Francesco Guccini

Francesco Guccini
Francesco Guccini - Lucca Comics & Games 2016 02.jpg
Francesco Guccini en Lucca Comics & Games (2016)
Datos generales
Nacimiento14 de junio de 1940 (77 años)
Bandera de Italia Modena, Italia
NacionalidadItaliana
OcupaciónCantautor
Información artística
Género(s)Folk, Beat, Canción de autor
Instrumento(s)Voz y guitarra
Período de actividad1960 – 2012
Web
Sitio webhttp://www.francescoguccini.it
FichaFrancesco Guccini en IMDb
[editar datos en Wikidata]

Francesco Guccini (pronunciación italiana: Acerca de este sonido [franˈtʃesko ɡutˈtʃiːni] )[1]​(Modena, 14 de junio de 1940) es un músico, escritor, cantautor y actor italiano.

Es uno de los cantautores más importantes de Italia.[3]​ Guccini toca la guitarra sajona, que es la base de la música de muchas de sus composiciones.

Además de componer canciones para sí mismo y para otros intérpretes, ha sido escritor, autor de bandas sonoras y de tebeos. Ha realizado, de igual modo, trabajos de lexicología, lexicografía, glotología, etimología, dialectología, traducción e, incluso, teatro.[4]​ Además, hasta mediados de los ochenta enseñó italiano en el campus de Bologna del Dickinson College.

Considerado uno de los máximos exponentes del movimiento cantautor italiano, muchas de las letras de sus canciones muestran tal uso del verso que ha llegado a constituir parte de los temarios de literatura en las escuelas italianas como ejemplo de poesía contemporánea. Aparte del éxito de crítica, Guccini goza de una enorme popularidad en la sociedad italiana; siendo considerado por algunos un símbolo para tres generaciones.[5]

Biografía

Infancia (1940-1950)

Francesco es hijo de Ferruccio Guccini, empleado del servicio postal italiano y oriundo de Pávana, y Ester Prandi, ama de casa nacida en Carpi. Nació en el número 22 de la calle Domenico Cucchiari[10]

Adolescencia (1950-1958)

Via Paolo Fabbri, 43, Bologna.

Guccini pasó su adolescencia, que posteriormente contaría en su segunda novela Vacca d'un cane, en la ciudad de Módena, a la que describió con cierta amargura en la canción Piccola città.[15]

Juventud e inicios en la música (1959-1966)

En este periodo, Guccini vivió su primera experiencia laboral, en un colegio de Pesaro donde fue despedido al poco de empezar.[20]

Guccini dio sus primeros pasos como cantante y guitarrista en una orquesta que tocaba en locales de baile de carácter popular,[25]​ ganador junto a Claudio Villa del Festival de Sanremo del 57.

A finales de 1961, la familia de Guccini se mudó a la calle Massarenti de Bolonia[28]​ De esta etapa son canciones como La ballata degli annegati y Venerdì Santo.

Durante la ausencia de Guccini, los Gatti se habían unido a los Giovani Leoni de Maurizio Vandelli, dando lugar en 1964 a Equipe 84. Tras regresar del servicio militar, Guccini rechazó continuar en el grupo para proseguir con sus estudios,[15]

El debut (1967-1971)

En 1967 la casa discográfica CGD le propuso participar en el Festival de Sanremo de aquel año, como autor de la música de la canción Una storia d'amore. Para interpretarlo fueron elegidas dos cantantes de la casa, Caterina Caselli y Gigliola Cinquetti pero la canción no superó la selección.[34]

Su primer trabajo como cantautor (Folk beat n.1) llegó unos meses después, en marzo de 1967. En el disco, que tuvo un éxito prácticamente nulo,[39]

Caterina Caselli, el 1 de mayo de 1967, poco después de la salida del disco, lo invitó al programa televisivo Diamoci del tu, que presentaba junto a Giorgio Gaber. En este debut televisivo, cantó Auschwitz.[43]​ aunque en su tiempo estuvo censurado por la RAI por blasfemia).

