Falso tsunami de Concepción

El conocido como falso tsunami de Concepción fue una extendida situación de pánico colectivo que movilizó a más de 18 mil personas,[1] en su mayoría habitantes del Gran Concepción, Chile, ante la alerta de un supuesto (y falso) maremoto que afectaría a esa conurbación.

Cronología

Durante la noche del 16 de enero de 2005, y según se determinó en la investigación realizada posteriormente, el rumor sobre un tsunami que afectaría a la zona, comenzó en la isla Quiriquina, administrada por la armada chilena.

Pronto este rumor se expandió rápidamente entre los habitantes de los alrededores de la isla. A medida que crecía la histeria colectiva, cada vez más se tergiversaba el dato, hasta que finalmente se empezó a hablar de un tsunami que, de seguro, en las próximas horas golpearía a la zona.

Por medio del teléfono, el chat, el correo electrónico, y el aviso de vecino a vecino (conocido como boca-oreja), gran parte de la población pencopolitana se vio ante la situación de la posible llegada de un maremoto.

Con el fresco recuerdo del Terremoto del Océano Índico de 2004, y ya en la madrugada del 17 de enero miles de personas comenzaron a escapar hacia puntos más altos, como cerros. El apogeo fue entre las 01:00 y las 02:00 de la madrugada, cuando cerca de 20 mil personas, según algunas estimaciones, no se encontraban en sus hogares debido a la falsa alarma.

Las principales arterias viales de la ciudad colapsaron, especialmente los puentes sobre el río Biobío.

Pasadas las 02:30 AM, las emisoras radiales, como Radio Biobío, comenzaron a informar sobre la situación y a señalar la rotunda y total falsedad del supuesto maremoto. Recién en ese momento los habitantes comenzaron a regresar a sus hogares, aunque algunas personas, asediadas por el miedo, continuaron en los cerros hasta la mañana del 17 de enero.

Other Languages