Fernando de Valdés y Salas

Fernando de Valdés y Salas
ValdesSalas.jpg

Template-Archbishop.svg
Arzobispo de Sevilla
1546-1568
PredecesorGarcía de Loaysa
SucesorGaspar de Zúñiga y Avellaneda

Escudo inquisicion.gif
Inquisidor General de España
1547-1566
PredecesorGarcía de Loaysa
SucesorDiego de Espinosa

Coat of Arms of the Crown of Castile (16th Century-1715).svg
Presidente del Consejo de Castilla
1539-1547
PredecesorJuan Pardo de Tavera
SucesorFernando Niño

Template-Bishop.svg
Obispo de Sigüenza
1539-1546
PredecesorGarcía de Loaysa
SucesorFernando Niño

Obispo de León
1539-1539
PredecesorPedro Álvarez de Acosta
SucesorSebastián Ramírez de Fuenleal

Obispo de Oviedo
1532-1539
PredecesorDiego de Acuña
SucesorMartín Tristán Calvete

Obispo de Orense
1530-1532
PredecesorAntonio Pallavicini Gentili
SucesorRodrigo Mendoza Manrique

Obispo de Elna
1529-1530
PredecesorGuillermo Valdense
SucesorJaime de Rich
Información religiosa
Ordenación episcopal18 de octubre de 1529
por Francisco Mendoza
Información personal
Nacimiento1483
Salas, Banner of arms crown of Castille Habsbourg style.svg Castilla
Fallecimiento9 de diciembre de 1568jul.
Madrid, Flag of Cross of Burgundy.svg España
Alma máterUniversidad de Salamanca

Coat of Arms of Fernando de Valdés.svg
Escudo de Fernando de Valdés y Salas

[editar datos en Wikidata]

Fernando de Valdés y Salas (Salas, Asturias, 1483 - Madrid, 9 de diciembre de 1568), fue un poderoso político y eclesiástico español, muy influyente durante el siglo XVI. Inquisidor general y presidente del Consejo Real de Castilla.

Biografía

Hijo de Juan Fernández de Valdés-Salas y Mencía de Llano y Valdés. Estudió en la Universidad de Salamanca y allí mismo también enseñó derecho canónico. Tuvo un hijo natural, el caballero don Juan de Osorio. Protegido por el Cardenal Cisneros, fue miembro del Consejo Supremo de la Inquisición (1516) y obispo de Elna (1529), Orense (1530), Oviedo (1532), León (30 de mayo de 1536) y Sigüenza (29 de octubre de 1536); desempeñó la presidencia de la Real Chancillería de Valladolid, y finalmente fue nombrado arzobispo de Sevilla (1546). Presidió el Consejo de Castilla y fue consejero del de Estado. Como inquisidor general (1547-1566) nombrado por el mismo Felipe II dirigió el famoso proceso contra Bartolomé de Carranza (1559) aunque el arzobispo de Toledo acabará recusando al gran inquisidor, pasando su proceso a Roma. En 1561 redactó unas Instrucciones al Santo Oficio que se llevaron a imprenta en 1612. En 1566 guardó su titre de inquisidor general, pero en realidad, Diego de Espinosa lo remplazó.

Valdés fue el autor de uno de los más famosos y censores índices de libros prohibidos (1559); en él incluyó obras de Erasmo de Róterdam, fray Luis de Granada, San Juan de Ávila y san Francisco de Borja entre otros. Sus actuaciones como inquisidor se cobraron numerosas vidas en nombre de la Iglesia, de forma que fue recordado como uno de los inquisidores más fanáticos. Tomó medidas contra los conversos y moriscos y dirigió procesos contra los focos erasmistas y luteranos de Valladolid y de Sevilla.[2]