fueron, sin embargo, Nomadi quienes llevaron al éxito otra de las canciones de Guccini: Dio è morto (que también lanzó, simultáneamente, Caterina Caselli, con algunas diferencias en la letra).[44] aunque en su tiempo estuvo censurado por la RAI por blasfemia).

Al año siguiente, Guccini volvió a los estudios, publicando un vinilo con dos canciones: Un altro giorno è andato, considerada una de sus grandes obras (y que fue modificada y hecha en acústico en 1970 e incluida en L'isola non trovata) e Il bello, que fue tocada en directo en Opera buffa, tras haber sido reinterpretada por Lando Buzzanca.[45]

Mientras, Guccini seguía componiendo canciones para Nomadi, Bobby Solo, Caterina Caselli y otros artistas. En diciembre de 1968, debutó oficialmente en directo, con un concierto en La Cittadella de Asís, un centro cultural católico de tendencia progresista.[46]

Entre 1967 y 1968, trabajó también como publicista, colaborando con eslóganes, usando a Salomone pirata pacioccone, un mítico dibujo animado del programa de televisión Carosello.[49]

1970 fue el año de Due anni dopo (grabado el año anterior); un álbum de tono inquieto y aire existencialista, que dejó a un lado, salvo por Primavera di Praga, la temática de la protesta y que, por sus temas y léxico, se encuentra muy cerca de la poética de Giacomo Leopardi.[52]

Con este disco, comenzará un proceso de colaboración que durará casi diez años, con la cantante folk americana Deborah Kooperman la cual, a pesar de no ser una verdadera guitarrista, imprimirá a la obra guccinesca un nuevo estilo basado en arpegios; poco usado en la Italia del momento.[54]

Poco después, y dejando a su novia en Italia, Guccini viajará a EEUU con Eloise Dunn, a quien conoció en el Dickinson College de Bolonia, donde enseñaba[56]

Se reconcilió con la que era su novia, Roberta Baccilieri, y se fueron juntos de vacaciones a la isla de Santorini, donde se tomaron una foto que ha utilizado en diversas ocasiones con fines comerciales.[57]

En otoño comenzó la grabación de un nuevo disco que se publicó once meses después que el anterior. Su título, L'isola non trovata hace referencia a Guido Gozzano. Otra referencia literaria en el disco señala a J.D. Salinger en La collina.[59]

La fama de Guccini comenzó a expandirse fuera de Bolonia: pasó de tocar en osterie a teatros. Participió en el programa televisivo Speciale tre milioni,[61]

En 1971, tras algunos meses de convivencia, se casó con Roberta (a quien, como ya se ha señalado, dedicó la canción Eskimo).[62]

El éxito (1972-1980)

El gran salto artístico se dio en 1972 con la publicación de Radici que contiene alguna de sus canciones más conocidas, como la locomotiva, inspirada en un suceso real[68]

La locomotiva es una de las canciones más representativas de Guccini.

En 1973 publicó opera buffa, grabado en Roma y Bologna, goliardo y vividor, que resalta su habilidad como cabaretista, irónico y teatral, culto y cancioneril.[73]

El año siguiente fue el turno de Stanze di vita quotidiana, un álbum controvertido que provocó respuestas muy diversas entre críticos y fans.[79]

Solo muchos años después fue reconocido el valor artístico del disco. Por ejemplo, en las pruebas de selectividad italianas de 2004, aparecióCanzone per Piero junto a textos de Dante y Raffaello] para que los alumnos realizaran un ensayo sobre la amistad. [81]

El éxito comercial llegó en 1976, el año de Via Paolo Fabbri 43, un álbum que acabó entre los cinco primeros puestos de los más vendidos del año.[89]

No faltan en el álbum momentos de lirismo: Canzone quasi d'Amore, ligado a la poética existencialista[92]

Dos años después llegó Amerigo (1978, en la que se incluye Eskimo, inspirada por la separación con su mujer Roberta.[94]

El 6 de octubre de 1977 el semanario Grand Hotel, sin comunicarle nada a Francesco,[97]

Entre medias, comenzó una relación con Angela, con la que, en 1978 tuvo a su hija Teresa, a la que años después dedicaría las canciones Culodritto y E un giorno...).[99]

Guccini acabó la década grabando Album concerto con i Nomadi. La particularidad de la recopilación fue la interpretación a dos voces con Augusto Daolio y la presencia en el disco de canciones escritas por él que nunca habían sido grabadas. [101]

Other Languages
emiliàn e rumagnòl: Francesco Guccini
Nederlands: Francesco Guccini
Piemontèis: Francesco Guccini
slovenščina: Francesco Guccini
українська: Франческо Гуччіні