Fonología del inglés

Al igual que todos los idiomas, el inglés hablado presenta muchas variaciones diacrónicas y sincrónicas en su pronunciación de un dialecto a otro. Estas variaciones son muy llamativas en inglés porque se habla en un vasto territorio. Es la lengua predominante en Australia, Canadá, el Caribe angloparlante, Irlanda, Nueva Zelanda, Estados Unidos y Reino Unido; además muchas personas en otros países lo usan como primer o segundo idioma. Al carecer de criterios reconocidos internacionalmente, el inglés hablado en los diferentes países puede ser difícil de entender a veces. Pero la mayor parte de los acentos regionales son mutuamente inteligibles.

Vocales

Formantes de los 11 monoptongos del inglés estadounidense estándar o General american en monosílabos de la forma CVC (Bradlow, 1995).
Formantes comparados del inglés y el español (Bradlow, 1995).

Aunque hay muchos, los siguientes dialectos son los más usados como acentos normales o de prestigio: Received Pronunciation (RP) para el inglés británico, General American (GA) para el estadounidense y General Australian para el australiano.

El número de sonidos alofónicos varía de un dialecto a otro y cualquier cantidad depende principalmente de la interpretación del investigador que la hace. El Longman Pronunciación Dictionary de John C. Wells, que se vale del Alfabeto Fonético Internacional, considera 24 consonantes y 23 vocales en la RP, y 2 consonantes y 4 vocales adicionales en palabras extranjeras solamente. Para GA, cuenta 25 consonantes y 19 vocales, con 1 consonante y 3 vocales adicionales para palabras extranjeras. El American Heritage Dictionary sugiere 25 consonantes y 18 vocales (incluyento vocales con «r-coloreada») para el GA, más 1 consonante y 5 vocales para términos no ingleses [1].

Una tabla que muestra las posiciones de los monoptongos tónicos del acento californiano sureño[1] se muestra abajo. Es digna de mención la ausencia de /ɔ/ en thought y de /ɒ/ en lot, que se han fundido con la /ɑ/ de father en este acento a través de la fusión «father-bother» y de la fusión «cot-caught».

California English vowel chart.svg

Distinciones vocálicas del inglés norteamericano

La tensión de æ

La tensión de æ es un fenómeno que se encuentra en la mayoría de variedades del inglés estadounidense, y muchas variedades del canadiense, para las cuales la vocal /æ/ tiene una pronunciación más larga, cerrada y usualmente diptongada en algunos casos en general algo parecido a [ɛə] o [eə], particularmente antes de /m/ o /n/. Por lo tanto, la palabra man (/mæn/ en el inglés británico) es [meən] en el norteamericano. Otra variación notable en este sonido vocálico ocurre cuando este sonido viene delante del sonido consonántico /ŋ/; En el inglés norteamericano se convierte en el sonido largo /eɪ/ como en la palabra cake /keɪk/. Asi pues palabras como bang, fang, hang, sang, tank, language que se pronunciarían con el sonido /æ/ en el inglés británico ej: hang /hæŋ/ sería /heɪŋ/ en el inglés americano.

La fusión cot-caught

La fusión cot-caught es una mutación de sonido por la cual la vocal de palabras como cot, stock, y pond (/ɑ/ en EEUU, /ɒ/ en RU) se pronuncia igual que la vocal de palabras como caught, stalk y pawned (/ɒ(ː)/ en EEUU, /ɔː/ en RU). Típicamente, la fusión va hacia ([ɑ]. Esta fusión está muy extendida en el inglés estadounidense occidental y del norte de Nueva Inglaterra, y se presenta en aproximadamente el 40% de los hablantes del inglés estadounidense y en todos los hablantes del inglés canadiense.

