Floridablanca (Santander)

Floridablanca
Municipio

Troncalmetroautop.JPG
Troncal Metrolínea Autopista Floridablanca a la altura de Cañaveral.

Flag of Floridablanca (Santander).svg
Bandera
Escudo de Floridablanca.svg
Escudo
Floridablanca ubicada en Colombia
Floridablanca
Floridablanca
Localización de Floridablanca en Colombia
Colombia - Santander - Floridablanca.svg
Localización de Floridablaca en Santander
Coordenadas 7°04′11″N 73°05′52″O / 7.0697222222222, 7°04′11″N 73°05′52″O / -73.097777777778
Entidad Municipio
 • País Colombia
 • Departamento Flag of Santander (Colombia).svg  Santander
 • Provincia Soto
Alcalde Hector Mantilla Rueda ( 2016- 2019)
Eventos históricos  
 • Fundación 7 de noviembre de 1817 (199 años)[1]
 • Erección 8 de enero de 1858[1]
Superficie  
 • Total 97 km²[2]
Altitud  
 • Media 925 m s. n. m.
Distancia 1 km a Bucaramanga[2]
Población (2016)  
 • Total 266 102 hab.[3]
 • Urbana 256 644 hab.
Gentilicio Florideño, -a
Huso horario UTC -5
Código postal 681001, 681002, 681003, 681004
Sitio web oficial
[ editar datos en Wikidata]

Floridablanca es un municipio colombiano del departamento de Santander al noreste de Colombia. Tiene una extensión aproximada de 97 km² ; y se encuentra conurbado con la ciudad de Bucaramanga y pertenece a su área metropolitana. Floridablanca es conocida por sus obleas, su turismo, sus parques, sus centros comerciales, sus clínicas, su educación de calidad y ha sido polo del progreso de la región durante los últimos años.

Como muestra del crecimiento en sus últimos años ha contribuido con un gran aporte al desarrollo de la región, su crecimiento urbanístico va acorde con las necesidades del Área Metropolitana de Bucaramanga.

Historia

Guanes

Primeros pobladores

El territorio que ocupa actualmente el municipio de Floridablanca fue ocupado en los tiempos prehispánicos por el cacique Guane, al igual que Bucaramanga y Piedecuesta, aunque es muy poco probable que existiera algún asentamiento humano de importancia ya que la cercanía a la triple frontera en que convergían Guanes, Yariguies y Chitareros convertía a los poblados allí situados en víctimas potenciales de los enemigos.

Vestigios del pueblo guane se encuentran en la Mesa de Ruitoque, en unas cuevas, en donde fueron encontrados dibujos similares a los existentes en la piedra del sol hallada en el casco antiguo del municipio. En 1540 Martín Galeano conquistó la región y venció a los indígenas.

Los Guanes, después de los Muiscas, fueron el pueblo prehispánico que más se destacó por el amplio desarrollo de sus manifestaciones culturales, que los diferenciaron de sus vecinos más inmediatos: Yariguies al occidente y al noroccidente, Chitareros al nororiente, Laches al oriente y Muiscas al sur.

Ellos ocuparon territorios de lo que hoy es Vélez, hasta la meseta de Bucaramanga, comprendiendo territorios de Charalá, Socorro, San Gil, Barichara, Mesa de los Santos, Piedecuesta, La Vega de Saravita, La Margen occidental del río Chicamocha y Floridablanca.

Según el historiador Don Juan de Dios Arias, “Eran los Guanes de gentil continente, estatura más que mediana, color blanco, ademán desembrazado y mirar franco; tenían nariz más bien afilada y la boca pequeña y horizontal. Eran de constitución fuerte y desarrollada por el trabajo agrícola y por los ejercicios militares”.

Su alimentación: principalmente maíz, que molían con dos piedras y con esa harina hacían bollos y mazamorra. Además: yuca, calabaza, ahuyama, tomates y ají. Cazaban palomas silvestres, conejos, armadillos, venados, naques, patos, perdices, pescado y hormigas culonas. Bebían chicha fermentada y masticaban coca.

