Falacias de definición

Las definiciones pueden ser erróneas de varias formas. Por conveniencia nos podemos referir a ellas como falacias de definición (por analogía con falacia lógica).

Circularidad o tautología

Existe una denominación general para las dos primeras fuentes de errores: definición circular. Una definición circular no arroja luz alguna sobre el objeto o asunto sobre el que queremos obtener información.

Definir con un sinónimo

Una definición no es buena si simplemente nos da una palabra sinónima. Por ejemplo: supongamos que definimos la palabra virtud utilizando simplemente la palabra excelencia. Podría ser perfectamente real que todas las virtudes son excelencias, y que todas las excelencias son virtudes, pero la palabra excelencia por sí misma no es una buena definición de virtud. Uno siempre puede simplemente preguntar, "¿pero qué quiere decir excelencia?". Seguramente, si uno tiene una confusión básica sobre lo que significa virtud, entonces también tendrá una confusión filosóficamente básica con lo que quiere decir excelencia.

Definir con un cuasi-sinónimo

Una definición no es buena si utiliza un sinónimo muy cercano. Por ejemplo, supongamos que definimos bello como "poseedor de valor estético". Las palabras bello y estético tienen un significado muy cercano. Por lo que si uno tiene curiosidad por la belleza también tendrá curiosidad por la estética. Lo realmente útil es qué características generales poseen todos los objetos bellos, o todos los objetos que tienen valor estético.

Other Languages