Al año siguiente, Guccini volvió a los estudios, publicando un vinilo con dos canciones: por un lado, Un altro giorno è andato, que fue modificada y hecha en acústico en 1970 e incluida en L'isola non trovata, y, por otro, Il bello, que fue tocada en directo en Opera buffa, tras haber sido interpretada por Lando Buzzanca.[48]

1970 fue el año de Due anni dopo, grabado el año anterior, un álbum de tono inquieto y aire existencialista, que dejó a un lado, salvo por Primavera di Praga, la temática de la protesta y que, por sus temas y léxico, se encuentra muy cerca de la poética de Giacomo Leopardi.[51]

Con este disco, comenzó un proceso de colaboración que duró casi diez años, con la cantante folk americana Deborah Kooperman la cual, a pesar de no ser una verdadera guitarrista, imprimió a la obra guccinesca un nuevo estilo basado en arpegios; poco usado en la Italia del momento.[55]

En otoño comenzó la grabación de un nuevo disco que se publicó once meses después que el anterior. Su título, L'isola non trovata hacía referencia a Guido Gozzano. Otra referencia literaria en el disco señalaba a J.D. Salinger en La collina.[8]

El éxito (1972-1980)

El gran salto artístico se dio en 1972 con la publicación de Radici que contenía alguna de sus canciones más conocidas, como La locomotiva, inspirada en un suceso real[63]

La locomotiva es una de las canciones más representativas de Guccini.

En 1973 publicó Opera buffa, grabado en Roma y Bologna, con un tono goliardo y vividor, que resaltaba su habilidad como cabaretista, y que se ha definido como "irónico y teatral, culto y cancioneril".[67]

El año siguiente fue el turno de Stanze di vita quotidiana, un álbum controvertido que provocó respuestas muy diversas entre críticos y fans.[73]

Solo muchos años después fue reconocido el valor artístico del disco. Por ejemplo, en las pruebas de selectividad italianas de 2004, apareció Canzone per Piero junto a textos de Dante y Raffaello para que los alumnos realizaran un ensayo sobre la amistad.[76]

El éxito comercial llegó en 1976, el año de Via Paolo Fabbri 43, un álbum que acabó entre los cinco primeros puestos de los más vendidos del año.[84]

No faltaban en el álbum momentos de lirismo: Canzone quasi d'Amore, ligado a la poética existencialista.[87]

Dos años después llegó Amerigo (1978, en el que se incluía Eskimo, inspirada por la separación de su mujer, Roberta).[94]

Guccini acabó la década grabando Album concerto con i Nomadi. La particularidad de la recopilación fue la interpretación a dos voces con Augusto Daolio y la presencia en el disco de canciones escritas por él que nunca habían sido grabadas.[96]

Metrópoli, viajes y retratos (1981–1989)

Desde hace años Guccini vive de forma estable en Pàvana (Pistoia) y solo ocasionalmente se dirige Módena o Bolonia donde, de todas formas, posee casa

Guccini abrió los años ochenta con Metropolis, álbum al cual,ha afirmado ser al que está menos ligado, junto a Stanze di vita quotidiana.[103]

Bizanzio estuvo representada por Guccini como cruce de caminos glamuroso pero agobiante, al límite entre dos continentes y dos eras, con tonos a veces apocalípticos.[111]​ También en 1981 Guccini, después de haberlas conocidas en el Club Tenco, presentó a las Gemelas Nete y Renzo Arbore, contribuyendo al lanzamiento nacional del dúo piamontés.

También en el siguiente disco (titulado Guccini) trató las mismas temáticas, destacando el tema de la travesía y de la incomodidad metropolitana representados en Gulliver y en Argentina. Una canción «clásica» de Guccini, que fue presentada en este disco es Autogrill, que narra una historia de amor.[116]

El 1987 fue el año de Signora Bovary, un álbum cuya particularidad residía en que sus canciones eran retratos de personajes de la vida de Guccini. Van Loon era su padre, Culodritto era su pequeña Teresa (hija nacida en el 1978) y la Signora Bovary era él mismo.[122]​ También en 1988 compuso con su amigo Lucio Dalla la canción Emilia, perteneciente al álbum Dalla/Morandi y cantada por los Dalla y Guccini junto a Gianni Morandi. La canción fue incluida también por el mismo Guccini en su álbum Quello che non... (1990) , con un final ligeramente modificado.

Negaciones, amores y dudas (1990–1999)

Quello che non... (1990) fue un álbum en el que se continuó con la poética anterior, en el cuál Guccini interpretó un conjunto de canciones entre las cuales destacan Quello che non y Canzone delle domande consuete, cuyo valor poético y literario estuvo confirmado posteriormente por el premio de "mejor canción del año" del Club Tenco.[129]

Tres años después (1996) Guccini publicó D'amore di morte e di altre sciocchezze, otro éxito de ventas. En él se incluían los intensos versos de Lettera, dedicada a dos amigos fallecidos: Bonvi y Victor Sogliani.[133]

Personajes y narraciones (2000–2010)

Guccini posee una voz de barítono con un claro rotacismo (la "erre francesa").