La Conquista / Colonización

En 1543 Martín Galeano, capitán español recorrió y separó los territorios de los Muiscas y los Guanes. Ya este capitán había fundado la ciudad de Vélez, en 1539.

Como territorio Guane señaló las cuencas de los ríos Suárez y Pienta- Fonce y el Chicamocha. En el actual territorio de los Santanderes los españoles identificaron las provincias del Rincón de Vélez (Muiscas independientes), de los caciques Muiscas sujetos a Duitama, de los Guanes, de los Chitareros, de los Yariguies, de los Opones y Carares y de los Motilones. Parece que los límites étnicos eran en buena medida los cauces de los ríos, custodiadas por un capitán tributario de un cacique cercano, esto se denominaba, “La Cabuya Prehispánica”.

Entre 1551 y 1558 se definieron definitivamente los espacios jurisdiccionales de las dos ciudades, Vélez y Pamplona, esto a causa del hallazgo del distrito minero del Río de oro por los pamploneses, correspondiéndole al territorio de hoy Floridablanca, quedando del lado de los pamploneses ya que el límite se estableció en la margen derecha del Río de Oro.

En 1596 el hijo de Ortun Velasco, Juan Velasco, construyó con su familia una casa y una iglesia a orillas del Río Frío, llamada La Hacienda Bucarica. La Hacienda Bucarica se convirtió en un centro de consumo y mercado para las ciudades de Vélez y Pamplona. La encomienda de Bucarica de Juan Velasco tenía 204 almas indígenas guanes, de ellos 59 hombres en la edad de trabajar (28 eran lavadores de oro y los otros 31 agricultores y ganaderos), el resto eran mujeres, niños y ancianos. Es quizá el primer asentamiento poblacional de lo que hoy es Floridablanca. Para entonces los guanes ya eran un pueblo diezmado, esclavizado y sin identidad(La encomienda era el repartimiento de los indios entre los conquistadores españoles y estos debían trabajar sus diseños).

La independencia

El 16 de marzo de 1780 en la Plaza del Socorro (Santander), una voz femenina y valiente se levantó entre los que allí estaban mercando y arrancando los memoriales que ordenaban nuevos aumentos de los tributos, incitó al pueblo a revelarse contra ese atropello del gobierno virreinal (Doña Manuela Beltrán). Este fue el detonante para que el 30 de mayo de 1781 José Antonio Galán diera el grito de la rebelión comunera que finalizó con el engaño en las capitulaciones ante el Arzobispo Antonio Caballero.
De España llega el sabio José Celestino Mutis, con una misión, levantar un inventario de la flor de la Nueva Granada, se le denominó “ La expedición Botánica”, su gran mecenas fue Don José Moñino y Redondo, conde de Floridablanca y para entonces ministro del Rey Carlos III.

Mutis escogió a lo más granado de la juventud: al sabio Caldas, a Eloy Valenzuela, a Sinforoso Mutis, a Pedro Fermín Vargas, entre otros; quienes aprovechando la importante biblioteca del sabio, nutrieron sus anhelos libertarios con documentos como la declaración de los derechos del hombre ( 1789) (era la época del enciclopedismo de D'Alembert Y Diderot en Europa).

Antonio Nariño, se atreve a traducir los derechos del hombre ( 1793) (del francés al español) hecho que le significa la cárcel, y su posterior escape a tierras europeas, donde aprovecha para entrar en solicitud de apoyo a la causa de la libertad de la Nueva Granada a los gobiernos de Francia e Inglaterra. Regresa a Santa Fe en 1797.

En Venezuela, Miranda desembarca en 1806 y proclama la libertad de ese país.

Proyecto de erección de Parroquia

Esos eran los acontecimientos que sucedían en la Nueva Granada y que se conocían semanas y meses después porque no había comunicaciones rápidas, solo se hacía por medio de mensajeros a caballo o en barco por el río Magdalena.

