Fernando Sánchez Dragó

Fernando Sánchez Dragó
Fernando Sánchez Dragó - 001.jpg
Fernando Sánchez Dragó
Información personal
Nacimiento 2 de octubre de 1936 (80 años)
Madrid ( España)
Nacionalidad Española
Familia
Hijos
Información profesional
Ocupación Ensayista
novelista
crítico literario
presentador
escritor
Género Novela, Ensayo, Autobiografía, Libro de viaje
[ editar datos en Wikidata]

Fernando Sánchez Dragó ( Madrid, 2 de octubre de 1936) es un escritor español.

Biografía

Es hijo póstumo de Fernando Sánchez Monreal, periodista y director de la agencia de noticias Febus, director y propietario de la agencia Noti-Sport y redactor-jefe del diario La Voz, de ideología republicana conservadora (afín al partido de Miguel Maura, el Partido Republicano Conservador), que fue asesinado por los sublevados en septiembre de 1936 en las proximidades de Burgos tras ser denunciado a las autoridades fascistas. Circunstancias posteriores a la guerra civil no le permiten averiguar qué bando había matado a su padre hasta 1956. Dragó narra el viaje de su padre —desde que salió de Madrid para informar sobre la sublevación militar el 17 de julio de 1936 hasta que muere asesinado en Burgos— en su novela Muertes paralelas.[1]

Licenciado en Filología Románica (1959) y en Lenguas Modernas, especialidad en Italiano (1962), y doctor en Letras por la Universidad de Madrid. Enseñó Literatura Española en el Instituto Cervantes, de Madrid. A lo largo de los años cincuenta y sesenta participó en protestas antifranquistas, en especial en los sucesos de 1956 lo que le valió la cárcel.

Durante su juventud fue miembro del Partido Comunista de España, PCE, y a consecuencia de su actividad opositora contra la dictadura franquista, cumplió dieciséis meses de cárcel y permaneció exiliado siete años. Pese a su inicial afiliación comunista, ha definido posteriormente su ideología como anarcoindividualista. Su pensamiento político parte de un liberalismo heterodoxo y radical, construyéndose su propio pensamiento, entremezclando perennialismo[18]

Te diré que ser de izquierdas o de derechas, como ya dijese Ortega y Gasset, es una de las infinitas formas de ser estúpido que tiene a su alcance el ser humano. Pequeño mundo occidental, fruto del dualismo monoteísta. Nunca, nadie, fuera de ese ámbito, en Asia, por ejemplo, me ha hablado de derechas ni de izquierdas. Nunca, nadie, digo. La derecha, por otra parte, es desarrollista, como también lo es la izquierda, y yo creo que lo único que puede salvar el mundo, si es que éste aún puede salvarse, es detener el crecimiento económico.

Sánchez Dragó

En política internacional ha criticado a Estados Unidos, la OTAN, a la Unión Europea y a la ONU por desencadenar "todas las guerras mayores de los últimos veinte años", " las dos de Iraq, la de la extinta Yugoslavia, la de Afganistán, la de Libia y ahora, si el sentido común no lo impide, la de Siria."[25]

Su visión de Europa es pesimista: "Europa se hunde, es un desastre, no hay nada que hacer. Europa dentro de poco será el Tercer Mundo", en relación al surgimiento de nuevos bloques geopolíticos: "En la Historia Universal hay corrientes telúricas que cuando llega su momento se abren paso a una velocidad vertiginosa y no hay quien las detenga. Hubo un milenio que fue el del Mediterráneo: el milenio de la Natividad, de la Hélade, de Egipto… Luego otro milenio que fue del Atlántico, el de Estados Unidos, Inglaterra, los imperios coloniales… y ahora llega el milenio del Pacífico. Hay tres grandes bloques emergentes en el mundo: uno es Rusia, otro es China y el sudeste asiático y el otro los países musulmanes. Estos últimos están desunidos entre sí, pero en el momento en que se unan Europa se va a convertir en un parque temático, en un museo."[26]

El escritor entiende que nos encontramos en la etapa del Kali Yuga hindú,[29]

Reivindica el destino de los pueblos, su arraigo en la historia, el inconsciente colectivo, la necesidad de lo sagrado, la pedagogía de los mitos, la reivindicación de la excelencia y la existencia de las razas. Además manifiesta que el reductio ad Hitlerum es un instrumento del actual pensamiento único para acallar a los heterodoxos.[31]

También arremete contra el feminismo, en su opinión promovido por la Fundación Rockefeller y otras instituciones plutocráticas y la CIA con los objetivos de "duplicar los ingresos fiscales que irrigan las coronarias del Sistema" incorporando a las mujeres al trabajo y "la progresiva destrucción de la familia, ámbito natural en el que se transmiten los valores morales y se forja la personalidad: ausentes del hogar los dos progenitores, forzoso es llevar a los niños a los campos de concentración escolares desde sus primerísimos años para lobotomizarlos, robotizarlos, ovejizarlos y transformarlos en ciudadanos sumisos que pasen con la cabeza gacha por la ranura de las urnas y la taquilla del fisco".[34]

Hoy, él mismo se define como «un hombre sin etiquetas». Sin embargo, desde su izquierdismo antifranquista de la juventud hasta su condición liberal –en el sentido amplio de la palabra- de estos últimos tiempos, ha recorrido un camino que le ha conducido hasta llegar al orientalismo espiritual. La postura ante la vida que ha ido adquiriendo con el paso de los años se podría resumir en las siguientes palabras:

"A mí la evolución social me importa un pito. Sólo me interesa la espiritual, lo que está dentro de nosotros. Ocúpense de lo exterior otras personas. Creo que el mundo está en constante decadencia desde el siglo sexto antes de Cristo. Y , en cualquier caso, tocó definitivamente fondo en 1789. No soy multiculturalista, sino cosmopolita, que es lo contrario. El relativismo multiculturalista es un genocidio cultural contra todas las culturas, porque las disuelve en un gazpacho de ácido sulfúrico. No me interesa que las cosas cambien, sino profundizar en ellas. Fue la primera enseñanza que hace 40 años me transimitió la India. El hombre no cambia nunca, pero puede ser más ancho, más profundo, más alto, más intenso y más extenso. Ése es mi ideario."

Sánchez Dragó

Ha sido profesor de lengua, literatura e historia españolas en las universidades de diversos países como Japón, Senegal, Marruecos y Kenia. Ha cultivado el periodismo, la crítica literaria, el ensayo y la narración de viajes (ha recorrido más de setenta países como periodista o como simple viajero). Actualmente, reside en Castilfrío de la Sierra en la provincia de Soria con su joven esposa japonesa Naoko, con la que se lleva 37 años de diferencia. Tiene cuatro hijos, cada uno de una madre, entre los que se encuentra la actriz, escritora y presentadora Ayanta Barilli.

A lo largo de su vida, ha ganado diversos premios literarios (Véase más abajo todos sus galardones). Cabe destacar el Premio Nacional de Literatura en su modalidad de ensayo 1979 que obtuvo por su obra Gárgoris y Habidis. Una historia mágica de España, en la que estudia el enigma de España.

Una nueva especie de escarabajo descubierta en Namibia fue denominada Somaticus sanchezdragoi en honor a él.

A pesar de sus diferencias ideológicas, es amigo de Jorge Verstrynge.[35]

Other Languages