Faro de Chipiona

Faro de Chipiona
Chipiona faro 02.jpg
Número nacional09180
Información general
Coordenadas36°44′16″N 6°26′32″O / 36°44′16″N 6°26′32″O / -6.44210278
Situaciónprovincia de Cádiz
PaísEspaña
Cuerpo de aguaOcéano Atlántico
Características de la luz• original:aceite
• 1ª reforma: Petróleo y parafina
• 1916: Vapor de petróleo a presión con quemador
• 1942: filamento incandescente 3000 W
• 1964: Linterna aéromarítima
• 1999: Halógena
Fases1 cada 10 segundos
Alcance• 1863: 23 M
• 1999: 30
Altura focal69 metros
Altura soporte62 metros
Autor del proyectoJaime Font
Entrada en servicio28 de noviembre de 1867
Construcción1865
Observacionesabierto al público parcialmente.
Códigos internacionales
Almirantazgo británicoD2351
NGA113-3880
ARLHSSPA301
[editar datos en Wikidata]

El faro de Chipiona es un faro de recalada que está situado en la Punta del Perro de Chipiona, Cádiz, España. Faro de primer orden, es el más alto de España, sexto de Europa y décimo del mundo, midiendo 62 m sobre el terreno.[1]

Historia

Hay vestigios de faros más antiguos: en la Antigüedad, el faro le prestó nombre a Chipiona. Esta obra maravillosa según Estrabón, que casi la parangonaba con el mítico Faro de Alejandría, fue ordenada construir en el año 140 a. C. por el procónsul Quinto Servilio Cepión a fin de evitar a los navegantes que pretendieran remontar el río Betis los escollos de Salmedina: de ahí Turris Caepionis «Torre de Cepión», y de Caepionis, Chipiona.

Un primer proyecto sobre la piedra de Salmedina fue ideado en 1857 por Eduardo Saavedra. El proyecto final, la obra actual, fue aprobada por el entonces Ministerio de Puertos y Canales para atender el crecimiento del tráfico marítimo hacia Sevilla en 1862 por el ingeniero Jaime Font.[3]​ Desde entonces, sólo ha permanecido apagado en dos ocasiones; la primera en 1898, con motivo de la guerra contra EEUU, por la independencia de Cuba. Los faros de la provincia de Cádiz se apagaron por miedo a una invasión. La segunda, fue en 1936, con motivo de la guerra civil, permaneciendo apagado casi tres años. Está construido por una torre ligeramente troncónica, que recuerda las columnas conmemorativas romanas. los elementos utilizados en su construcción son sillería de arenisca y piedra ostionera.

Señala a los barcos la entrada al estuario del río Guadalquivir, el único río navegable de España. También es aprovechado como baliza por los aviones ya que es uno de los 20 faros aeromarítimos de España (su haz de luz alcanza la misma distancia en vertical que en horizontal). Desde 1998, se organizan visitas turísticas para conocer el interior del faro y en 1999 se cambió la lámpara existente por una halógena con alcance de 30 millas náuticas. Consta de tres haces luminosos a 120º que dan una revolución completa cada treinta segundos, por lo que en la distancia se ven como destellos cada diez segundos. La gestión y propiedad del mismo corresponde a la Autoridad Portuaria de Sevilla, organismo público responsable de la gestión del Puerto de Sevilla, de titularidad estatal, y de la Eurovía Guadalquivir (E-60.02).[4]

Other Languages