Florentino López Cuevillas

Florentino López Cuevillas
Florentino López Cuevillas.jpg
Florentino López Alonso-Cuevillas
Información personal
Nacimiento 14 de noviembre de 1886
Flag of Spain.svg  España, Orense
Fallecimiento 30 de julio de 1958 (71 años)
Flag of Spain.svg  España, Orense
Nacionalidad Española
Familia
Cónyuge Milagros Rodríguez
Educación
Alma máter
Información profesional
Ocupación Escritor y prehistoriador
Años activo Siglo XX
Género Narrativa
[ editar datos en Wikidata]

Florentino López Alonso-Cuevillas ( Orense, 14 de noviembre de 1886 - ibídem, 30 de julio de 1958) fue un antropólogo y prehistoriador español, aunque a lo largo de su vida también se acercó al campo literario para dedicarse, esencialmente, al ensayo y la narrativa. Como otros intelectuales gallegos de su época, fue miembro de la Xeración Nós, del Seminario de Estudos Galegos y de las Irmandades da Fala, compaginando la actividad desempeñada en estas instituciones con una discreta participación política en pro del galleguismo. No obstante, su labor socio-política se vio profundamente trastocada tras la victoria del bando nacional en el contexto de la Guerra Civil, aunque en la década de los cuarenta retomó su compromiso con la divulgación de la cultura gallega a través de la Real Academia Galega, de la que fue miembro numerario, y del Instituto de Estudios Gallegos Padre Sarmiento.

Como hicieron el resto de compañeros de su generación, contribuyó a la maduración de la prosa gallega, pero realmente por lo que destacó fue por su intensa labor dentro del ámbito científico. Catapultado por la obra del alemán Hugo Obermaier (Impresiones de un viaje prehistórico por Galicia), Cuevillas acometió la compleja tarea de desenvolver el campo de la arqueología en Galicia con el objetivo de reconstruir y estudiar una parte del tiempo que hasta aquel momento había sido olvidada. Sus investigaciones de campo, las más de las veces dirigidas al estudio del megalitismo y de la cultura celta-castrexa, así como la sistematización de la prehistoria gallega que realizó, lo acabaron por coronar como la figura más importante que dio Galicia en lo referente a investigación prehistórica. Indirectamente, con su trabajo científico colaboró con la normalización de la lengua gallega.

Datos biográficos

Florentino López Alonso-Cuevillas nació el 14 de noviembre de 1886 en Orense, concretamente en la casa número 77 de la calle del Progreso. Fue el único hijo que tuvieron don Florentino López Barbán, un Delegado de Hacienda que ejerció su profesión tanto en Orense y Lugo, y doña Vicenta Alonso-Cuevillas Álvarez, hija de un reconocido brigadero que desempeñó importantes cargos militares en la ciudad orensana y perteneciente a la prestigiosa familia Seara.

El hecho de que el padre de Cuevillas falleciera en Lugo antes de que el pequeño naciese, propició que la madre se trasladase rápidamente junto a su familia (contaba con numerosos hermanos) residente en Orense. A partir de este momento Florentino Cuevillas fue criado y educado en el seno de la familia materna, recibiendo una enseñanza que muy pocas personas se podían permitir por aquel entonces. Cuando todavía era un párvulo acudió a una escuela femenina en la que se aceptaban a niños de corta edad, para más tarde acudir al Colegio León XIII. Es a partir de este momento cuando comienza a manifestar interés por la música, llegando a aprender a tocar el violín durante la adolescencia. Entre los años 1896 y 1901 estudió en el Instituto de Orense donde recibió clases de profesores de gran renombre, como el catedrático de Retórica y Poética Marcelo Macías. Tras cinco años de estudio finalizó el bachillerato (todavía regido por la Ley Moyano), para posteriormente acudir a la Universidad de Santiago de Compostela para cursar la carrera de Farmacia, aunque nunca llegó a ejercer la profesión. Durante el transcurso de su etapa universitaria, mostró un gran interés por la literatura y al mismo tiempo acudió a las veladas literarias del Ateneo León XIII y a las conferencias realizadas por los alumnos de las facultades de Derecho y Medicina. Se licenció en junio de 1906, y cinco años más tarde se trasladaría a Madrid para recibir clases de Filosofía y Letras. En la capital de España entró en contacto con Otero Pedrayo, Primitivo Rodríguez Sanjurjo y Urbano Feijoo de Sotomayor, acudió a las reuniones en el Ateneo, a representaciones teatrales y a la ópera, frecuentando las tertulias madrileñas de más fama del momento. En esa misma ciudad trabajó como funcionario de gobernación volviendo breves temporadas a Galicia, pero el hecho de que se sintiese perdido en Madrid favoreció su regreso a Orense. Una vez en su ciudad natal arrincona la carrera de Farmacia para trabajar como funcionario de Hacienda. Posteriormente se casó con Milagros Rodríguez con la que tuvo tres hijas.

