Fallas sismogénicas de la Región de Murcia

Un acelerógrafo

Una fallaes una fractura en la que ha existido desplazamiento de dos bloques, si no existe este desplazamiento la fractura se llama diaclasa. Las principales fallas sismogénicas de la Región de Murcia son la de Alhama de Murcia, la de Cádiz- Bullas- Alicante y la de la Vega Media del Segura. La Región de Murcia se sitúa dentro del ámbito de las Cordilleras Béticas, y en ella están representados materiales pertenecientes a las tres zonas que tradicionalmente se dividen en Prebética y Subbética (zonas externas) y Bética (zonas internas); la primera tiene un carácter paraautóctono y las otras dos alóctono.[1]

Falla de Alhama de Murcia (FAM)

Una falla muy activa en la Región de Murcia es la de Alhama de Murcia (también conocida como de Alcantarilla-Alhama-Puerto Lumbreras),[2] localizada entre el norte del valle del Guadalentín y Puerto Lumbreras.

Permanece en movimiento casi continuamente, provocando pequeños movimientos. Lo que, a pesar de los daños que se producen en las edificaciones, es buena señal porque así la energía se libera poco a poco.

Murcia ha sufrido 12 terremotos en los últimos 5 años por la falla de Alhama.[4]

El ramal donde se concentran más seísmos es en la Falla de El Amarguillo.[5]

La falla de Alhama ha provocado el 11 de mayo de 2011 dos terremotos de grados 4,7 y 5,1 en la escala de Richter con epicentro cercano a la ciudad de Lorca, en Barranco Hondo (Lorca) ,que ha causado numerosos daños materiales y se ha cobrado la vida de al menos 8 personas.[6]

Other Languages