Ferrocarril General Roca

Ferrocarril Roca
Mar del Plata train.jpg
Locomotora CNR CKD8 llegando a Mar del Plata
Lugar
Ubicación Argentina
Descripción
Tipo Ferrocarril
Inauguración 1948 (nacionalización)
1865 (apertura)
Inicio Bandera de Ciudad de Buenos Aires Buenos Aires
Fin Bandera de Provincia del Neuquén Neuquén
Terminales Bandera de Provincia de Buenos Aires Buenos Aires
Bandera de Provincia de Río Negro  Río Negro
Bandera de Provincia del Neuquén Neuquén
Características técnicas
Ancho de vía 1,676 mm
Electrificación Constitución - Ezeiza
Constitución - A. Korn
Constitución - Claypole
Constitución - Berazategui
Propietario Bandera de Argentina Estado Nacional
Explotación
Líneas 8
Nº vagones 350
Operador Trenes Argentinos Operaciones ( Línea General Roca, urbano) y (suburbanos)
Ferrosur Roca (Cargas)
FEPSA (Cargas)
Mapa
Roca railway complete.jpg
Red completa del Ferrocarril Roca.
[ editar datos en Wikidata]

El Ferrocarril General Roca (FCGR) es uno de los que componen la red ferroviaria argentina, y debe su nombre al presidente argentino Julio Argentino Roca.

Estos ferrocarriles fueron construidos por los británicos (como casi todos los de Argentina) y el actual nombre fue formado al nacionalizarse los ferrocarriles entre 1946 y 1948, conglomerando ramales antes pertenecientes a las empresas Ferrocarril del Sud, Buenos Aires a la Ensenada, Bahía Blanca y Noroeste, Rosario a Puerto Belgrano y Ferrocarriles del Estado.

Desde ese momento fue operado en su totalidad por la pública Empresa de Ferrocarriles del Estado Argentino, que posteriormente adoptó el nombre de Ferrocarriles Argentinos.

Formado por ramales de trocha ancha y angosta, su vía principal parte de Constitución, en la ciudad de Buenos Aires y se dirige hacia el sur del país, atravesando las provincias de Buenos Aires, La Pampa, Neuquén y Río Negro. También existen líneas pertenecientes al Ferrocarril Roca en las provincias de Chubut y Santa Cruz.

Originalmente se prestaban servicios urbanos de pasajeros en los alrededores de la ciudad de Buenos Aires y hasta La Plata, interurbanos hacia y entre ciudades del interior del país, turísticos especiales hacia Mar del Plata, Miramar y San Carlos de Bariloche, y de cargas, especialmente en el área pampeana. En las líneas ubicadas en la Patagonia y aisladas de las líneas principales, existían servicios mixtos prestados con coches motores. Asimismo, entre Ingeniero Jacobacci y Esquel, en Chubut, corría el tren 1621-1622 la Trochita, con tracción a vapor y sobre trocha angosta de 75 centímetros.

El explosivo crecimiento del Gran Buenos Aires hizo que la sección suburbana del Ferrocarril Roca fuese electrificada durante la década de 1980, constituyendo esta la última obra ferroviaria de envergadura realizada en el país. [ cita requerida]En contraposición, los servicios interurbanos fueron decayendo, lo que provocó el cierre y levantamiento de muchos ramales.

Con la reorganización y concesión de servicios ferroviarios llevada a cabo por el gobierno del entonces presidente Carlos Saúl Menem a principios de los años 1990, gran parte de los servicios interurbanos fueron cancelados, quedando algunos en territorio bonaerense a cargo de Ferrobaires, empresa perteneciente al Estado de la provincia de Buenos Aires, y otros en la provincia de Río Negro en manos de SEFEPA, propiedad de la provincia de Río Negro. Los servicios urbanos pasaron a ser operados por una nueva empresa estatal, FEMESA, para ser finalmente otorgados a Metropolitano, un conglomerado de transportes que también se adjudicó los servicios urbanos de las líneas San Martín y Belgrano Sur. Por su parte, el transporte de cargas fue concesionado a las empresas Ferroexpreso Pampeano y Ferrosur Roca. El gobierno de la provincia de Chubut comenzó a operar una parte de la traza de ' 'La Trochita bajo el nombre de «Viejo Expreso Patagónico».

Historia

Origen

El Gral. Perón gobernó el país entre 1946 y 1955. Durante su gestión se produjo gran parte de las «Nacionalizaciones».
Locomotoras Baldwin, incorporadas al Ferrocarril Roca entre 1953 y 1954. Con el logo de la Empresa Nacional de Transportes (ENT).

El Ferrocarril General Roca, tiene su origen en el ex Ferrocarril del Sud. Dicha compañía había sido fundada por Edward Lumb en 1862 como la «Buenos Aires Great Southern Railway» (BAGS). Inicialmente comenzó a prestar servicios entre Plaza Constitución y Chascomús, pero luego extendería sus rieles hasta Mar del Plata, Tandíl, Bahía Blanca y Neuquén. Además, con el correr del tiempo compraría y arrendaría otros ferrocarriles.

La década de 1920 marcó el pico de prosperidad de la compañía. Sin embargo, poco después comenzaron a sentirse los efectos negativos de la devaluación progresiva del Peso Moneda Nacional y el incremento de los costos laborales. Además la compañía comenzó a sufrir una creciente competencia por parte del transporte automotor.

Para los años 1940 la compañía era ya una gran empresa, probablemente la mayor de su tipo en el hemisferio sur, con 8149 km de vías mayormente de trocha ancha (1,676 m). Eso sin contar los cientos de estaciones y locomotoras; y los miles de vagones y empleados que la componían.

Entre 1946 y 1948 todas las líneas férreas fueron estatizadas bajo la órbita de la Empresa de Ferrocarriles del Estado Argentino (EFEA, luego Ferrocarriles Argentinos)[1] y recibieron nombres de personalidades destacadas de la historia argentina: San Martín, Belgrano, Sarmiento, Urquiza, Mitre y Roca.

La nacionalización de los ferrocarriles se incluían unas 25000 propiedades inglesas que aparecían como bienes indirectos y en los cuales se encontraban puertos como el de Bahía Blanca, empresas eléctricas, empresas de tranvías, de transportes automotores, hoteles, etc.[2] Así fue como el 1º de noviembre de 1947 se hizo efectiva la incorporación de las empresas francesas a los Ferrocarriles del Estado. Poco después, el 1 de marzo de 1948, el gobierno argentino tomó formal posesión de los ferrocarriles británicos, incluido el Ferrocarril de Sud.

En 1948, realizada la nacionalización, se rediagramaron muchos trenes a Mar del Plata, sin embargo todos estos servicios terminaban y arrancaban en la estación norte, luego de ser reformado se lo destinó como terminal de ómnibus por razones operativas para que la estación sur fuera clausurada: su ubicación estaba en pleno centro y poseía muchos pasos a nivel, lo que tornaba muy lenta la marcha entre las dos estaciones, aparte de cortar a la ciudad en dos.

Other Languages