El cantautor inauguró el siglo XXI con Stagioni, album que tenía como temáticas los diversos ciclos estacionales[138]​ El álbum proseguía, pasando de Una canzone, hasta una pista dedicada a Carlos Giuliani, manifestante asesinado en 2001 en los enfrentamientos del G8 de Génova. Dicha canción (La tua libertà, 1971) recordaba la atmósfera de L'isola non trovata. Ritratti consiguió no solo buenas críticas sino también un buen éxito de ventas: el CD llegó en dos semanas a encabezar las listas de ventas italianas, y permaneció en esa posición un total de dieciocho semanas.[148]​ Guccini, en cambio, desmintió la noticia en el programa Che tempo che fa, el 18 de mayo de 2008.

En marzo de 2010 la Mondadori publicó Non so che viso avesse, una autobiografía de Guccini que contenía, en la segunda parte del volumen, un ensayo crítico a cargo del profesor Alberto Bertoni.[151]

El 2010 fue también el año en el que Davide Donados dedicó a Guccini una especie de planta recientemente descubierta: se trata de un cactus mexicano, Corynopuntia guccinii. El motivo de la dedicatoria fue que en 2008, solo, en medio de una llanura desértica de México, Donados estaba escuchando música del cantautor para amenizar un poco la exploración. Mientras sonaba Incontro de Guccini encontró la planta desconocida. En junio de 2010, coincidiendo casi con los 70 años de Guccini, la planta dio una flor roja, algo único para el género de las Corynopuntia, que son cáctus que generalmente dan flores amarillas. "No podía dedicársela a otros" escribió Donados en el artículo botánico.[152]

Las últimas apariciones discográficas (2011 - 2017)

Guccini en el Premio Chiaria en 2010

El 21 de abril de 2011 el cantautore se casó en Mondolfo en segundas nupcias con Raffaella Zuccari, su compañera de vida en los últimos quince años.[153]

En 2012 Guccini volvió al foco mediático, cantando en el álbum de Enzo Avitabile Black tarantella la parte de letra en dialecto emiliano (escrita por el mismo cantautor) de la canción Gerardo nuvola 'e povere, historia de la muerte en Emilia de un trabajador del sur emigrado y que se adjudicaría el Premio Amnesty Italia como canción que en 2012 sabe sacudir mejor las conciencias y hacer reflexionar sobre los derechos humanos. En junio el cantautor decidió sumarse con Azúcar, los Nómadas, Laura Pausini, Luciano Ligabue, Cesare Cremonini, Nek y los Modena City Ramblers al Concierto para la Emilia, realizado en Bolonia el 25 junio de 2012 en el Estadio Renato Del Ara para recoger fondos para ayudar a las poblaciones golpeadas por los seísmo.[154]​ Esta sería la última actuación de Guccini.

En noviembre de 2012, después de una larga gestación, salió el álbum L'ultima Thule.[157]

En marzo de 2013 salió el documental La mia Thule que mostraba, a través de imágenes y entrevistas inéditas, las fases de grabación del disco "L'Ultima Thule". También este DVD fue un éxito de ventas, llegando a ser el sexto DVD musical más vendido en Italia en 2013 en la clasificación de la FIMI.

En 2015 Guccini volvió a cantar como invitado la canción Le storie che non conosci, de Samuel Bersani y Pacífico, canción con fines benéficos para la Fundación Lia, para financiar laboratorios de lectura para niños ciegos y con problemas visuales de Bolonia.[158]​ También en 2015, el Club Tenco decidió dedicar al cantautor modenés el Premio Tenco. El 27 de noviembre salió una nueva antología de canciones en dos versiones diferentes titulada Se io avessi previsto tutto questo. La strada, gli amici, le canzoni. La primera versión era la edición Deluxe y contaba con cinco CD mientras que la segunda era la edición Súper Deluxe y contaba con diez CD y un libro sobre el cantautor.

En noviembre de 2017 salió un nuevo proyecto discográfico titulado L'Ostaria delle dame con tres conciertos del cantautor realizados en los años 80 en la taberna de las Damas, histórico local de Bolonia fundado en 1970 por Guccini y el sacerdote dominicano Michele Casali. El album se vendía junto a un libro de 80 páginas con fotos y testimonios de todos los protagonistas de la época.[159]​.

Other Languages
emiliàn e rumagnòl: Francesco Guccini
Nederlands: Francesco Guccini
Piemontèis: Francesco Guccini
slovenščina: Francesco Guccini
українська: Франческо Гуччіні