François Ravaillac

François Ravaillac.
Inscripción: «Masacro de Henrico el Magno Rey de Francia por Francisco Ravillac en 14 mayo año 1610». Aguafuerte firmado por Gaspar Bouttats. Biblioteca Nacional de España.

François Ravaillac (157827 de mayo, 1610) fue el asesino del rey Enrique IV de Francia.

Primeros años de vida

Nació cerca de Angulema en 1578, enclave católico situado en una comarca hugonote. Los hugonotes habían arrasado allí iglesias, profanado tumbas, utilizado las pilas de agua bendita como pesebres para sus caballos y toda clase de abusos. Ravaillac creció y vivió en un ambiente de odio hacia los hugonotes.

Debido a las guerras de religión que se estaban produciendo en todo el país, sumieron a su familia en la miseria, teniendo que vivir de la mendicidad. Aprendió a leer y escribir gracias a sus tíos maternos, canónigos de la catedral.

A los 19 años se trasladó a París, donde llevó una vida difícil y misteriosa. Decía sufrir visiones, unas demoníacas y otras celestiales. Entró en la vida religiosa, en el convento de San Bernardo de la Rue Saint Honoré, pero le echaron al poco tiempo por no aguantar la extrema austeridad de los monjes. Regresó a Angulema con su madre, que había sido abandonada por su marido e hijos. Allí trabajó como maestro de primeras letras para niños. Debido a unas deudas que no pudo pagar, fue encarcelado. Según declaró posteriormente, tuvo nuevas visiones en las que Dios le decía que debía salvar a Francia de los herejes hugonotes, para ello debía convencer a Enrique IV para que guerreara contra los herejes.

Other Languages