Federico Rauch

Federico Rauch
Coronel
Lealtad Primer Imperio Francés
República Argentina
Partido Unitario
Participó en Guerras napoleónicas
Campañas previas a la Conquista del Desierto
Guerras civiles argentinas

Nacimiento 9 de agosto de 1790
Weinheim, Baden
Fallecimiento 28 de marzo de 1829 (38 años)
Las Vizcacheras,
provincia de Buenos Aires,
Argentina Bandera de Argentina
[ editar datos en Wikidata]

Federico Rauch o Friedrich Rauch ( Weinheim, Baden, 9 de agosto de 1790 - Las Vizcacheras, Argentina, 28 de marzo de 1829) fue un militar alemán, que participó activamente en las campañas previas a la Conquista del Desierto contra los indígenas que los sucesivos gobiernos argentinos efectuaron durante la tercera década del siglo XIX y en las guerras civiles de ese país, falleciendo por degüello en el Combate de las Vizcacheras que lo enfrentó contra las fuerzas federales.

Biografía

Nació en Weinheim, Baden, actualmente en el estado de Baden-Wurtemberg, Alemania.

En su juventud participó en las campañas napoleónicas.

Llegada a la Argentina

Federico Rauch llegó a las Provincias Unidas del Río de la Plata el 23 de marzo de 1819,[1] y se incorporó inmediatamente al ejército con el grado de Teniente Segundo por despacho firmado por el Director Supremo de las Provincias Unidas del Río de la Plata, Juan Martín de Pueyrredón.

Posteriormente recibió el ascenso a Capitán el 7 de septiembre de 1820 y a Sargento Mayor el 13 de junio de 1821. Al ser ascendido a Sargento Mayor, fue trasladado al Regimiento de "Húsares de Buenos Aires", en el que permaneció el resto de su carrera militar y alcanzó el grado de Coronel, cuando solo tenía 33 años.[2]

Las luchas entabladas por Rauch contra el indio fueron un capítulo más de las Campañas previas a la Conquista del Desierto que dieron paso a la Conquista del Desierto hacia fin del siglo XIX emprendida por Adolfo Alsina y Julio Argentino Roca.

Matrimonio

El 4 de agosto de 1827 Federico Rauch contrajo matrimonio con Narcisa Pérez Millán, en la Parroquia San José de los Arrecifes.

Campañas del coronel Federico Rauch

Tres fueron las Campañas de Martín Rodríguez contra los indígenas que efectuó a poco de asumir como gobernador de la Provincia de Buenos Aires y que se prolongaron entre 1820 y 1824. Rodríguez delegó prácticamente el mando en su ministro Bernardino Rivadavia y se dedicó a hacerles la guerra a los indios del desierto en la frontera sur provincial. El gobernador Martín Rodríguez fue partidario de realizar campañas punitivas para terminar con los malones indígenas que asolaban la frontera sur de la provincia. Al respecto sustuvo

La experiencia de todo lo hecho nos enseña el modo de manejarse con estos hombres; ella nos guía al convencimiento de que la guerra se presenta el único remedio bajo el principio de desechar toda la idea de urbanidad y considerarlos como enemigos que es preciso destruir y exterminar.

El coronel Federico Rauch fue asignado a la defensa de la frontera sur de Buenos Aires. Secundó a Juan Manuel de Rosas y hasta fue premiado por los pobladores y estancieros de la zona por su extrema dureza y efectividad en la contienda contra los indios. Por su prestigio personal en la lucha contra el indio se lo conocía como el "guardián de las fronteras".

Durante el transcurso de la Guerra del Brasil, conocedores los indios de debilidad fronteriza a causa del conflicto bélico, en agosto de 1826 lanzaron un malón de 400 lanzas procedentes de Chile y 35 más de Pincheira que asoló Salto, arriando todo el ganado. Un nuevo malón en el que participaron realistas proveninetes de Las Bruscas tuvo lugar durante septiembre arrasando Dolores, Chascomús y Monsalvo. Unos 1.000 hombres atacaron y robaron ganado en la Cerrillada de los Huesos. El 11 de septiembre de 1826 el teniente coronel Morel fue vencido por 700 indios al mando del cacique Mulato y fusileron pincheiros al mando de Godé en la Batalla de los Toldos Viejos lo que causó gran alarma en las autoridades nacionales.

