Felipe Vallese

Felipe Vallese ( Buenos Aires, 14 de abril de 1940 - San Martín, 23 de agosto de 1962) fue un obrero metalúrgico y dirigente de la Juventud Peronista (JP), secuestrado el 23 de agosto de 1962, durante el gobierno de facto de José María Guido y luego desaparecido. Es uno de los primeros desaparecidos de la historia argentina contemporánea, junto con Joaquín Penina (1901-1930, albañil anarquista catalán desaparecido en Rosario), Juan Ingallinella (1912-1955, médico comunista torturado y desaparecido por publicar y repartir volantes repudiando la Masacre de Plaza de Mayo, el Golpe de estado contra Juan Domingo Perón).[3]

Secuestro

Al momento de su secuestro, Vallese tenía 22 años y era delegado de la fábrica TEA. Diversos testimonios manifiestan que fue conducido a la comisaría 1.ª de San Martín, y que allí fue torturado, probablemente hasta su muerte. Su cuerpo nunca apareció. El hecho produjo una importante conmoción social y su aparición con vida pasó a formar de las reivindicaciones de diversas organizaciones. Se hizo popular el canto:

Un grito que estremece, Vallese no aparece.

Other Languages