Flor de cactus

Flor de cactus es una película estadounidense de 1969, comedia dirigida por Gene Saks y protagonizada por Walter Matthau, Ingrid Bergman, y Goldie Hawn. El guion es una adaptación de una obra de teatro de Broadway, escrita por Abe Burrows, que se basó en la obra francesa Fleur de cactus de Pierre Barillet y Jean-Pierre Grédy. La película fue la séptima película más taquillera de 1970.

Argumento

La película comienza con Toni Simmons, de 21 años de edad, tratando de cruzar la carretera para enviar una carta. Posteriormente, regresa a su apartamento e intenta ahogarse usando una estufa de segunda mano. Afortunadamente, su vecino, Igor Sullivan, huele el gas y la rescata de la muerte inminente, usando la respiración de boca a boca, que evoluciona a un beso francés después de que Toni recupera el conocimiento.

La trama de la película se mueve a causa del intento de suicidio. El amante de Toni, Dr Julian Winston, un dentista soltero y mujeriego, había dicho a Toni que tenía esposa y tres hijos, para romper la relación y evitar el compromiso. Sin embargo, al enterarse del intento de suicidio, decide replantearse su condición de soltero y casarse con Toni, pero necesita una mujer de la que divorciarse para no descubrir su mentira.

A fin de resolver su problema, el Dr. Watson decide pedir a la señorita Stephanie Dickinson, su enfermera sueca solterona desde hace diez años, que se haga pasar por su mujer. Aunque al principio se niega, finalmente acepta el papel, ya que está enamorada secretamente de su jefe. Cuando Toni conoce a la señorita Dickinson se da cuenta de que también ama a Julian y se le ocurre que Julian ayude a la señorita Dickinson a encontrar a otro hombre, para que todo el mundo sea feliz. Para resolver la situación, Julian involucra a otros personajes, incluyendo a su amigo Harvey, el señor Arturo Sánchez, e Igor. En última instancia, Toni se entera de la mentira y deja Julian por Igor, mientras que Julian se enamora de la señorita Dickinson.

El título de la película es sobre un cactus que la señorita Dickinson mantiene sobre su escritorio en la consulta del dentista. Como la propia señorita Dickinson, el cactus es frío e inhóspito. Sin embargo, al final, tanto el cactus y Stepahnie florecen.

Other Languages