Familia Thyssen-Bornemisza

Castillo de Landsberg en Alemania, que alberga la cripta con el panteón de las dos ramas de la familia Thyssen.

La familia Thyssen fue una de las más poderosas de la industria alemana del siglo XX. Su expansión empresarial se debió a August Thyssen (1842-1926), quien se volcó en la producción de acero y derivados (material bélico y otros), si bien luego los Thyssen diversificaron su actividad a otras áreas. Destaca entre estas empresas la multinacional alemana ThyssenKrupp AG. Debido a una creencia más bien inexacta, se suele pensar que las sagas Thyssen y Thyssen-Bornemisza son la misma, pero en realidad la segunda es una rama que deriva de la primera.

El apellido Thyssen deriva del apelativo Mathiason, «hijo de Matías»; alude a un antepasado de principios del siglo XIX.

  • dos ramas thyssen

Dos ramas Thyssen

Tras fundar August Thyssen su imperio industrial, a principios del siglo XX la familia se desgajó en dos ramas, lideradas por sus hijos Fritz y Heinrich, los cuales emprendieron sus negocios por separado y vivieron distanciados desde su juventud. La familia conocida en España por su título de baronía y por sus afanes coleccionistas deriva de Heinrich Thyssen, mientras que su hermano Fritz se relacionó con Hitler. Esto ha provocado confusión, al relacionar sin ningún matiz el apellido Thyssen con dicho dictador.

Fritz Thyssen fue, según algunas fuentes, el único alemán de la familia que financió al partido nazi alemán ( NSDAP) en sus primeros años. Más tarde se opuso a su política de pacto con la URSS e intentó alejarse del régimen de Hitler huyendo a Francia, pero fue detenido por el Gobierno de Vichy y devuelto a Alemania. Sufrió las represalias de Hitler, y después del bando vencedor en los Juicios de Núremberg.

La rama de los Thyssen relacionada con España, por el museo de Madrid y el museo Carmen Thyssen Málaga se instaló en Hungría, luego en Holanda y finalmente en Lugano (Suiza), y no tuvo ninguna implicación con Hitler. Heinrich Thyssen (1875-1947) hermano menor de Fritz, decidió emprender proyectos por su cuenta al considerar que, siendo hijo segundón, quedaría eclipsado si permanecía en Alemania. Tras estudiar en Londres, en 1905 se trasladó a Hungría y en 1907 contrajo matrimonio con la baronesa Margarita Bornemisza (1887-1971), la hija del barón Gábor (Gabriel) Bornemisza (1859-1915), Ayudante de Cámara del rey húngaro (entonces, del emperador austríaco Francisco José). El barón Gábor Bornemisza al no tener hijos varones adoptó a su yerno y le legó su título tras recibir la aprobación del rey.

Esta situación era inusual en la historia húngara, si bien desde el siglo XIX se repitió en varias ocasiones cuando una importante familia aristócrática húngara estaba a punto de desaparecer por falta de descendientes varones. Así sucedió con las familias Edelsheim-Gyulai, Petrichevich-Horváth y Khuen-Héderváry, apellidos compuestos (el primero era extranjero y el segundo húngaro). Tras la derrota del Imperio austrohúngaro en la Primera Guerra Mundial, quedaron abolidos los títulos nobiliarios, por lo cual en sentido estricto los barones Thyssen-Bornemisza no tendrían vigente dicho título actualmente.

Al estallar la revolución comunista en Hungría, el I barón Thyssen-Bornemisza y su familia tuvieron que abandonar el país y se trasladaron a Holanda, donde nació su hijo el II barón Hans Heinrich. En 1932 la familia compró la mansión Villa Favorita en Lugano y le sumó un pequeño museo para exhibir sus mejores obras de arte. A la muerte de su padre en 1947, Hans Heinrich Thyssen-Bornemisza tomó las riendas de las empresas y de la colección, que finalmente cedió a España. Fruto de ello es el Museo Thyssen-Bornemisza.

Como testimonio de la vieja saga Thyssen subsiste cerca de Essen el Castillo de Landsberg, que cuenta con una cripta donde son enterrados los miembros de ambas ramas familiares, la Thyssen y la Thyssen-Bornemisza.

Véase también: Fritz Thyssen y Hans Heinrich von Thyssen-Bornemisza.

Other Languages