Felipe Ducazcal

Felipe Ducazcal
Felipe Ducazcal.jpg
Retrato publicado en La Ilustración Española y Americana el 22 de octubre de 1891.

Diputado a Cortes
por Madrid
1888-1890

Información personal
Nombre de nacimientoFelipe Ducazcal y Lasheras Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento9 de julio de 845
Madrid
Fallecimiento15 de octubre de 1891
Madrid
NacionalidadEspañola Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupaciónperiodista, empresario y político
FirmaFirma de Felipe Ducazcal.svg

Felipe Ducazcal Lasheras (Madrid, 9 de julio de 184515 de octubre de 1891)[3]

Biografía

Trabajó en la imprenta de su padre y como mozo de botica y dirigió la claque de numerosos estrenos teatrales. En 1868 imprimió clandestinamente las proclamas de la Junta Revolucionaria de Madrid. Durante el reinado de Amadeo I impulsó la partida de la porra, organización represiva compuesta en Madrid por unas treinta personas de carácter progresista que daba palizas y asesinaba a carlistas y moderados, perseguía a periodistas y disolvía reuniones de esas tendencias, así como asaltaba redacciones de periódicos conservadores; fue amigo y valedor de Juan Prim. Se puso al servicio del Partido Progresista y de Sagasta. El 10 de diciembre de 1870 resultó herido en un duelo con el republicano José Paúl y Angulo.[5]​ Tras desmentidos y réplicas el 8 de diciembre El Combate iba encabezado por una dura nota transcrita también por Galdós:

Al jefe de la partida de asesinos protegidos por el gobierno que a España deshonra, a Felipe Ducazcal, el director de El Combate tiene dicho:
–Que le reconoce como vil y cobarde agente del ignominioso gobierno de Prim y Prats.
–Que mintió como un villano al asegurar que le había maltratado, quitándole un rewólver, cuando no le ha buscado ni encontrado jamás.
–Y, por último, que, sin embargo de su despreciable condición, dispuesto estaba a batirse con él cuando quiera y como quiera.[6]

El duelo a muerte se concertó para la mañana del 10 en las tapias del cementerio de San Isidro, pero cuando llegaban los duelistas y sus padrinos, Ducazcal en coche de la Real Casa como funcionario de ella, se encontraron con un numeroso entierro y la Guardia Civil, por lo que acordaron trasladarse al Arroyo Abroñigal donde, empleando las mismas pistolas que habían servido recientemente en el duelo que costó la vida al infante Enrique de Borbón, tocó a Ducazcal disparar en primer lugar. Hicieron varios disparos y tras fallarle el arma en uno de ellos Ducazcal arrojó su arma, volviendo la cabeza, momento en que le entró la bala disparada por Paúl por una oreja.[7]

Tras la muerte de Prim y la abdicación de Amadeo, puso su partida al servicio de Alfonso XII. La famosa partida de la porra engendró partidas homólogas en casi todos los lugares de entidad de España.

Presidió la tertulia denominada "La Farmacia" en el café de Fornos que duraba hasta el alba y a la que concurría el popular perro Paco. Fundó varios periódicos entre ellos el Heraldo de Madrid, dirigido por Abascal y que contaba entre sus redactores a Blasco, Burell, Comenges y Valero.

Como empresario teatral resucitó las decaídas empresas de los teatros Español y Apolo y fundó un teatro de verano en el parque del Retiro más parecido a una barraca de feria que a otra cosa, pero de moda, donde actuaron con éxito formidable compañías de zarzuela obras como La Gran Vía; este teatro despareció el mismo año que su creador murió. Escribió Las Memorias de un empresario. Murió joven a los 46 años de edad, por una bala que tuvo alojada en un oído tras el duelo a muerte que lo enfrentó veinte años antes con Paúl y Angulo; nunca se recuperó totalmente y, mucho tiempo después, este estrago le resultó fatal.[8]​ Fue amigo del dramaturgo y poeta José Jackson Veyan.

Other Languages