Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar

Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar
Obertura de la noche de cierre del LI Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar (2010).
Obertura de la noche de cierre del LI Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar (2010).
Duración 1960-presente
Localización Viña del Mar,
Chile Bandera de Chile
N.º de ediciones LVII (57)
Fecha Febrero
Géneros musicales Música popular
Música folclórica
Música académica

El Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar es un certamen musical anualmente organizado en Viña del Mar ( Región de Valparaíso, Chile) desde su inicio, ocurrido el 21 de febrero de 1960.[4]

Realizado en el anfiteatro de la Quinta Vergara,[5]

Aunque las competiciones de música popular y folclórica fueron el origen del certamen, desde hace años han sido relegadas a un segundo plano en cuanto a importancia mediática por los artistas invitados, quienes se han convertido en el real plato fuerte del Festival.[7]

Desde la LII edición hasta la LVII versión, la organización, la producción y la transmisión del evento estarán en manos de la estación televisiva Chilevisión.[9]

Historia

Antecedente y primeros años

Gradas del anfiteatro de la Quinta Vergara tras su remodelación en 2002.

El origen del Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar fue modesto. Gracias a la iniciativa de Gustavo Lorca, alcalde viñamarino, y de Carlos Ansaldo, director del Departamento de Turismo y Relaciones Públicas de la Municipalidad de Viña del Mar, un grupo de músicos fue citado para amenizar una feria realizada por los alumnos de la Escuela de Bellas Artes en los jardines de la Quinta Vergara en 1959.

El éxito de dicho evento permitió que entre el 21 y el 28 de febrero de 1960[1] se organizara una competición única —en la cual los participantes debieron presentar una canción original cuyo motivo fuera la ciudad de Viña del Mar—, amenizada por algunos artistas invitados. En febrero de 1961, se incorporó un certamen folclórico.

En 1963,[10] los derechos de transmisión por televisión se otorgaron a UCV Televisión, para la provincia de Valparaíso, y al Canal 9 de Televisión de la Universidad de Chile, para la de Santiago.

En 1964, se construyó un modesto anfiteatro al aire libre, cuyo escenario de madera estaba coronado por una «concha acústica» que ayudaba tanto a proyectar el sonido hacia el público como a proteger a los artistas de las frías noches viñamarinas, transformándose en un ícono del Festival. El público se sentaba en sillas de madera sobre el piso de tierra y muchos espectadores se ubicaban en los cerros colindantes a la Quinta y sobre las copas de los árboles cercanos, otorgando un aire provinciano al certamen.

Con el paso del tiempo, el Festival se fue transformando en el más importante evento musical de Chile hasta el día de hoy.

Época dorada del festival y tribuna política

El italiano Alex Damiani recibe el tercer lugar de la categoría de música popular en 1986.

Durante los años 1970, el Festival comenzó a masificarse, especialmente a partir de 1972, cuando los derechos de transmisión fueron otorgados a Televisión Nacional de Chile (TVN),[11] con cobertura en gran parte del país.

Durante esos mismos años, la tensión política del momento se hizo presente fuertemente. En 1971, los representantes de la Unión Soviética fueron aplaudidos por su apoyo a la Unidad Popular, mientras que al año siguiente la sudafricana Miriam Makeba fue abucheada por alabar al presidente Salvador Allende y exclamar «¡viva la revolución chilena!».[12] A inicios de 1973, la situación se volvió caótica por el choque entre Quilapayún, representante de la Nueva Canción Chilena, y Los Huasos Quincheros en la competición folclórica, en la que también participaba una canción escrita por el ya Premio Nobel Pablo Neruda.

Tras el golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973, la realización del certamen folclórico fue suspendida en 1974;[15]

En 1978, el Festival se convirtió en el primer programa de televisión emitido en colores en Chile, lo que significó su internacionalización definitiva cuando una estación europea lo transmitió a España y otros países europeos.[11]

El XXII Festival de Viña (1981), ha sido considerado como la mejor edición del certamen debido al alto nivel de las canciones en las competiciones y a la calidad de los artistas invitados.[16]

Desde 1990 en adelante

Vista del escenario del anfiteatro de la Quinta Vergara tras su remodelación en 2002.

Pese a que desde los años 1990 el Festival comenzó a sufrir una cierta decadencia —sobre todo debido al auge de la televisión por cable y sus cadenas de música—, ha seguido concitando la atención de todo el país, aunque algunos críticos discuten, sin embargo, si debiese mantener el apelativo de Internacional.

En 2004, el presentador del evento, Antonio Vodanovic, anunció su retiro luego de haberlo conducido en 29 ocasiones.

La jornada de cierre del Festival de 2010, el último evento producido por la alianza Canal 13-TVN, correspondiente al día 27 de febrero de ese año, fue la primera en la historia del festival en ser cancelada[17] debido al terremoto que azotó al centro-sur del país con una magnitud de 8,8 grados.

Para inaugurar cada versión del Festival de Viña del Mar, se realiza tradicionalmente una fiesta de gala en la cual participan las autoridades administrativas, los artistas invitados, el jurado, los participantes de las competiciones y las figuras del espectáculo y de la televisión. Desde 2011, Chilevisión ha comenzado a transmitir la alfombra roja de la gala en vivo, asimilándose a las alfombras rojas de las entregas de premios como los Grammy o los Premios Óscar que lleva a cabo el canal E!.

Other Languages