Falmari

Falmari
Raza de El Silmarillion
Araniart - Galadriel and Celeborn.jpg
Representación de Galadriel y Celeborn (Araniart)
Primera aparición a. v. 1162 E. A.[2]
Creada por J. R. R. Tolkien
Otros nombres «Elfos del mar», «teleri de Aman», «solosimpi de Aman», «lindar de Aman», «falmarindi» y «jinetes de la espuma».
Raza a la que pertenece Elfos
Personajes clave Olwë, Eärwen, Celeborn,[3] Celebrían
Dominios Alqualondë ( Aman) y Tol Eressëa
Rey(es) Olwë
Idioma Telerin[4]
Capítulo(s) El Silmarillion:
«De Eldamar y los príncipes de los eldalië»
«Del oscurecimiento de Valinor»
«De la huida de los noldor»
«Del viaje de Eärendil y la Guerra de la Cólera»
El libro de los cuentos perdidos 1:
«La cabaña del juego perdido»
«La música de los ainur»
«La llegada de los elfos y la construcción de Kôr»
«La huida de los Noldoli»
«El cuento del Sol y de la Luna»
«El ocultamiento de Valinor»
[ editar datos en Wikidata]

Los falmari (traducido del quenya como «elfos del mar») son un pueblo ficticio perteneciente al legendarium creado por el escritor británico J. R. R. Tolkien y que aparece en sus novelas El Silmarillion y El libro de los cuentos perdidos 1. Eran los altos elfos telerin, los únicos de los teleri —el tercer clan de los elfos y el más numeroso— que completaron la Gran Marcha de los elfos para arribar al Reino Bendecido de Aman, la tierra de los dioses. Allí gobernó su rey Olwë desde la ciudad portuaria de Alqualondë («el puerto de los cisnes»).[5]

Eran famosos por su afición musical y por su voz,[7]

También son tristemente célebres por ser las víctimas de la primera carnicería de elfos contra elfos en la que muchos falmari perdieron la vida de forma infame a manos de los noldor que robaron sus preciados barcos: La llamada Matanza de los Hermanos de Alqualondë ocurrida en el último periodo de las Edades de los Árboles.[6]

Después de que Ilúvatar —el dios creador— arrancara Aman fuera del mundo en la Segunda Edad del Sol, todo lo que en en ellas se encontraba quedó fuera del alcance de los mortales, incluyendo el reino de los falmari.[8]

Historia ficticia

Origen de los elfos

En la obra de J. R. R. Tolkien los elfos son los primeros seres inteligentes y parlantes de la creación y se llamaron a sí mismos quendi, «los hablantes/parlantes». Tras conocer su existencia, los valar —semidioses de la mitología de Tolkien— invitan a los elfos al continente de Aman en el a. v. 1101  E. A..[2]

Ramificaciones de los teleri

Elwë emigró hacia el oeste en el a. v. 1105 E. A.[2]

En el a. v. 1115 E. A.[9]

Representación de elfos abandonando la Tierra Media (Araniart)

Los teleri restantes se adentraron en Beleriand. Pero el rey Elwë se perdió en el bosque de Nan Elmoth (a. v. 1130 E. A.)[10]

Por este motivo cuando el valar Ulmo acudió al litoral de Beleriand en el a. v. 1132 E. A.[7]

Todas estas gentes renunciaron a mantener el apelativo de teleri, que posteriormente solo conservaron los que continuaron la travesía.[11]

A lo largo de los años que pasaron los teleri en la bahía su amigo el maia Ossë —guardián de los mares de la Tierra Media— les enseñó todas las ciencias del mar y la música del mar. Así que cuando llegó el momento de cruzar el océano algunos de ellos se enamoraron de las costas persuadidos por Ossë, al que apenaba no volver a oír la música de los elfos. Estos fueron los falathrim («elfos de las Falas», las costas occidentales de Beleriand) y fueron los primeros marineros y carpinteros de barcos de la Tierra Media. Se establecieron en los puertos de Brithombar y Eglarest bajo el señorío de Círdan quien, a su vez, reconocería a Elwë como rey cuando éste fuera coronado de nuevo.[7]

Tiempo después cuando los noldor regresaron a la Tierra Media llamarían sindar («elfos grises») a los falathrim y a los eglath, quizás porque no eran elfos de la luz ni eran elfos de la oscuridad sino que eran elfos del crepúsculo, o quizás porque su rey era Elwë Singollo que traducido del quenya significa «Mantogris».[5]

Aparición de los falmari

Geografía esquemática de Arda en las Edades de los Árboles

Los que quedaban de los teleri zarparon (a. v. 1150 E. A.)[13]

Una vez en Eldamar los teleri se reencontraron con sus hermanos elfos vanyar y noldor que les pusieron el nombre falmari por su afición a tocar música junto al mar. En aquel lugar levantaron la ciudad portuaria de Alqualondë[13]

Pero los noldor decidieron abandonar Valinor contraviniendo la voluntad de los valar y pidieron a sus amigos los falmari los barcos. Estos, que no querían participar, trataron de disuadirlos aunque con desatino; Fëanor —el rey de los noldor— ordenó asaltar la ciudad puerto y tomar las hermosas naves por la fuerza. Muchos falmari murieron durante la Matanza de los Hermanos de Alqualondë, pues ellos eran menores en número y solo contaban con unos arcos delgados como armas. El rey Olwë pidió ayuda a Ossë y, aunque los valar no permitían usar la fuerza para detener a los noldor, la maia Uinen —la esposa de Ossë y señora de las aguas— lloró y el mar se levantó furioso hundiendo bastantes de los navíos robados.[1]

A causa de la carnicería los valar maldijeron a los noldor con el Hado de los Noldor, una profecía condenatoria sobre aquellos que no se sometieran a juicio.[14]

No se supo nada más de los falmari después de que Eru diera nueva forma a la tierra en la Segunda Edad del Sol lo que impedía el acceso Aman.[8]

Other Languages