El valle denominado “La Mano del Negro (o la palmita), el sitio Bucarica, Zapamanga y los Cauchos, estaban pobladas por propietarios terratenientes, colonos y arrendatarios, ellos pertenecían a las feligresías de Girón, Piedecuesta y Bucaramanga. En posibles conversaciones buscando la conveniencia de establecer una nueva parroquia (forma de crear legalmente un pueblo tradicionalmente en Colombia), muy seguramente se reunieron varias veces exponiendo sus argumentos, que fueron apoyados por el cura Eloy Valenzuela, párroco de Bucaramanga (antiguo miembro y secretario de la expedición botánica) y que junto a los curas-abogados Juan Agustín de la Parra como párroco de Matanza, del Doctor Juan Agustín de los Reyes como párroco de Cácota de Sorata y del Doctor Pedro de Uribe Martilla de los Ríos, cura párroco de Piedecuesta, veían también en este proyecto la creación de un punto de convergencia para el comercio de harinas del valle del río Suratá, de tabaco y aguardiente de Piedecuesta. “No solo una nueva parroquia si no para cabecera y cabildo de toda provincia”.

El 24 de julio de 1809 diez residentes de este sitio, otorgaron ante un escribano el poder requerido para que Nicolás Llanos Procurador de Causas de la Real Audiencia los representase ante el arzobispado en las diligencias necesarias para obtener la erección de una parroquia nueva en el sitio de la mano del negro. El argumento del apoderado Nicolás Llanos, fue exponer “…La congregación del campesinado en asentamientos urbanos era una medida de gran utilidad para los fines del estado y la iglesia”. Este era el programa formulado en España por el conde de Floridablanca, el ministro de Campomanes y Don Gaspar Melchor de Jovellanos. Pero este proyecto tenía un gran opositor, era el cura párroco de Girón Pedro Salgar, porque según sus cálculos perdería $800 pesos anuales de los $5000= que recibía su parroquia.

El cura Pedro Salgar el 2 de noviembre de 1810, denunció el proyecto el revolución de Antonio Nariño, de Sinforoso Mutis Consuegra (sobrino del sabio Mutis), del canónigo Andrés Rosillo y otros ante el virrey, y los relacionó con los hechos del 20 de julio en Santa Fe, además denunció la conspiración en Bucaramanga, Girón, Piedecuesta promovida por los Mutis y los Consuegra (interesados por la creación de la nueva parroquia en el sitio de la mano del negro, hecho que le ocasionó a Facundo Mutis ser encarcelado).

El 8 de octubre de 1810 el Promotor Fiscal del Arzobispado terminó de examinar el largo expediente formado durante el pleito entre las partes y conceptuó que “era oportuna y necesaria la erección parroquial en el sitio de la mano del negro, según los linderos determinados por el Comisionado José de los Reyes, pero el proceso fue suspendido por los hechos del 20 de julio de 1810 que tendían a complicarse."

Es importante tener en cuenta que el cura Eloy Valenzuela párroco de Bucaramanga y gran promotor de la nueva parroquia propuso el nombre de “Floridablanca” como homenaje a uno de los más ilustres reformadores de la corte del rey Carlos III, el ilustrado don José Moñino y Redondo conde de Floridablanca y además miembro de la Real Expedición Botánica del Nuevo Reino de Granada y quien había fallecido en 1809. Este sería el post-homenaje de los ilustrados neogranadinos a don José Moñino.

Solo hasta el 14 de febrero de 1817, un poco más de seis años después, fue que el apoderado Nicolás Llanos pudo reabrir el expediente y solicitar la expedición de la sentencia en la nueva circunstancia “feliz restablecimiento del orden”.

Muchos de los que inicialmente habían iniciado el proceso apoyando la causa de la creación de la nueva parroquia, desistieron, otros dos había muerto don Facundo Mutis estaba preso en Portacabello. Pero esto no amilanó a Nicolás Llanos que apoderado por el Promotor Fiscal del Arzobispo lograron que el doctor Javier Guerra de Mier profirió el 7 de noviembre de 1817 el auto que erigía en parroquia el sitio de la mano del negro con el título de “Floridablanca de San Juan Nepomuceno”.

