Felipe I de Castilla

Felipe I de Castilla
Rey de Castilla iure uxoris
Duque titular de Borgoña
Philipp der Schöne.jpg
Rey de Castilla
iure uxoris, junto a Juana I
12 de julio- 25 de septiembre de 1506
Predecesor Juana I
Sucesor Juana I
Duque titular de Borgoña
27 de marzo de 1482- 25 de septiembre de 1506
Predecesor María I
Sucesor Carlos II
Información personal
Nacimiento 22 de julio de 1478
Brujas, Flandes, Bandera de Sacro Imperio Romano Germánico  Sacro Imperio Romano Germánico
Fallecimiento 25 de septiembre de 1506
(28 años)
Casa del Cordón
Burgos, Bandera de Castilla  Corona de Castilla
Entierro Capilla Real de Granada
Religión Católico
Familia
Casa real Austria
Padre Maximiliano I de Austria
Madre María de Borgoña
Consorte Juana I de Castilla (1496-1506)
Descendencia Véase Descendencia

Escudo de Felipe I.svg
Qui volet[1]

[ editar datos en Wikidata]

Felipe I de Castilla, llamado «el Hermoso» ( Brujas, 22 de julio de 1478 - Burgos, 25 de septiembre de 1506), fue duque titular de Borgoña —como Felipe IV—, Brabante, Limburgo y Luxemburgo, conde de Flandes, Habsburgo, Henao, Holanda y Zelanda, Tirol y Artois, y señor de Amberes y Malinas, entre otras ciudades, entre 1482 y 1506, y rey iure uxoris de Castilla ( 1506) por su matrimonio con Juana, hija y heredera de los Reyes Católicos después de la muerte de sus hermanos los infantes Juan e Isabel.

Biografía

Duque de Borgoña

Primogénito de Maximiliano I, Sacro Emperador Romano y de María de Borgoña, Felipe nació en Brujas, en el condado de Flandes (hoy Bélgica). En 1482, tras la muerte de su madre María de Borgoña, le sucedió en sus posesiones de Borgoña bajo la tutela de su padre. Un período de agitación se produjo, por lo que fue testigo de las hostilidades esporádicas entre, principalmente, las grandes ciudades de Flandes (especialmente Gante y Brujas) y los partidarios de Maximiliano.

Durante este interregno, Felipe se vio envuelto en los acontecimientos e incluso fue brevemente secuestrado en Brujas, como parte de la campaña de Flandes para apoyar sus demandas de mayor autonomía, que habían arrebatado a María de Borgoña, en un acuerdo conocido como el Blijde Inkomst o alegre entrada de 1477. A principios de la década de 1490, la crisis del interregno dio paso a un incómodo enfrentamiento, donde ni el apoyo de Francia para las ciudades de la Franc (Flandes), ni el apoyo del padre de Maximiliano Federico III resultaron decisivos. Ambas partes llegaron a un acuerdo en el tratado de Senlis en 1493, lo que mitigó la lucha de poder interna al aceptar ambas partes reconocer el siguiente año como príncipe a Felipe (de 15 años de edad).

Fue proclamado soberano de la Orden del Toisón de Oro a los seis años. En 1491, presidió el capítulo de Malinas; en 1501, el de Bruselas; y en 1505, el de Middelburg.[2]

Contrato matrimonial (1495). Archivo.

Su padre pactó su matrimonio con Juana de Aragón, la hija de los Reyes Católicos, en el marco de la Liga Santa que unió a la monarquía española con el Imperio, Inglaterra, Portugal, Nápoles, la república de Génova y el ducado de Milán contra las pretensiones hegemónicas de Francia en Italia ( 1495).

Fue quien introdujo la casa de los Habsburgo en territorios de la actual España. El apelativo el Hermoso se lo dio el rey Luis XII de Francia. En 1501, Felipe y Juana viajaban hacía Castilla para ser jurados como príncipes de Asturias y se detuvieron en Blois. Allí el rey los recibió, al verle exclamó: «He aquí un hermoso príncipe».

