Festividades judías

Festividades judías se refiere a la conmemoración de uno o más días observados por el pueblo judío, tanto para fiestas religiosas como laicas, para el recuerdo de un acontecimiento importante en la historia judía. En hebreo, las festividades judías, en función de su naturaleza, pueden ser llamadas yom tov ("buen día"; yidish: yontif) o jag ("fiesta"), así como ta'anit ("ayuno").

Los orígenes de las diversas festividades judías en general se pueden encontrar en las bíblicas mitzvot (mandamientos), en los mandatos rabínicos y en la historia del moderno Estado de Israel.

Altas fiestas

Los Yamim Noraim ("Días terribles") son las altas fiestas:

  • Rosh Hashaná marca el comienzo del nuevo año judío. Es el día en que el Señor juzga a cada persona según sus hechos, individualmente y sin necesidad de intermediarios, para revisar su conducta e inducir al arrepentimiento y a la corrección. El término "Rosh Hashaná" (comienzo del año) es rabínico, al igual que los principales temas de la conmemoración: el arrepentimiento, la preparación para el día del Juicio Divino y la oración por un año fructífero. El festival, de dos días de duración, cae los días 1 y 2 del mes de Tishrei, en el calendario judío. Entre las principales costumbres de Rosh Hashaná está la mitzvá del toque del shofár (cuerno de carnero), durante una larga oración que se centra en los temas del festival, así como las cenas en los hogares para recibir el nuevo año.
La fuente en la Torá para Rosh Hashaná es: "En el séptimo mes, el primero de mes, tendréis santa convocación: ninguna obra de siervos haréis. Os será día de tocar las trompetas" (Números 29:1). Y también está escrito: "Habla a los hijos de Israel y diles: el primer día del séptimo mes tendréis día de descanso, una conmemoración al son de trompetas y una santa convocación" (Levítico 23:24).
Other Languages