Felipe I de Parma

Primeros años

Felipe de Borbon-Parma en su infancia, por Jean Ranc.

El infante Felipe de Borbón nació en el Real Alcázar de Madrid, cuarto hijo (tercer varón) de Felipe V, rey de España, y de su segunda esposa, Isabel de Farnesio. Se crio en la ciudad que lo vio nacer y desde pequeño mostró mayor interés por las artes que por la política. En 1738, con la autorización de su padre el rey, compró el Condado de Chinchón a su último propietario, Giuseppe Sforza-Cesarini, con dignidad de Grande de España.

Su madre, Isabel, provenía de la familia de Farnesio, gobernantes de los estados de Parma, Piacenza y Guastalla, en Italia, desde hacía varias generaciones. Al iniciarse la guerra de Sucesión de Austria, en 1741, Felipe se trasladó a Italia al frente del Ejército Español expedicionario, con la pretensión de hacerse con el Milanesado y el ducado de Parma, y nombró como primer ministro a Zenón de Somodevilla. Por la paz de Aquisgrán de 1748 se le reconocieron los ducados de Parma y Piacenza (de los cuales había sido titular su hermano Carlos pero que éste cedió a la emperatriz María Teresa, después de la guerra de Sucesión de Polonia, en 1738, a cambio del reino de las Dos Sicilias) y Guastalla (que a la muerte de Juan María Gonzaga también había recaído en María Teresa, en 1746), pero no el Milanesado. De esta manera el infante Felipe se convirtió en nuevo soberano, con el título de duque, de los estados de los Farnesio, fundando así la Casa de Borbón-Parma.

Como parte del Tratado de Versalles de 1757, entre Austria y Francia, estaba previsto que Felipe se convirtiera en rey de los Países Bajos del Sur, en un acuerdo que otorgaba a las tropas francesas puestos clave en el país. Sin embargo este acuerdo fue anulado por el posterior tercer pacto de Familia borbónico, al que Felipe se unió en 1762, durante la guerra de los Siete Años. El duque continuó ocupando el trono en Parma hasta su muerte.

Other Languages