En 1494, Maximiliano renunció a su regencia en los términos del Tratado de Senlis y Felipe, de dieciséis años, se hizo cargo de la gobernación de las tierras de Borgoña él mismo, aunque en la práctica la autoridad se deriva de un consejo de notables de Borgoña. El 20 de octubre de 1496, se casó con la infanta Juana, hija del rey Fernando II de Aragón e Isabel I de Castilla, en Lier, Bélgica.

El matrimonio fue parte de una serie de alianzas familiares entre los Habsburgo y Trastámara destinadas a enfrentarse al creciente poder de Francia que había aumentado considerablemente gracias a las políticas de Luis XI y la afirmación de éxito de poder real después de la guerra con la Liga del bien público. El asunto se hizo más urgente después de la invasión de Carlos VIII a los territorios de la Corona de Aragón (conocida como la Primera Guerra de la Independencia).

La hermana de Felipe, Margarita, se casó con Juan, Príncipe de Asturias, el único hijo de Isabel y Fernando y su sucesor a la corona unificada de Castilla y Aragón.[3] La doble alianza no fue diseñada para permitir que los reinos españoles cayeran bajo el control de los Habsburgo. En el momento de su matrimonio con Felipe, Juana era la tercera en la línea de sucesión al trono, precedida por sus hermanos Juan e Isabel.

Felipe y Juana

Como soberano de los principados feudales de los Países Bajos, fue un administrador competente y un soberano popular y amado, que supo conjugar los intereses de sus diversos territorios y demostró especial talento para plantear reformas y para dar tranquilidad y paz después de muchos años de convulsiones políticas.

Rey de Castilla

Muertos los infantes castellano-aragoneses Juan ( 1497) e Isabel de Aragón ( 1498), así como el hijo de esta última, el infante Miguel de la Paz ( 1500), su esposa se convierte en heredera de Castilla y Aragón.

Al morir la reina Isabel I ( 26 de noviembre de 1504), se planteó el problema de la sucesión en Castilla. Su marido, Fernando, proclamó a Juana Reina de Castilla y tomó las riendas de la gobernación del reino acogiéndose a la última voluntad de la reina Isabel.

Pero el marido de Juana, el archiduque Felipe, no estaba dispuesto a renunciar al poder y en la concordia de Salamanca ( 1505) se acordó el gobierno conjunto de Felipe, Fernando el Católico y la propia Juana. La situación cambió con la llegada del matrimonio a la península, pues se manifestaron las malas relaciones entre el yerno (apoyado por la nobleza castellana) y el suegro, de modo que, por la concordia de Villafáfila ( 1506), Fernando se retiró a Aragón y Felipe fue proclamado rey de Castilla en las Cortes de Valladolid con el nombre de Felipe I.

Entretanto, Juana supuestamente enloqueció, según algunos por los celos que le producían las infidelidades de su marido, hacia el que sentía un amor tan apasionado como poco correspondido. Aunque las Cortes reunidas en Valladolid se negaron a declarar la incapacidad de la reina Juana, Felipe «el Hermoso» ejerció el poder efectivo sin contar con ella. Tradicionalmente se le ha censurado por el favoritismo que demostró a sus coterráneos flamencos, así como por haber repartido dádivas y prebendas entre los nobles castellanos para buscar su apoyo. La figura que alcanzó mayor preeminencia en su breve etapa de gobierno (aunque no hasta el punto de poder considerársele un valido) fue un noble, el señor de Belmonte, de nombre Juan Manuel.

Other Languages
беларуская: Філіп I Прыгожы
hrvatski: Filip I. Lijepi
Lëtzebuergesch: Felipe I. vu Kastilien
norsk bokmål: Filip I av Castilla
slovenščina: Filip I. Kastiljski
српски / srpski: Филип I од Кастиље
Türkçe: I. Felipe
українська: Філіп I Вродливий