Finis Mundi

Finis Mundi
de  Laura Gallego García Ver y modificar los datos en Wikidata
Género Aventuras
Idioma Español
Ilustrador SM
Artista de la cubierta Pablo Torrecilla
Editorial SM
País España Ver y modificar los datos en Wikidata
Fecha de publicación 1999
Páginas 253
Premios Premio Barco de Vapor de 1998
Laura Gallego García
Finis Mundi El valle de los lobos
[ editar datos en Wikidata]

Finis Mundi, es el primer libro de Laura Gallego, fue publicado por Editorial SM en 1999.

Recibió el premio Barco de Vapor de 1998 y fue finalista del Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil. Ha sido traducido a varios idiomas.[1]

Reseña

En latín finis mundi significa el "fin del mundo", frase sugerida por la madre de la autora, Marisa García, profesora de Historia y geografía en el IES l'Arabí de Alfaz del Pi. Por su parte, cada uno de los tres capítulos que componen la obra comienza con una expresión apocalíptica, como Mundus senescit ("el mundo envejece"), Ruinis crescentibus ("aumenta la desolación, la ruina") o Mundi termino appropinquante ("se acerca el fin del mundo").[2]

La historia se compone de tres partes más un epílogo:

-Libro 1: El Eje del Presente Año 997. Comienza presentando a un joven monje francés de 14 años llamado Michel, que ha sobrevivido a la destrucción de su convento. En su pueblo conoce a Mattius, quien acompañado de su perro Sirius, va de ciudad en ciudad ejerciendo su oficio de juglar. Michel le habla de que el fin del mundo llegará en el año mil, y que para evitarlo debe invocar al Espíritu del Tiempo con la ayuda de los tres Ejes. Ahora debe encontrar el Eje del Presente, que se esconde en la Ciudad Dorada. Así, Michel y Mattius parten en busca de esa misteriosa ciudad, parando en pueblos para entretener a los aldeanos. En uno de esos pueblos, asisten a un asedio por los soldados cristianos, y consiguen un caballo robándoselo a un guardia. Indagando, consiguen averiguar que esa Ciudad Dorada podría ser la lejana Aquisgrán, en Germania. Tras llegar a la ciudad, se hacen amigos de un caballero llamado Jacques de Belin, que les ayuda a encontrar la tumba de Carlomagno, donde se supone que está el Eje del Presente. También les informa de la existencia de la Cofradía de los Tres Ojos, predicadores del Anticristo. Tras una larga búsqueda en el palacio del emperador Otón III, encuentran la tumba de Carlomagno, y descubren que el Eje del Presente mantenía su cuerpo joven. Así parten, despidiéndose de Jacques de Belin para comunicarle a su emperador el descubrimiento de la legendaria Tumba de Carlomagno, se reencuentran en el epílogo.

-Libro 2: El Eje del Futuro Año 998. Ahora, deben dirigirse a Santiago de Compostela, en la Península Ibérica, donde está enterrado el Apóstol. Durante el viaje, llegan a una posada donde conocen a Lucía, una camarera cuya ambición es ser juglaresa. Ella les comunica que el bosque es peligroso, debido a las meigas, brujas que pueblan la península. Ignorando las advertencias, parten por un camino esa noche, pero son sorprendidos por un grupo de meigas lideradas por Fiona, que están aliadas con la Cofradía de los Tres Ojos y con su maestro, el español García Núñez. Pero las demás meigas los liberan, y Lucía (que es nieta de la meiga mayor), decide acompañarlos. Durante el camino son atacados por moros, que sin embargo los dejan marchar al ver a través del Eje del Presente. Al final llegan a Santiago de Compostela, donde Miquel descubre que el sitio que buscaban es Cabo de Finisterre, el punto más lejano del mundo conocido. Antes de partir, descansan en una posada donde se reúnen todos los juglares de la Tierra, y donde se les unen dos juglares llamados Cercamón y Orazio el Genovés. Llegando a una ermita en ese lugar, encuentran el Eje del Futuro en una imagen de la Virgen María, pero son atacados por la Cofradía de los Tres Ojos, que hieren a todos los miembros del grupo menos a Lucía y Michel, que no estaban presentes, y matan a Cercamón. Pero inexplicablemente les dejan vivir, y entonces Orazio regresa a la posada mientras los demás continúan su camino.

-Libro 3: El Eje del Pasado Año 999. El último eje se encuentra en "El Círculo de Piedra", que Lucía afirma haber visto en sueños en Bretaña. Tras tomar un barco a Normandía desde La Coruña, Bretaña. En el barco también viaja Alinor de Bayeaux, una dama normanda que va en misión diplomática a Winchester. Durante el viaje, Alinor y Lucía se hacen amigas hasta el punto de que Lucía sustituye a la criada de Alinor que ha fallecido en el viaje. Tras llegar, Mattius descubre que ninguno de ellos habla inglés, aunque pronto descubre que Michel puede comunicarse con los monjes mediante el latín. En la isla, ocurren varios acontecimientos: el barco en el que venían sufre un incendio, Michel se interna en el monasterio de Winchester para espiar de cerca al obispo. Hasta que las autoridades detienen a Mattius acusándole de provocar el incendio. Pero por suerte Michel y Lucía van a rescatarlo, hasta el punto en el que Lucía debe huir para buscar ella el último Eje. Ya en el bosque, conoce a Guthlac, el último druida, que le guía hasta el Stonehenge, el Círculo de Piedra que estaban buscando. Allí encuentra el último Eje, pero Alinor le había seguido, revelando que está aliada con la Cofradía. Sin embargo, ella quiere los ejes para sus propios fines: quiere convertirse en la soberana del universo, en venganza de su dura infancia marginada. Ella mandó que García quemara el barco.Por suerte, García llega y mata a Alinor, acusándola de traidora, y se dispone a matar a Lucía cuando llega Mattius y mata a García. Entonces, Michel invoca junto a sus amigos al Espíritu del Tiempo, que les muestra a cada uno el Pasado, el Presente y el Futuro, mostrándole a Michel que no vale la pena darle a la humanidad, que se pelea entre ella viviendo en el caos, 1000 años más. Pero Michel piensa positivamente, viendo la felicidad de los niños, las manifestaciones de paz y el hijo de Mattius y Lucía, y decide sacrificarse para que la humanidad tenga otra oportunidad. Después, Mattius y Lucía comprueban la muerte de Michel y deciden irse para vivir su vida.

-Epílogo Para finalizar la historia, Michel es enterrado en la abadía del Mont Saint. Michel junto al Eje del Presente, para que siempre se mantuviera joven. Además, Mattius escribió un poema épico, le chanson de Michel, que se acogió de diferentes formas y se incendió en una biblioteca.

Other Languages
galego: Finis Mundi