Este hecho hizo que 51 vecinos (propietarios y arrendatarios), firmaran el poder de compromiso con la nueva parroquia y sus gastos, el 6 de mayo de 1818 el virrey Samano confirmó la erección de la parroquia “Floridablanca de San Juan Nepomuceno”, pero la lucha por la libertad seguía con mayor intensidad lo que provocó que no se designara párroco.

En 1822 el vicepresidente Francisco de Paula Santander dio su aprobación para que el cura José Elías Puyana fuese el primer párroco de “Floridablanca de San Juan Nepomuceno”.

“Floridablanca nace como producto de la resistencia de unos patriotas anónimos, silenciosos que tramaron la libertad de nuestra patria”(JOB).

Tal como lo muestra la historiografía regional, en esta provincia sólo se fundó con éxito la ciudad de Girón en tanto que todos los demás poblamientos empezaron como pueblos de indios o como parroquias de feligreses.

Período Republicano

Concluida la guerra de la independencia el nuevo gobierno republicano comenzó a ordenar el territorio de Nueva Granada. Ocurrieron hechos que de alguna manera involucraban a Floridablanca.

En 1822 fue nombrado como primer párroco el cura José Elías Puyana, quien ejerció como tal desde el 16 de septiembre de 1837. Realizó obras como: -La construcción de la capilla de Santa Bárbara (ubicada al costado occidental del parque Santander (principal de Floridablanca) 1823). -La iglesia de San Juan Nepomuceno (templo parroquial principal de Floridablanca ubicado al costado oriental del parque Santander) 1823 a 1832 (fue reconstruido entre 1898 a 1946). -La capilla del cementerio construida entre 1823 a 1830.

El padre José Elías Puyana, actuó como Senador por la Provincia de Pamplona el 1 de marzo de 1835 ante el congreso. En el congreso del 1 de marzo de 1836 también obró como senador el padre José Elías Puyana (párroco de Floridablanca de San Juan Nepomuceno).

En 1837, volvió actuar como senador en el congreso el padre José Elías Puyana; (el padre Puyana fue elegido Obispo Auxiliar de Pasto, el 17 de abril de 1848, consagrado el 7 de abril de 1850). Por esta época el padre Eloy Valenzuela, habría sido asesinado el 1 de noviembre de 1834; (Promotor y quien propuso el nombre de Floridablanca).

En 1843 ya funcionaba el Colegio de varones.

En 1843, los cosecheros de Girón, que costeaban de su peculio el colegio de Floridablanca lo pusieron a disposición del gobierno nacional para su organización y para que lo confiase a los jesuitas. En 1846 el colegio de Floridablanca fue reorganizado por el ejecutivo en el mes de julio. En 1851 el congreso negó el proyecto de trasladar de Piedecuesta a Floridablanca, la capital del Cantón de Soto. En 1850 ( 22 de julio), el gobierno Puyana se declaró en contra de la revolución del sur del país. En 1851 pobladores de Floridablanca se unieron a la revolución de la provincia de Pamplona ocurrida el 1 de agosto. El 9 de febrero de 1852 fue instalado el Colegio Provincial en Floridablanca en el Colegio que fuera privado y sostenido por los cosecheros de Girón, dando así el primer paso de la Provincia de Soto en la carrera de la institución superior (años más tarde funcionaria allí el seminario de Pamplona a causa de una epidemia en esa población).

En 1853 fue sancionada la constitución, donde cada Provincia tendría amplia potestad de darse su Constitución Provincial; la cual para la Provincia de Soto debía darse en la capital Floridablanca el 20 de octubre de 1853, pero hubo desacuerdo y luego se trasladó a Piedecuesta y por último se ratificó como capital de la Provincia de Soto a Floridablanca, esto se dio el día 3 de enero de 1954. En 1854 hubo golpe de Estado al entonces presidente José María Obando, por el general José María Melo, lo que generó la luchas entre las Provincias.