Los primeros escritos creados por Cuevillas fueron artículos políticos y de crítica literaria que se publicaron en el periódico El Miño, donde también participaba de forma activa Risco, aunque también colaboraría con otras ediciones como La Zarpa, Pueblo Gallego, Diario de Orense, El Heraldo, Misión, Faro de Vigo, La Noche y La Región.[1] En 1917, los integrantes de la iglesia teosófica llamada Roso de Luna (Rodríguez Sanjurjo, Vicente Risco y Cuevillas) decidieron fundar la revista La Centuria. Cuevillas fue colaborador de este nuevo proyecto periodístico, manifestándo cada vez más en sus conferencias y trabajos una orientación sociopolítica. En ese mismo año y por influencia Antón Losada Diéguez, Cuevillas se implicó en el campo del galleguismo. Además, ingresó en las Irmandades da Fala, intervino en la fundación de la revista Nós y del Partido Nazonalista Republicano de Ourense (a partir de ese momento comienza su fiel militancia en el Partido Galeguista) y fue designado consejero de la Irmandade Nazonalista Galega. En el año 1922 publicó sus primeros trabajos de arqueología en Nós, siendo el artículo Dos nosos tempos (nº 1 de la revista Nós) el que forme junto a otros de Otero Pedrayo y Vicente Risco el manifiesto generacional del cenáculo orensano.

Finalizada la Guerra Civil española, y al igual que un gran número de galleguistas, fue forzado a abandonar su actividad política y a purgar su expediente de responsabilidades políticas. A partir de 1939 continuó sus estudios arqueológicos, pero tiempo más tarde y a consecuencia de un agudización de su reumatismo articular tuvo que dejar de lado el trabajo de campo para pasar a dedicarse a la sistematización de la prehistoria gallega. El 27 de julio de 1941, Cuevillas se convirtió en académico numerario de la Real Academia Gallega a propuesta de Ramón Otero Pedrayo, Ángel del Castillo López y Alejandro Barreiro Noya.[2]

El 30 de julio de 1958, falleció en su casa situada en la calle de Santo Domingo (Orense) como consecuencia del agravamiento de la dolencia reumática que lo aquejaba. Fue enterrado en el Cementerio de San Francisco de Orense, y en el momento de la inhumación del cadáver fue entonado el Requiem a Cuevillas por parte de su autor, Fermín Bouza Brey. La sexta edición del Día de las Letras Gallegas, celebrada en el año 1968, fue dedicada a Cuevillas.[2]

Requiem a Galicia (fragmento)

Que os anxos que che agardan
na citania divina,
cas máis puras diademas che coroen,
cos máis enxebres torques che reciban,
e a man do Eterno mesmo
loura espada che cinga,
¡ouh príncipe antre “os bos e xenerosos”,
Florentino Cuevillas,
régulo dos combates
máis rexos e máis nobres por Galiza!

Fermín Bouza Brey
Other Languages