Fan

Tobey Maguire saluda a fanes en la premier de Spider-Man 3, en Queens, Nueva York

Un fan (en plural: fanes[1]​), simpatizante, aficionado, seguidor, admirador o fanático es una persona que siente gusto y entusiasmo por algo. El término se utiliza en particular en el deporte y el arte, para referirse a admiradores de una persona, grupo, equipo u obra.

Los fanes de algo o alguien constituyen el fandom de la persona o cosa que se admira. A veces demuestran su afición siendo miembros de un club de fanes, creando fanzines, promoviendo lo que les interesa, o de otras maneras más.

¿FAN O FANÁTICO? DIFERENCIA

Existe una marcada diferencia en decirse fan y decirse fanático:

FANÁTICO es la persona que se entusiasma rauda y ciegamente, es fácil de conquistar y se apasiona por imitación . Tan pronto se declara prosélito del Rey y más veloz aún encuentra una reina por quien levantar la voz hasta quedar afónico y atónito ante su presencia, desmayándose ante el inevitable éxtasis. El fanático no nace solo y por regla general acude a su ídolo en hordas; pero, así como nace en grupo y repentinamente, vive en una especie de exaltación mística y termina por morir pronto, dejando a su ídolo en el recuerdo. Porque la moda es su cauce, es inaudito ser fanático de alguien que no canta cada cinco minutos en la radio o alguien de quien no se comenta en la televisión.

Suele vérsele únicamente cuando su ídolo visita su ciudad para un concierto, promoción o entrevista televisiva; entonces, adorna su frente con una cinta grabada con el nombre de su artista, pinta carteles con “I love you”, ensaya las canciones para corearlas y marcha junto a sus consortes al encuentro con el más grande entre los grandes, la estrella más aplaudida, el dueño de su corazón. Terminada la adoración y exhausto, el autoexilio es ineludible.

Es merced a estas personas que los más insípidos incluso, pueden llegar a la cima, a la cumbre de la fama, es el fanático el trampolín que los catapulta a la notoriedad más deseada por los que no la conocen.


Un FAN, por el contrario, se conquista lenta y cuidadosamente, pero una vez enamorado es leal y eterno. No lo seduce el esplendor del artista, ni su fama ni su nombre. La admiración es a sus cualidades extraordinarias, raras, únicas; sus dotes descollantes que generan un sentimiento de estimación profundo. Tal vez porque encuentra en su ídolo algo que él posee en un estado latente.

Y aunque es posible encontrar un fanático actuando como un fan y un fan extasiado como un fanático. Las siguientes son características que establecen las distancias y depuran a uno del otro.


FANÁTICO

1. El fanático lleva al artista a la fama.

2. Es seducido por la “forma” aspectos ajenos al talento del artista.

3. El fanatismo es una emoción, es intensa, pero pasajera.

4. El fanático quiere saber de la vida de su ídolo por curiosidad banal.

5. Necesita ver físicamente a su ídolo para sentirlo.

6. El fanatismo se evapora con el tiempo, es efímero.


FAN

1. El fan, en cambio, mantiene a su ídolo en la fama.

2. Es seducido primordialmente por el talento y trabajo del artista.

3. En el fan se gesta un sentimiento estable y duradero.

4. El fan no indaga banalmente la historia de su artista; quiere saber quién se esconde tras el ídolo que lo seduce.

5. El fan añora su presencia, pero lo siente a través de su arte.

6. 6. Un fan se hace más acérrimo cuantos más años pasen.

Other Languages
العربية: معجب
беларуская: Балельшчык
беларуская (тарашкевіца)‎: Заўзятар
বাংলা: সমর্থক
čeština: Fanoušek
dansk: Fan
Deutsch: Fan
English: Fan (person)
euskara: Fan
suomi: Fani
français: Fan (admirateur)
galego: Fan
Bahasa Indonesia: Penggemar
italiano: Fan
日本語: ファン
қазақша: Жанкүйер
한국어:
Lëtzebuergesch: Fan
lietuvių: Fanas (asmuo)
latviešu: Fans
Bahasa Melayu: Peminat
Nederlands: Fan
norsk: Supporter
polski: Fan
português:
русский: Фанат
Simple English: Fanatic
slovenčina: Fanúšik
svenska: Supporter
ไทย: แฟน
Türkçe: Hayran
українська: Фанат
Tiếng Việt: Người hâm mộ
ייִדיש: מעריצים
中文: 爱好者
Bân-lâm-gú: Siáu-iú
粵語: 擁躉