Ante esta situación y a fin de garantizar la precaridad de las fronteras, entre 1826 y 1827 Rauch realizó tres campañas militares durante las cuales la frontera se estableció desde Melincué, pasando por el Fuerte Federación (fundado el 27 de diciembre de 1827, siendo el origen de la ciudad de Junín), 25 de mayo y Tapalqué, hasta el cabo Corrientes. Todas ellas fueron en represalia contra los indígenas que habían realizado malones poco antes de cada una, saqueando animales y masacrando pobladores de las zonas rurales.

  • Primera campaña: partió el 25 de octubre de 1826 con 800 soldados desde Toldos Viejos, unos 50 km al suroeste de Dolores.
  • Segunda campaña: se inició en noviembre de 1826 con 1.200 soldados de los Regimientos de Caballería de Línea 5, 6 y 7.
  • Tercera campaña: partió a fines de enero de 1827.[3]

En los tres casos, el éxito fue total, causando enormes daños a las parcialidades indígenas y rescatando ganados y cautivas. El poeta rivadaviano Juan Cruz Varela, el futuro instigador del asesinato de Manuel Dorrego, escribió, en 1827, estos versos elogiando al militar

Joven terrible, rayo de la guerra
espanto del desierto,
cuando vuelves triunfante a nuestra tierra
del negro polvo de la lid cubierto,
te saluda la Patria agradecida
y la campaña rica
que debe a tu valor su nueva vida
tus claros hechos, y tu honor pública.

El 24 de febrero de 1827, el presidente de las Provincia Unidas del Río de la Plata, Bernardino Rivadavia, emitió un oficio que sirvió como preámbulo a la entrega de un sable en honor del prusiano.

En sus partes militares el coronel Rauch se refería en esta forma a los indígenas derrotados:

“Hoy, 18 de enero de 1828, para ahorrar balas, degollamos a 28 ranqueles”.

En marzo de 1828, Rauch asumió la comandancia del Fuerte Federación, debido a que el comandante Bernardino Escribano había pedido licencia por enfermedad. En una carta que envió al gobierno, Rauch describió la situación angustiosa

las familias están a la intemperie; por la carestía de géneros y el escaso sueldo de los maridos se hallan medio desnudas.

Tal era la difícil situación de la población blanca en los pagos aledaños a la frontera con el indio.

Derrota y muerte

Muerte de Federico Rauch. Ilustración de F. Fortuny.

Tras la revolución producida en Buenos Aires, en diciembre de 1828, en que el general unitario Juan Lavalle depuso al gobernador federal Manuel Dorrego, Federico Rauch tomó partido por el jefe revolucionario. Solicitó permiso al nuevo gobernador de la provincia para retirarse a Buenos Aires, por lo que el mando de Fuerte Federación pasó nuevamente al coronel Escribano, partidario también de Lavalle.

A principios del año siguiente volvió a salir en campaña con el apoyo de gauchos e indios, para enfrentar a los federales, que estaban conducidos por Juan Manuel de Rosas, que también tenían en sus fuerzas a los gauchos y a los indígenas.

Rauch fue derrotado en el combate de las Vizcacheras, ocurrido el 28 de marzo de 1829, durante el cual fue lanceado por el jefe ranquel Nicasio Maciel, apodado Arbolito, junto al coronel Nicolás Medina. Rauch fue decapitado, su cabeza fue primeramente arrojada en la puerta de la madre del después coronel federal Prudencio Arnold, a quien Rauch supuestamente había jurado matar, y luego llevada en triunfo a la ciudad de Buenos Aires y arrojada en una calle céntrica como un desafío.[4]

Other Languages