El entonces gobernador de la provincia de Soto doctor Alpio Mantilla pidió desde Floridablanca auxilio al gobernador del Socorro. En el congreso de 1855, el 6 de marzo, el general Mosquera presentó un proyecto sobre la creación del estado de Santander.

El 13 de mayo de 1857 fue creado el Estado de Santander mediante Ley, conformada por las provincias de Pamplona, Ocaña y Socorro que en adelante seria un estado federal. El 16 de octubre de 1857 en la constituyente del Estado de Santander se nombró al doctor Manuel Murillo Toro como Presidente. Murillo Toro ( tolimense), se encargo del mando del Estado el 26 de octubre de 1957, el 11 de noviembre del mismo año fue elegido en propiedad el Dr. Murillo Toro La constitución del Estado de Santander es un ejemplo de consonancia entre las ideas liberales y los principios de gobierno propios de los pueblos y consagro “Son Santandereanos todas las gentes que se encuentren en su territorio, sin distinción de su nacimiento y ciudadanos del Estado todos los santandereanos mayores de 21 años”.

El 24 de noviembre de 1857 se nombró como capital del Estado de Santander a Bucaramanga. El 23 de diciembre de 1857 se promulgó una Ley del Estado de Santander formando 15 circuitos como división territorial.

El circuito de Girón formado por Girón y Floridablanca, escogió a Girón como capital. El 8 de enero de 1858 se constituyó como municipio de Floridablanca (y se dio propia constitución). El 21 de enero 1958, el presidente de Santander Manuel Murillo Toro oficiaba a los alcaldes y entre otras cosas decía: “La constitución del Estado de Santander, reconociendo la soberanía absoluta e inmanente del individuo para trabajar, aprender, enseñar, viajar, escribir, ha removido los obstáculos que pudieran presentarse a su instrucción y bienestar, dejando al esfuerzo individual y espontáneo el progreso moral y material de la sociedad”.

El 4 de abril de 1859 la Bula Papal eligió la diócesis de Pasto y eligió a José Elías Puyana como su primer obispo, hecho que fue llevado a cabo el 16 de marzo de 1860. En 1884 el domingo 17 de agosto en Floridablanca Ceferino Navas jefe de reconocido valor, se declaró en abierta rebelión contra el gobierno de Estado, reconoció al alcalde de Floridablanca, iniciándose en la llamada revolución del 84 contra el presidente Wilches.[4] En 1887 Don Christian Peter Clausen inició labores de su cervecería Clausen en la Esperanza – Floridablanca. En 1890 se inició el carreteable Bucaramanga Floridablanca.

En 1893 se estableció el servicio telefónico Bucaramanga Floridablanca, se donaron los terrenos para el hospital y se creó la oficina de la beneficencia. En 1899 estalló la guerra de los mil días y Floridablanca: -El general liberal Uriel Uribe fue derrotado en Piedecuesta el 29 de octubre, se movió con sus dos mil quinientos hombres a Floridablanca a recomponer sus filas; luego marchó contra Bucaramanga el 11 de noviembre, allí el general socorrano Juan Francisco Gómez Pinzón, quien para demostrar su valor herido en una pierna murió desangrado, fue llevado a la Pedregosa y enterrado sigilosamente la noche del 13 de noviembre en Floridablanca. -El hospital de Floridablanca se convirtió de caridad y se organizó el banco de sangre del ejército. - Se organizó la columna Floridablanca, a la que ingresaron muchos hijos de este municipio, y se adscribieron al batallón Peña Solano.

