Folclore de El Salvador

Ballet folclórico de El Salvador.

El folklore de El Salvador, o sus expresiones culturales populares, comparte rasgos comunes con la región mesoamericana. La presencia de las civilizaciones ancestrales de los Mayas, Toltecas, Nahuas -entre otras-, dejaron su presencia en muchos de los aspectos de la vida cotidiana de la región.

Particularmente en este país, la presencia prehispánica fue mayor de parte de los Mayas, Pipiles y Lencas. Estos últimos cubrieron la zona Oriental del territorio.

La llegada del hombre europeo al continente inició una mezcla interesante que derivó en la amalgama de costumbres, tradiciones y diversidad de expresiones. Los nuevos colonos impusieron su cultura y los sometidos lucharon por conservar la suya. Sin embargo, la coexistencia de ambas formas de pensar y vivir, llevó al asimilamiento de lo que cada quien aportaba para la supervivencia de la nueva sociedad colonial. Así tenemos, por ejemplo, la castellanización de palabras nahuat, el dominio de la religión católica, la presencia cotidiana del maíz en la cocina, etc.

En la población salvadoreña actual, el resultado de toda esa mezcla original hispana y prehispánica es su folklore. Algunas manifestaciones no han resistido la modernidad y tienden a desaparecer. Entre la más fundamentales de esas influencias está la emigración permanente a los Estados Unidos, que en gran manera ha cambiado muchas expresiones populares en los últimos treinta años.

A continuación, se agrupan las muestras folclóricas más tradicionales de la población salvadoreña, tomando como base la división de la cultura popular en las categorías de material, social y espiritual.


Folklore material

Las Pupusas. Platillo tradicional por excelencia en El Salvador.

Relativo a la artesanía , vestido, vivienda ,cocina tradicional, medicina tradicional, etc.

  • nesse bagui loco te o curupira de antena rocha é o jacare preto do zoi aul manolo.
  • Entre la cocina popular ocupan lugar primario las hechas a base de maíz: las pupusas, el atole shuco, tortillas, tamales, chicha de maíz, el chilate, atol de maíz, atol de semilla de marañón, etc.

Bebidas: Calientes: el chocolate, el café. Frías (llamadas popularmente “frescos”): la horchata, la cebada, ensalada, tamarindo, etc.

Dulces: Conservas de coco, el batido, dulces de toronja, melcocha. Jaleas: de membrillo, guayaba, torrejas, etc.

Other Languages