Federico Barocci

Autorretrato de Federico Barocci en la ancianidad, cuando ya era presa de la hipocondría y los problemas mentales.

Federico Barocci o Baroccio ( Urbino, 1535 - Urbino, 30 de septiembre de 1612), llamado también il Fiori.[1] Pintor manierista italiano. Una de las figuras principales entre Correggio y Caravaggio.

Biografía

Retrato de Francisco II della Rovere (1572), Galleria degli Uffizi, Florencia.

Nacido en Urbino de familia lombarda, recibió su primer aprendizaje de manos de su padre, Ambrogio Barocci, un escultor de fama local. Después entró en el taller de Battista Franco. Marchó con su tío Bartolomeo Genga a Pesaro, y en 1548 a Roma, donde trabajó en el estudio más importante de la época, el de los hermanos Taddeo y Federico Zuccari.

Tras pasar cuatro años en la Ciudad de los Papas, volvió a su ciudad natal, donde su primer trabajo fue una Santa Margarita para la Cofradía del Santísimo Sacramento. Fue invitado de nuevo a Roma por el papa Pío IV para colaborar en la ornamentación del Palazzo del Belvedere, donde pintó una Virgen con niño y Santos, así como la decoración del techo con la Anunciación.

En esta segunda estancia, Barocci contrajo una dolencia intestinal que le hizo sospechar un envenenamiento por parte de algún rival celoso. Temiendo que la enfermedad fuese mortal, dejó Roma en 1563. Desde entonces su salud fue frágil, aunque siguió en activo cuatro décadas más. Aunque es descrito por sus contemporáneos como una persona desconfiada e hipocondríaca, sus pinturas son vivaces y brillantes. Siguió trabajando para la corte papal, pero sin retornar a Roma. Su principal patrono fue Francesco Maria II della Rovere, duque de Urbino.

Other Languages
български: Федерико Барочи
čeština: Federico Barocci
français: Federico Barocci
lietuvių: Federico Barocci
Nederlands: Federico Barocci
norsk bokmål: Federigo Barocci
português: Federico Barocci
Simple English: Federico Barocci
slovenčina: Federico Barocci
українська: Федеріко Бароччі