Terminada la guerra; en 1904 se crearon escuelas públicas para niños y niñas, con educación gratuita y maestros pagados por la gobernación. En 1905 el señor Mc Cormick recibió; apoyo de la gobernación por el invento telar mecánico. En 1910 los señores Penagos construyen la planta eléctrica, en la rivera Riofrío. En 1917 Floridablanca recibió el premio departamental al municipio con mayor número de asistentes a las escuelas en relación con su población. En 1920, se dio al servicio la carretera Floridablanca Piedecuesta. En 1923 se dio al servicio postal aéreo y de pasajeros entre Bucaramanga Barrancabermeja. En 1927 se inicia la construcción del acueducto Municipal. En 1930 se ejecutaron obras como: El matadero municipal, La casa municipal y el hospital. En 1932 el Concejo municipal ratificó el título de Floridablanca al municipio y no de Florida. En 1935 entró a funcionar en forma moderna la empresa de licores. En 1936 el Concejo Municipal ordenó que el mercado ocupara la casa “El Colegio”, donde hoy funciona. En 1945 el municipio donó a la empresa licorera la construcción del alcantarillado municipal. En 1952/ 1953 Se creó la destilería y se montó la Planta de lavado y envase. En 1954 se inauguró el colegio Colegio Técnico Industrial José Elías Puyana. En 1957 el 8 de diciembre se consagró como sacerdote el padre Carlos Gutiérrez Gómez. En 1973 se fundó el colegio Vicente Azuero y se instaló alumbrado de mercurio al parque principal. En 1974 fue creada la biblioteca “Ciudad Valencia”. En 1975 se nombró por primera vez una mujer como alcaldesa del municipio, Carmen Cecilia Pérez En 1977 fue creada la bandera del municipio por decreto de la alcaldesa Carmen Cecilia Pérez; y también por decreto de la misma alcaldesa se adopta el escudo. En 1979 fue creada la biblioteca José Antonio Galán de Zapamanga III (cocaza). Entre 1987 y 1988 el entonces alcalde Álvaro García Parra, ordeno la construcción del nuevo Palacio Municipal de Floridablanca. En 1988 se eligió el primer alcalde por voto popular, al doctor Hernando Lamus Quintero. En 1992 se inaugura la Casa de la Cultura Piedra del Sol. En 1994 se adopta el himno de Floridablanca por decreto del alcalde Pedro Julio Solano. También en 1994, se inaugura la escuela de música “Luís Francisco Adarme” y el museo arqueológico regional Guane (con más de 800 objetos Guanes). La biblioteca pública es trasladada a la Casa de la Cultura Piedra del Sol En 1996 fue dado a conocer el pez, más conocido como volador Lebiasina floridablanquensis, único en el mundo con sus características, por el profesor y científico floridablanqueño Carlos Arturo Ardila Rodríguez; este pececillo vive en aguas de quebradas como Aranzoque y otras.

En 1996 se adopta el caracoli como árbol simbólico de Floridablanca por decreto del alcalde Ulises Balcazar Navarro. En 1997 mediante decreto No. 0189/97 de la alcaldía, se reconoció el Consejo Municipal de Cultura de Floridablanca, (creado por la ley 388/97). En 1997 se gradúo la primera promoción de Bachilleres del Colegio Eco biológico de Floridablanca. En 2000 la fábrica de obleas de Floridablanca gana premios internacionales. Entre ellos el Galardón Oro Plata a la Calidad México 2000, el concejo Municipal de Floridablanca, se aprueba. En 2001 El acuerdo No. 036/01 “por medio del cual se adopta el Plan de Ordenamiento Territorial Municipal de Floridablanca”. En 2001 Nace el periódico El Floridablanqueño, un órgano informativo y Cultural de la región. En 2002 se inicia la construcción del barrio González Chaparro, para desplazados. En 2002 se inicia la construcción de la Casa de Justicia (Barrio Carmen) de Floridablanca. En 2002 El Concejo Municipal de Floridablanca aprueba el acuerdo No. 003 de abril 30/02 “por medio del cual se reafirma el nombre del municipio”. De Floridablanca, al igual que sucediera en 1932. (Es Floridablanca y no Florida). En 2005 se crea el centro de historia de Floridablanca.

Other Languages