Francesco Borromini

Francesco Borromini
Borromini.jpg
Francesco Borromini
Información personal
Nacimiento 25 de septiembre de 1599
Bissone ( Suiza)
Fallecimiento 3 de agosto de 1667
Roma
Causa de muerte Suicidio Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Suiza Ver y modificar los datos en Wikidata
Educación
Alumno de
Información profesional
Ocupación arquitecto
Movimientos Barroco Ver y modificar los datos en Wikidata
Distinciones
[ editar datos en Wikidata]

Francesco Castelli, llamado Francesco Borromini[1] ( Bissone, Suiza, 25 de septiembre de 1599 - Roma, 3 de agosto de 1667) fue un arquitecto suizo-italiano, considerado uno de los máximos exponentes del barroco romano. Siendo así sirviente de Bernini.

Biografía

Trampantojo en el patio del Palacio Spada de Roma, obra de Francesco Borromini. El pasillo es mucho más corto y la escultura mucho menor de lo que parecen.

Nació en Bissone, cantón del Tesino ( Suiza),[2] hijo del cantero Giovanni Domenico Castelli y de Anastasia Garovo. Inició su carrera ayudando en la cantera a su padre, pero pronto se trasladó a Milán para estudiar y perfeccionarse. Allí se lo empezó a llamar con el sobrenombre de Bessone, en alusión a su pueblo natal, ubicado cerca de Lugano, en la región de lengua italiana de Suiza. Francesco trabajó en las obras del "duomo", la catedral de Milán.

En 1619 llega a Roma, donde cambia su apellido de Castelli a Borromini, y comienza a trabajar para su pariente lejano, Carlo Maderno en las obras de la Basílica de San Pedro. A la muerte de Maderno en 1629 se une al equipo de Gian Lorenzo Bernini en los trabajos de ampliación y refacción de la fachada del Palazzo Barberini.

Borromini trabaja allí como asistente de Bernini, pero luego de unos pocos años se produce entre ambos una enemistad que duraría toda la vida.

Durante el pontificado de Inocencio X (1644-1655) , gana la confianza del Papa, lo que le permite desplazar a su eterno rival en el puesto de arquitecto principal de Roma. Sin embargo, con el siguiente Papa, Alejandro VII (1655-1657) nuevamente renace la estrella de Bernini, acrecentando el enfrentamiento entre ambos arquitectos. A partir de allí Borromini se dedica a completar los interiores de la iglesia de Sant'Ivo alla Sapienza, de la actual Universidad romana, y a los trabajos en San Juan de Letrán. Adicionalmente, completa el basamento de la fachada de su primera obra independiente, la iglesia de San Carlo alle Quattro Fontane en el Quirinal. La galería de Borromini en el Palazzo Spada juega con la perspectiva de tal manera que se va encogiendo, lo que la hace parecer más larga de lo que es.

Carácter

La genialidad siempre conlleva caracteres distintivos, circunstancia acentuada en este caso por el trágico final del artista. Así como Leonardo y Miguel Ángel han quedado grabados en la historia como hombres del Renacimiento, Borromini puede ser definido sin lugar a dudas como un hombre del Barroco.

Todos estos grandes artistas mostraron una motivación común por la investigación y la innovación, y plasmaron su búsqueda en infinidad de bosquejos y borradores. Borromini dejó a la posteridad su obra teórica "Opus Arquitectonicum", pero buena parte de sus escritos fueron destruidos por él mismo antes de su muerte.

Tenía reputación de honesto y poco interesado en las riquezas materiales, aunque posiblemente, como todo artista, sintiera necesidad de otras formas de reconocimiento. Daba especial relevancia a la plena libertad de diseño, negándose a "copiar" características u elementos estilísticos en sus proyectos,[4]

Se dice que su carácter era huraño y solitario, aunque cultivó amistad con el cardenal Spada, el marqués de Castel Rodrigo y el pintor Nicolas Poussin. Su final, con un suicidio similar al de Catón el Joven, arrojándose sobre su propia espada, hicieron que la posteridad acentuara su estoicismo, que en vida demostró mediante una rigurosa carrera profesional. Posiblemente esta característica fue la que le granjeó enemistades y pérdida de encargos en una época donde el respeto por el ordenamiento clásico limitaba en gran medida la innovación artística.

Últimos días

Lápida de Borromini, bajo la de Carlo Maderno.

