Françoise Hardy

Françoise Hardy
Francoise Hardy (1969).jpg
Françoise Hardy en 1969.
Datos generales
Nombre real Françoise Madeleine Hardy
Nacimiento 17 de enero de 1944 (73 años)
Origen París, Francia Bandera de Francia
Nacionalidad Francesa
Ocupación Cantante, Actriz
Información artística
Género(s) Pop, yé-yé
Instrumento(s) Voz
Período de actividad 1961 - presente
Web
Sitio web Sitio Web Oficial
Ficha Françoise Hardy en IMDb
[ editar datos en Wikidata]

Françoise Madeleine Hardy ( París, 17 de enero de 1944), es una cantautora, modelo y actriz francesa. Fue la primera cantante pop francesa famosa y es una de las cantantes francófonas más conocidas.

Biografía

Primeros años

Nacida en París el 17 de enero de 1944, Françoise Madeleine Hardy vivió una niñez solitaria marcada por su extrema timidez y una estricta educación en un internado religioso de La Bruyère. Una salida para su monotonía vital era la música en la radio, escuchando con devoción a los grandes nombres de la chanson francesa.[1] Poco a poco fue aumentando sus influencias, que residían principalmente en la canción pop tradicional gala, el music-hall, el rock and roll, el jazz y el folk. Comenzó a cantar durante la adolescencia, cuando le regalaron su primera guitarra. Acudió a clases en el Petit Conservatoire de Mireille Hartuch, que compaginó con sus estudios de Ciencias Políticas en la Universidad de la Sorbona, carrera que abandonó para estudiar Literatura.

Tras estudiar con Mireille Hartuch, en 1961, con sólo diecisiete años, firmó un contrato con la discográfica Vogue. Con su guitarra acústica la joven y tímida Françoise, comienza a actuar a principios de la década de los ’60 por diversos clubes parisinos, interpretando sus tristes y nostálgicas historias. En 1962 consiguió grabar en Disques Vogue su primer single “ Tous les garçons et les filles”, escrita por Françoise y Roger Samyn, que se convirtió en un enorme éxito europeo, transformándose de la noche a la mañana en una estrella de la canción francesa, y abriéndose hueco entre Sylvie Vartan o France Gall.

La noche del 30 de octubre de 1962, en la única cadena de TV francesa, ante un gran número de espectadores que esperaban los resultados del referendum para la elección del presidente de la República, en un intermedio musical aparece Françoise Hardy interpretando Tous les garçons et les filles. Al día siguiente sonaba con preferencia en todas las cadenas de radio.[3]

Paris Match publica su fotografía en portada el 5 de enero de 1963. En este año también participa en Festival de la Canción de Eurovisión 1963 representando a Mónaco con el tema L'amour s'en va.[4]

Nuevo ídolo de la canción

Hardy en 1992.

En aquella época conoce al fotógrafo Jean-Marie Périer[6]

La Metro Goldwyn Mayer le invita el 21 de diciembre de 1966 a ir a la primera proyección de la película Château en Suède en Nueva York con Yves Montand, protagonista francés del film. En ese momento la Warner Music, de acuerdo con Vogue, difunde sus discos en el mercado americano.

En 1967 rompe con Jean-Marie Périer y canta Ma jeunesse fout le camp, una canción de Guy Bontempelli, otro de sus grandes éxitos, como los años siguientes Des ronds dans l'eau et Comment te dire adieu (esta última con letra de Serge Gainsbourg. Françoise Hardy fue modelo fotográfico para el modista Paco Rabanne

En 1981 se casó con Jacques Dutronc, cantautor y actor cinematográfico francés. Françoise Hardy es una de las cantantes más emblemáticas de la canción francesa, desde sus inicios en los años 60. Este disco de nuevas canciones era muy esperado, luego de la compilación publicada hace un poco más de un año.

El nuevo álbum, que fue lanzado a fines del año pasado, se convirtió en un gran éxito en Francia y se exportó a los numerosos países donde Françoise Hardy es una de las voces más conocidas de la canción francesa actual, como por ejemplo en la Argentina. Este disco le valió también el premio a la Mejor Intérprete Femenina en las Victorias de la Música 2005, que se realizaron a principios de año.

El precedente disco de Françoise Hardy fue Clair obscur, en el año 2000. Esta vez volvió con 12 temas. Participó en la escritura de la mayoría de ellos, y junto a ella se notan los nombres de los Benjamin Biolay, Jacno y Thierry Stremler en los créditos de algunos. En cuanto a la realización, varios temas llevan la firma de su hijo Thomas Dutronc, un guitarrista que supo hacerse un lugar en la música francesa, entre las figuras de su madre y de su padre (Jacques Dutronc).

Con este disco, Françoise Hardy vuelve a los temas y la emotividad de sus canciones de los años 70, aunque sus autores de hoy no tienen el talento de Michel Berger, quien le escribió algunos de las mejores canciones de su carrera, en aquel tiempo, sobre todo "Message personel".

Aquella canción parece haber sido el objetivo y la referencia de este disco nuevo. Si bien los textos son de la misma calidad, las melodías son muy convencionales y hechas a medida de la voz confidencial de Françoise Hardy, pero no alcanzan el grado de genialidad de la composición de Berger. De todos modos, se trata de un disco hermoso y precioso, que no desmiente el enorme talento de esta cantante. Hardy tiene su propio espacio en la canción francesa, y nunca ha podido ser imitada.

Desde enero de 2017, las memorias de Françoise Hardy están al alcance del lector castellanohablante gracias a "La desesperación de los simios... y otras bagatelas" con traducción de Felipe Cabrerizo.

Other Languages