Ferrocarril de vía estrecha

El ferrocarril de vía estrecha, ferrocarril de vía angosta o ferrocarril de trocha angosta es un tipo de transporte ferroviario cuyo ancho de vía o trocha es inferior al considerado "normal" del transporte ferroviario. Este ancho "normal", que depende de las características de cada país, es el utilizado en la red principal de ferrocarriles, siendo el de vía estrecha el que se utiliza para líneas de carácter secundario.

Descripción general

Trocha.jpg
Comparación del ancho internacional (azul) y la vía angosta más común (rojo).
Un tren en la estación Bad Bubendorf, del Waldenburgerbahn con trocha de 750 mm, entre Liestal y [1].
Típicas vías de 610 mm de un tren industrial, en el Ferrocarril de trocha angosta Leighton Buzzard.

Debido a que los ferrocarriles de ancho de vía estrecha son construidos con radios de curva pequeños y vías con estructuras más pequeñas, son sustancialmente más económicos de construir, equipar y operar que los ferrocarriles de vía de ancho internacional o estándar, particularmente en terrenos montañosos. El bajo costo de los ferrocarriles de vía estrecha hace que se construyan para servir en industrias y comunidades donde el tráfico potencial no justifica los costos de construcción de una línea de ancho más grande. Estos ferrocarriles tienen también un uso especializado en minas y otros entornos en los que las estructuras, al ser de tamaño limitado, necesitan un gálibo pequeño. Por otra parte, las ferrocarriles con ancho de vía mayor permiten tener mayores capacidades de carga y mayores velocidades que los de ancho de vía estrecha.

Históricamente, muchos ferrocarriles de vía estrecha fueron construidos como parte de empresas explotadoras o manufactureras y eran principalmente ferrocarriles industriales antes que de transporte general. Algunos de los usos más comunes de estos ferrocarriles industriales fueron en la minería, madereras, construcción, túneles, canteras y el transporte de productos agrícolas. Amplias redes de trocha angosta fueron construidas en muchos lugares del mundo para estos propósitos. Importantes ferrocarriles azucareros se mantienen en operación en Cuba, Fiyi, Java, Filipinas y en el estado de Queensland, Australia. La trocha angosta permanece de uso común en la construcción de túneles.

Otra razón importante para el uso de ferrocarriles de vía estrecha es aprovechar los costos de construcción bajos en terrenos montañosos o difíciles. Las operaciones de tala en el siglo XIX a menudo usaban ferrocarriles de vía angosta para transportar la madera desde los aserraderos al mercado. Los sistemas ferroviarios nacionales de países como Indonesia, Japón y Nueva Zelanda son principal o únicamente de trocha angosta. Los ferrocarriles de trinchera del frente occidental en la Primera Guerra Mundial demostraron brevemente esta ventaja. Ferrocarriles de trocha angosta de montaña no industriales fueron o son comunes en las Montañas Rocosas de Estados Unidos, en la Cordillera del Pacífico canadiense, en México, Suiza, la antigua Yugoslavia, Grecia, India, Guatemala, El Salvador, Honduras y Costa Rica; y el antiguo ferrocarril en Nicaragua. Otro país con un notable ferrocarril nacional de trocha angosta es Sudáfrica, donde la " trocha del Cabo" de 1067 mm ( trocha japonesa) es la más común. En la India, el sistema de trocha angosta está siendo lentamente convertido a trocha ancha, a pesar de que algunos de los más famosos ferrocarriles de la India, el Darjeeling Himalayan Railway y el Kalka-Shimla Railway son ambos de trocha angosta. Todos los ferrocarriles con trocha de 1 metro están siendo convertidos a la trocha de 1676 mm ( trocha ancha) mediante el proyecto de unificar los anchos de vía.

Uno de los anchos estrechos menos comunes es el de 900 mm, que hoy en día es utilizado solo por los tranvías de Lisboa y de Linz, aunque en el pasado también fue usado en la red de tranvías de Cracovia.

Other Languages