Fantasía coral

Contexto, historia y recepción

La Fantasía para piano, orquesta y coro en Do menor, Op. 80, es una de las obras más singulares de Ludwig van Beethoven. Se estrenó el 22 de diciembre de 1808, en un maratónico concierto que fue la última aparición pública de Beethoven como solista, e incluyó además el estreno de la Quinta y la Sexta sinfonías, el Concierto para piano nº 4 Op. 58, el aria Ah, pérfido! y tres movimientos de la Misa latina en sol bemol Op. 86.

Tres semanas antes del estreno, Beethoven consideró darle un final grandioso a la Op. 80 y compuso la parte del coro. La pieza completa fue escrita en muy poco tiempo; pero la introducción, sólo de piano, no estaba todavía en papel para el estreno, sino que Beethoven la improvisó.

Antes de comenzar, el maestro olvidó decirle al coro que se saltara la segunda repetición —para ahorrar tiempo y porque, como la tinta todavía estaba fresca, no se sentía seguro de la obra—; pero, llegado el momento, siguió tocando. Reconoció que el error había sido suyo y empezaron de nuevo, desde el principio. Del extenuante concierto, ésta es sólo una anécdota famosa. El concierto de estreno debió ser algo desastroso; de acuerdo con el secretario del compositor, Anton Felix Schindler, "fracasó, simplemente", un resultado atribuible al poco ensayo.

Sólo Ralph Vaughan Williams ha escrito otra pieza para piano, orquesta y coro.

Other Languages