Feria de Quito «Jesús del Gran Poder»

La Feria de Quito Jesús del Gran Poder fue una de las ferias taurinas más importantes de América. Se celebró hasta 2011, desde los últimos días de noviembre hasta la primera semana del siguiente mes, coincidiendo así con las festividades por la fundación de la ciudad de San Francisco de Quito, capital de Ecuador. Hasta el año 2011 se realizó en la Plaza de toros de Quito. En el año 2012 no se efectuó, en el año 2013 se intentó realizar en la Parroquia de Tambillo, en las afueras de Quito, en la Plaza Portátil denominada "San Francisco de Quito", pero fue suspendida por falta de público.

El máximo trofeo que se disputaba en la Feria fue la estatuilla del Jesús del Gran Poder, la cual es una réplica de Jesús cargando la cruz, que fue tomada como imagen con permiso de los padres Franciscanos del convento de la iglesia de San Francisco (Quito), en pleno centro colonial. Asimismo, los novilleros se disputan el trofeo Virgen de Quito.

Historia

Creada gracias a la labor de Manolo Cadena Torres, matador de toros ecuatoriano, inicia con la inauguración de la Plaza de Toros Quito con una de las más grandes figuras del toreo mundial, Luis Miguel Dominguín el 5 de marzo de 1960.

En sus primeras ediciones el ganado era ecuatoriano, con ganaderías como la de Santa Mónica, ya desaparecida. Con el paso de los años, la feria fue adquiriendo importancia, y muchas grandes figuras acudieron a ella. Además de la mejora de las ganaderías ecuatorianas, también se importaban encierros, como el de la ganadería española Miura.

Las ganaderías ecuatorianas llegaron a ser de pura casta española, imponiéndose en encaste Domecq, Baltasar Ibán o Santa Coloma, considerándose éstas como los pilares de la feria.

La feria contó con figuras que se consagraron primero como novilleros en Quito, como El Juli, que en su presentación como coleta del escalafón menor indultó un novillo de Santa Rosa encaste, Baltasar Ibán.

La feria alcanzó gran importancia internacional, contando con los matadores y novilleros que se encuentran en los primeros lugares del escalafón, ya que la ordenanza municipal no permite que actúen diestros que no figuren entre los 15 primeros lugares del escalafón.

En el año 2012 la feria no llegó a efectuarse lo que afectó la imagen internacional, varias figuras del toreo manifestaron que no tenían interés de actuar en dicha feria si su actuación iba a ser limitada en cuanto a la muerte del toro en la plaza.

En el año 2013 una nueva empresa Condotrust decidió retomar el tema y presentar la Feria en una localidad cercana a Quito, donde pudo presentarse la misma con los tercios completos. Esto permitió de nuevo que figuras internacionales regresen al evento. Esta feria fue suspendida por falta de público.

Referéndum (2011)

Mediante el referéndum del 7 de mayo de 2011 la feria podía ser suspendida o trasladada dependiendo de los resultados. Sin embargo con la ley reformatoria a la ordenanza taurina del 15 de septiembre de 2011, solamente en la ciudad de Quito, la muerte del toro no será en el ruedo en presencia del público, pero eso si el animal será finalmente sacrificado en los chiqueros de la plaza o si el animal está en malas condiciones al no ser posible movilizarlo será sacrificado en el ruedo. Esta reforma se da luego de ganar la pregunta ocho en la consulta popular del mes de mayo que textualmente indicaba «Con la finalidad de evitar la muerte de un animal por simple diversión, ¿Está usted de acuerdo en prohibir, en su respectiva jurisdicción cantonal, los espectáculos públicos donde se mate animales?». Pregunta que en la ciudad de Quito obtuvo los siguientes resultados: si (50,856), no (42,573), en blanco (2,304) y votos nulos (4,26).[1]

Other Languages