Los últimos días de Borromini lo muestran inmerso en una profunda depresión, fruto de desaires tardíos, posiblemente alguna enfermedad no diagnosticada, y un incremento en el carácter melancólico que lo acompañó toda su vida. Martin Raspe[5] recuerda los principales acontecimientos de sus últimos días:

  • 1 de julio de 1667: se toma la decisión de encargar la tumba de Alejandro VII a Bernini
  • 22 de julio: desde esta fecha Borromini se siente enfermo y no vuelve a salir de su casa. Entrega un testamento para su guarda al notario Olimpio Ricci.
  • 24 de julio: recibe la noticia de la repentina muerte de Fioravante Martinelli.
  • 24 de julio: sale a San Juan de Letrán para asistir al jubileo (entronización de Clemente IX)
  • 29 de julio: Borromini requiere al notario la devolución de su testamento, que posteriormente se pierde.
  • 30 de julio: Borromini quema sus escritos y diseños.
  • 1 de agosto: recibe a su sobrino Bernardo. A la noche comienza a escribir un nuevo testamento.
  • 2 de agosto: al amanecer tiene una pelea con su sirviente, Francesco Massari, por causa de una luz para escribir sus notas, y se arroja contra su propia espada, resultando malherido. Dicta su testamento en favor de su sobrino Bernardo, con la condición que contraiga matrimonio con la nieta de Carlo Maderno.
  • 3 de agosto: Borromini muere en su lecho alrededor de las 22.00.

Extractos de sus escritos posiblemente del día 2 de agosto, luego de producido el incidente mortal, presentan el hecho casi como un accidente:

Me he sentido muy afectado por esto desde alrededor de las ocho de esta mañana y te contaré qué sucedió.Me había estado sintiendo enfermo desde el banquete de Magdalena (el 22 de julio) y no había salido a causa de mi enfermedad excepto el sábado y domingo en que fui a San Giovanni (dei Fiorentini) para el jubileo. Ayer por la noche, vino a mí la idea de hacer mi voluntad y exteriorizarla por mi propia mano. Así que comencé a escribirte después de la cena, y escribí con el lápiz hasta cerca de las tres de la mañana. Messer Francesco Massari, mi criado joven, quien duerme en la puerta siguiente de mis aposentos ya se había ido a la cama. Viendo que seguía inmóvil escribiendo y no había apagado la luz, me llamó diciendo: -"Signor Cavaliere, debe Ud. apagar la luz e ir a dormir porque ya es muy tarde y el médico quiere que descanse". Contesté que tendría que encender otra vez la lámpara al despertar, y me dijo -"Apáguela, porque la encenderé cuando despierte". Así que paré de escribir, alejé de mí el papel, apagué la lámpara y me fui a dormir. Cerca de las cinco o seis de la madrugada desperté y llamé a Francisco para pedirle que encendiera la lámpara. Como se negó dado que no había dormido suficiente, me puse impaciente y pensé como hacerme algún daño corporal. Permanecí en este estado hasta cerca de las ocho, cuando recordé que tenía una espada en el respaldo de la cama, colgada entre las velas consagradas, y en mi impaciencia por tener una luz tomé la espada, que cayó de punta junto a mi cama. Caí sobre ella con tal fuerza que terminé atravesado en el piso. Debido a mi herida comencé a gritar, con lo que Francesco entró rápidamente al cuarto, abrió la ventana, y al verme herido, llamó a otros que me ayudaron a recostarme en la cama y quitarme la espada. Así es como resulté herido.

"Borromini, de Sir Anthony Blunt, libro biográfico
Inscripción en una placa conmemorativa del año 1955, sobre una columna de la Iglesia de San Juan de los Florentinos, Roma

FRANCISCVS BORROMINI TICINENSIS, EQVES CHRISTI, QVI, IMPERITVRAE MEMORIAE ARCHITECTVS, DIVINAM ARTIS SVAE VIM, AD ROMAM MAGNIFICIS, AEDIFICIIS EXORNANDAM VERTIT, IN QVIBUS, ORATORIVM PHILLIPINVM S. IVO S. AGNES IN AGONE, INSTAVRATA LATERANENSIS ARCHIBASILICA,S. ANDREAS DELLE FRATTE NVNCVPATUM,S. CAROLVS IN QVIRINALI, AEDES DE PROPADANDA FIDE, HOC AVTEM IPSVM TEMPLVM, ARA MAXIMA DECORAVIT, NON LONGE AB HOC LAPIDE, PROPE MORTALES CAROLI MADERNI EXUVVIAS, PROPINQVI MVNICIPIS ET AEMVLI SVI, IN PACE DOMINI QVIESCIT.[6]

Other Languages
беларуская (тарашкевіца)‎: Франчэска Бараміні
norsk bokmål: Francesco Borromini
Piemontèis: Francesco Borromini
srpskohrvatski / српскохрватски: Francesco Borromini
slovenčina: Francesco Borromini
oʻzbekcha/ўзбекча: Borromini
Tiếng Việt: Francesco Borromini