La retención de vocales róticas

En los acentos no róticos (RP de Inglaterra) la [ɹ] postvocálica se omitió, por ejemplo dejando [bɪə, pʰʊə, ˈfaɪə, bɑːn] para beer, poor, fire, and barn, respectivamente; en los acentos róticos (GA de Estados Unidos y el acento extremadamente similar de Canadá) se mantiene el fonema [ɹ] (y comúnmente la sequencia completa [əɹ], fundió en un sonido simple, la r-coloreada no silábica [ɚ]), dando [biɚ, pʰʊɚ, ˈfaɪɚ, bɑɹn]. Otros acentos róticos son los de Irlanda y Escocia, pero no los de Australia y Nueva Zelanda. Algunos acentos son róticos de forma variable ("variably rhotic"), como en la ciudad de Nueva York o del Caribe.

Análisis fonológicos

Un análisis fonológico parte de la idea de que el número de sonidos de una lengua (alófonos) generalmente es menor que el mínimo número de unidades abstractas (fonemas) necesarias para dar cuenta de dichos sonidos. La diferencia entre alófono y fonema es básica para la discusión siguiente, ya que una análisis fonológico consiste en postular un cierto número de fonemas y unas reglas de pronunciación dependientes del contexto que explican la ocurrencia en la lengua hablada de toda la variedad alofónica realmente presente.

Una de las cuestiones más polémicas de la fonología inglesa ha sido si los núcleos silábicos de palabras como beat [biːt] 'golpear' y boat [boʊt] 'barco' deben analizarse pueden analizarse como fonemas únicos (/ī/ y /ō/) formados por una mora o como diptongos bimoraicos (/ij/ y /ow/). Diversos lingüistas han argumentado en favor de una u otra propuesta y no existe consenso en torno a la cuestión. Daniel Jones (1917) que como fonestista era bien consciente de las diferencia de timpre entre pares mínimos como bit/beat, bottle/boat, full/fool, analizó estos pares en términos puramente de cantidad vocálica (dejando a un lado los otros rasgos articulatorios que diferencias a cada par de vocales, eso le llevó a analizar esos pares como oposiciones /i/-/iː/, /o/-/oː/, /u/-/uː/. Un análisis completo de los sonidos vocálicos del inglés requeriría como máximo 12 unidades:

5 monoptongos breves /i, ə, a, o, u/.
4 o 5 monoptongos largos /iː, əː, (aː), oː, uː/.
diptongos formados por las unidades anteriores más /j, w/.

Ese esquema si bien cumplía con la máxima economía descriptiva, postulando el mínimo número de unidades necesarias, fue criticado por su abstracción.

Grimson (1970), en cambio da mayor importancia a las otras características diferentes de la cantidad vocálica, aun a costa de la simetría y la elegancia del sistema propuesto por Jones. Su propuesta de análisis para el inglés usa un número mayor de unidades:

8 monoptongos breves /ɪ, ɛ, æ, ɜ, ə, ʌ, ɒ, ʊ/
4 monoptongos largos (vocales largas "puras") /iː, ɑː, ɔː, uː/ y
8 diptongos ("vocales largas impuras") /eɪ, aɪ, ɔɪ; oʊ, aʊ; ɪə, ɛə, juː, ʊə/.

Algunos de estas vocales ocurren solo antes de /ɹ/. Este sistema está muy cercano al nivel fonético pero claramente no es muy económico ni tiene en cuenta la distribución complementaria de los sonidos.

Otro análisis diferente de los anteriores es el de Bloch y Trager (1942) que analiza los alófonos vocálicos del inglés como pertenecientes a seis fonemas vocálicos diferentes /i, e, a, o, u, ʌ/ que se unen con tres aproximantes /w, j, ɹ/, este sistema permite analizar varios núcleos silábicos complejos como combinaciones de dos fonemas:

beat [bijt], boat [bowt]
cart [kʰɑ(ɹ)t], court [kʰo(ɹ)t], curt [kʰɜ(ɹ)t/ (El phonema postvocálico "[ɹ]" ocurre en el acento típico de Estados Unidos, por ejemplo, pero no en el típico acento de Inglaterra.)

Este análisis al igual que el de Jones ha sido muy criticado por lo abstracto que resulta a pesar de su elegancia y economía descriptiva.

Other Languages