Fernando Remacha

Fernando Remacha
Información personal
Nacimiento 15 de diciembre de 1898 Ver y modificar los datos en Wikidata
Tudela, España Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 21 de febrero de 1984 Ver y modificar los datos en Wikidata (85 años)
Pamplona, España Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Educación
Alma máter
Información profesional
Ocupación Compositor Ver y modificar los datos en Wikidata
[ editar datos en Wikidata]

Fernando Remacha Villar ( Tudela, Navarra, 15 de diciembre de 1898 - Pamplona, 21 de febrero de 1984), fue un compositor español, probablemente el compositor navarro más relevante y silenciado del siglo XX.

Biografía

Inició los estudios de violín en Tudela y más tarde en Pamplona con Aramendía. Se trasladó posteriormente a Madrid, donde asistió a las clases de violín con José del Hierro y de composición con Conrado del Campo. A esta etapa de Madrid corresponden sus primeras obras, algunas de ellas de calidad insuperable: el ballet La Maja Vestida ( 1919), el poema sinfónico Alba (1922) o las Tres piezas para piano (1923)

En 1923 gana el Premio Roma de la Academia de Bellas Artes de San Fernando con una cantata y una fuga y obtiene la beca que le permite trasladarse a Italia y estudiar en Roma con Gian Francesco Malipiero. De esta época son, entre otras, el motete Quam pulchri sunt para coro y orquesta ( 1925) o el Homenaje a Góngora ( 1927).

En 1928 regresa a Madrid y obtiene por oposición una plaza de viola en la Orquesta Sinfónica de Arbós. Se hace cargo, también, de la gerencia y de la dirección artística de la empresa Filmófono, lo que le permite poner música a varias películas y colaborar con directores de cine del prestigio de José Luis Sáenz de Heredia o Luis Buñuel.

En 1930 se presenta el Grupo de Madrid, bautizado también como Grupo del 31 o de la República. A él pertenecen Bacarisse, Bautista, Mantecón, Rosita García Ascot, los hermanos Rodolfo y Ernesto Halffter y Fernando Remacha, quien se convirtió en uno de los músicos más representativos de la Generación del 27.

La Guerra Civil truncó el esfuerzo y la ilusión de esta generación de compositores que se dispersó en distintos exilios. Unos huyeron fuera de España y otros, como Remacha, optaron por el exilio interior. Tras la Guerra Civil española volvió a Tudela y prácticamente abandonó la composición hasta los años cincuenta.

Remacha consiguió por tres veces el Premio Nacional de Música: en 1932 con el Cuarteto para cuerda y piano; en 1938 con el Cuarteto para cuerda y el último en 1980.

En el conjunto de su obra merece la pena destacar algunas partituras que constituyen por sí solas hitos significativos en la música contemporánea española: los dos cuartetos, la cantata Jesucristo en la Cruz ( Premio Iberoamericano de la Música Tomás Luis de Victoria en 1964), el motete Quam pulchri sunt, las Vísperas de San Fermín ( 1951), Concierto para guitarra y orquesta ( 1955), Rapsodia de Estella ( 1958), así como la obra para piano o la música coral.

En 1957 Fernando Remacha pone en marcha el Conservatorio Pablo Sarasate de Pamplona, que llegó a convertirse en una institución pedagógica ejemplar bajo su dirección.

Other Languages