Formalismo (arte)

En la teoría del arte, el formalismo presume, según la tesis de Konrad Fiedler, que «el contenido propio de la obra de arte consiste en la forma».[1]​ La teoría formalista implica que los valores estéticos pueden sostenerse por su cuenta y que el juicio del arte puede ser aislado de otras consideraciones tales como las éticas y sociales. Se le da preponderancia a las cualidades puramente formales de la obra; es decir, aquellos elementos visuales que le dan figura: la forma, la composición, los colores o la estructura.

En la estética contemporánea vemos sus antecedentes en la filosofía kantiana, en la Crítica del Juicio. En la actualidad es Clement Greenberg quien la defiende. Y tenemos como ejemplo a Jackson Pollock y su Expresionismo abstracto.

Véase también