Fernando Sasiaín

Fernando Sasiaín Brau ( San Sebastián, 18 de junio de 1894 - Palencia, 15 de noviembre de 1957) fue un político republicano federal español, alcalde de San Sebastián durante la Segunda República.

Biografía

Licenciado en Derecho por la Universidad de Valladolid, hacia el final de la dictadura de Primo de Rivera se vinculó a los movimientos republicanos, presidiendo el Círculo Republicano de San Sebastián, en el que se integraba el federalismo donostiarra. Fue anfitrión del denominado Pacto de San Sebastián para la instauración de la república el 17 de agosto de 1930.

Fue elegido alcalde de San Sebastián en la candidatura de la Conjunción Republicano-Socialista en las elecciones del 12 de abril de 1931 que, al tiempo, fueron el detonante para la proclamación de la Segunda República y la caída de Alfonso XIII.

Apoyó el proyecto de Estatuto de Autonomía para el País Vasco bajo la fórmula de un solo texto para todo el territorio, contrario a que cada provincia redactara el suyo. Aunque dejó la alcaldía por motivos de salud durante unos seis meses en 1932, siguió participando activamente en el proyecto estatutario, siendo el encargado de realizar su entrega formal a las Cortes Generales y al Presidente de la República en diciembre de 1933. Fue detenido durante el bienio radical- cedista, al ser uno de los miembros de la Comisión Municipal Permanente del País Vasco, y liberado poco después. En abril de 1934 fundó la organización Ezquerra Vasca Federal, activa únicamente en Guipúzcoa.[1]

Al declararse la Guerra Civil, siguió activo como alcalde hasta la caída de la ciudad en manos de las tropas franquistas en septiembre de 1936. De allí pasó a Bilbao, donde participó en la elección del primer Presidente del Gobierno Vasco, hasta que hubo de huir por vía marítima hasta Santander, luego hacia Francia y de allí a Cataluña para, en 1939, perdida la guerra, exiliarse en Ciboure, País Vasco-Francés, hasta su regreso a España en 1950. Durante la Segunda Guerra Mundial fue detenido por la Gestapo e ingresado en la cárcel de Bayona durante unos dos meses, siendo liberado por influencia de un alto cargo nazi. En 1950 regresó a España, donde fue imputado en un consejo de guerra por auxilio a la rebelión. Dado su estado anímico —sufría una fuerte depresión—, fue ingresado en el Servicio de Psiquiatría del hospital de Gipúzcoa, y de allí pasó al hospital San Juan de Dios de Palencia, donde falleció en 1957.

Other Languages