Felipe Carrillo Puerto

Felipe Carrillo Puerto
Felipe Carrillo Puerto.JPG

Coat of arms of Yucatan.svg
Gobernador de Yucatán
1 de agosto de 1922- 3 de enero de 1924
Predecesor Manuel Berzunza
Sucesor Juan Ricárdez Broca

Información personal
Nacimiento 8 de noviembre de 1874
Bandera de México Motul, Yucatán, México
Fallecimiento 3 de enero de 1924 (49 años)
Bandera de México Mérida, Yucatán, México
Causa de muerte Asesinato Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Mexicana Ver y modificar los datos en Wikidata
Partido político Partido Socialista del Sureste
Familia
Cónyuge Isabel Palma
Información profesional
Ocupación Político
[ editar datos en Wikidata]

Felipe Santiago Carrillo Puerto (n. Motul de Carrillo Puerto, Yucatán, el 8 de noviembre de 1874 - Mérida, 3 de enero de 1924) fue un político, periodista y caudillo revolucionario mexicano, gobernador de Yucatán de 1922 a 1924.[1]

Es conocido por las obras de tipo social y educativas que llevó a cabo durante su gobierno revolucionario, además del compromiso que sostuvo con el bienestar de los mayas y por su enfrentamiento con los hacendados del estado durante la etapa revolucionaria.

En 1923, siendo gobernador de Yucatán, es derrocado por los rebeldes delahuertistas que intentaban hacerse con el control del país, y que llegaron a dominar Yucatán, para impedir que el presidente Álvaro Obregón impusiera a Plutarco Elías Calles como su sucesor en la presidencia de la república, como finalmente ocurrió. Tras su derrocamento y captura, fue fusilado el 3 de enero de 1924 en el cementerio general de Mérida (Yucatán), junto con 11 personas, entre ellas 3 de sus hermanos.

Poco antes de morir, su vida personal cobró un matiz romántico, según algunos de sus biógrafos, al vincularse sentimentalmente con la periodista estadounidense Alma Reed, que a la sazón era corresponsal del New York Times en Yucatán. Este vínculo se hizo más conspicuo por efecto de la canción Peregrina que el líder yucateco encargó al poeta Luis Rosado Vega y al compositor Ricardo Palmerín, quienes se inspiraron en la periodista estadounidense para producir la famosa melodía.[2]

En 1927 el "Apóstol rojo de los mayas" como le llamaron algunos, fue declarado benemérito de Yucatán por el Congreso del Estado de Yucatán.

Vida prerrevolucionaria

Fue el segundo de 14 hijos del matrimonio formado por el comerciante Justiniano Carrillo Pasos y su esposa Adela Puerto Palma. Natural de Sotuta; don Justiniano procedía de una de las familias que emigraron al norte de la península con motivo de la " guerra de castas", trasladándose inicialmente a Baca y posteriormente a Motul, donde administró una tienda de abarrotes. Al concluir la primaria, Felipe trabajó en la tienda de su padre, más tarde fue repartidor de ganado vacuno y conductor de trenes en el Ferrocarril del Oriente, dicho ferrocarril llegaba solamente a la hacienda "Caucá" lo cual le obligaba a permanecer durante las noches en Mérida. Debido a esa circunstancia, conoció a la señorita Isabel Palma Puerto con quien contrajo matrimonio luego de un breve noviazgo. Estableció su hogar en Motul, habiendo tenido cuatro hijos: Dora, Gelitzli, Alba y Felipe. Al renunciar a su trabajo en el ferrocarril, adquirió tres carros de mulas para dedicarse al comercio y transporte de mercancías entre Motul y Valladolid, eso le permitió conocer la situación social del estado.

Aún no cumplía la mayoría de edad cuando fue encarcelado por exhortar al pueblo maya a derribar una cerca, construida en Dzununcán por los hacendados para impedir el paso de los indígenas, aunque fue liberado prontamente.[3] Desde pequeño aprendió el idioma maya yucateco y la relación que tuvo con los indígenas de Yucatán durante su vida le hizo que se le considerara un verdadero apóstol de ellos.

Más adelante, se dedicó al periodismo fundando un periódico bisemanal que llamó "El Heraldo de Motul", este despertó inusitado interés entre los habitantes de la región por la crítica que hizo en sus columnas a las autoridades locales y algunos personajes del lugar. Por lo anterior, se pudo relacionar con el licenciado Delio Moreno Cantón, director entonces de la Revista de Mérida y posteriormente candidato independiente al gobierno del estado en 1907, recibiendo el cargo de corresponsal de dicho diario. Durante esa campaña electoral participa por primera vez en la política apoyando a Moreno Cantón.

En la elección de 1909 para gobernador de Yucatán, Carrillo Puerto apoya la candidatura de Delio Moreno Cantón para la gubernatura de Yucatán por segunda ocasión, en contra del miembro del Partido Antirreeleccionista (Maderista), José María Pino Suárez y del porfirista Enrique Muñoz Aristegui, quien resultó triunfador.[4] Trabajaba entonces Carrillo Puerto como periodista en la Revista de Mérida de Carlos R. Menéndez de quien fue amigo y colaborador, aunque después se distanciaron. En esa ocasión, Carrillo Puerto protagonizó un lamentable hecho de sangre que lo llevó a sufrir una prolongada condena por haber dado muerte en defensa propia a Néstor Arjonilla, quien según los rumores que circularon en Motul, había sido contratado para asesinarlo.

Después de cumplir su condena, abandonó el estado y se trasladó a Morelos, atraído por la labor agraria que realizaba en esa entidad Emiliano Zapata.

Other Languages