FC Spartak de Moscú

Spartak Moscú
Datos generales
Nombre completo Futbolʹnyĭ Klub Spartak Moskva
Apodo(s) Myaso (Carne)
Krasno-belie (Los rojiblancos)
Naródnaya komanda (El equipo del pueblo)
Fundación 18 de abril de 1922 (94 años)
Presidente Bandera de Rusia Leonid Fedún
Entrenador Bandera de Italia Massimo Carrera
Instalaciones
Estadio Otkrytie Arena
Ubicación Moscú, Rusia
Capacidad 44 000
Uniforme
Kit left arm.svg
Kit body spartak1617h.png
Kit right arm.svg
Kit shorts shorts.png
Titular
Kit left arm spartak1617a.png
Kit body spartakmoscow1617a.png
Kit right arm spartak1617a.png
Kit shorts shorts.png
Alternativo
Última temporada
Liga Liga Premier de Rusia
( 2015/16)
Títulos (por última vez en 2001)
Copa Copa de Rusia
(2015-16) Dieciseisavos de final
Títulos (por última vez en 2003)
Sitio web oficial
[ editar datos en Wikidata]

El FC Spartak de Moscú (en ruso: Футбольный клуб «Спартак» Москва, Futbolʹnyĭ Klub Spartak Moskva) es un club de fútbol de Moscú, capital de Rusia. El club fue fundado el 18 de abril de 1922 y disputa sus partidos como local en el Otkrytie Arena, con capacidad para 44 000 espectadores e inaugurado en 2014. Actualmente juega en la Liga Premier de Rusia, la primera división del fútbol ruso.

El club fue uno de los más potentes en la antigua Unión Soviética, donde ganó doce campeonatos de liga. Tras la caída del bloque soviético y la creación de la liga rusa, el Spartak se convirtió en el dominador del fútbol ruso al ganar nueve de los diez primeros campeonatos de liga de Rusia entre 1992 y 2001, con la única excepción del título de liga de 1995 en el que finalizó tercero. En su palmarés cuenta también con diez Copas soviéticas, tres Copas rusas, seis Copas de la CEI. El Spartak es un equipo habitual en los torneos de la UEFA y ha alcanzado las semifinales de las tres competiciones europeas.

El equipo es fácilmente reconocible por su tradicional uniforme, que consiste en camiseta roja con una banda horizontal blanca, pantalones blancos y medias rojas. El escudo lo acuñó en 1935 Nikolái Stárostin y consiste en un diamante rojo con una raya diagonal blanca y la letra «C» cirílica en el centro.[1] sino que fue parte de la sociedad deportiva Spartak, nombrada así en honor al esclavo romano Espartaco.

Historia

Orígenes y fundación del Spartak (1922–1935)

La sociedad deportiva de Moscú fue fundada el 18 de abril de 1922 en el distrito Presnya, en el centro de Moscú, a sugerencia de Iván Artémiev.[2] Un grupo de entusiastas encabezados para Artémiev consiguió un permiso para la demolición de varias casas abandonadas en la zona de Presnya para la posterior construcción de un estadio. De forma paralela se produjo la reorganización de dos equipos deportivos, la Sociedad de Gimnasia Rusa (RGO, Russkogo gimnasticheskogo obshchestva) y la Sociedad de Educación Física de Presnenski (OFV, Obshchestva fizicheskogo vospitaniya). Ambos se unieron en el Círculo Deportivo de Moscú (MKS, Moskovski kruzhok sporta).

Equipo del Círculo Deportivo Krasnopresnensky de Moscú (1922), origen del Spartak.

A continuación llegaron al equipo los hermanos Stárostin (Nikolái, Aleksandr, Andréi y Piotr), apellido que siempre ha estado ligado a la historia del Spartak. Al cabo de un año el nombre del equipo se cambió a Krásnaya Presnya, como propuso originalmente Artémiev, pero también fue renombrado posteriormente Pishcheviki y Promkooperatsia, nombre del sindicato de trabajadores de la alimentación.[3]

En 1935 el presidente del Comité Central del Komsomol Aleksandr Kósarev decidió crear una Sociedad de Deportes.[5]

«…Y de nuevo suenan monótonamente las mismas palabras una y otra vez: "fidelidad", "arrojo", "victoria"... ¡No, no, no! De repente, mi mirada se fija sobre un libro que estaba encima de la mesa: Espartaco, de Raffaello Giovagnoli. Lo tomo y pienso que nos hace falta un lema, un nombre que muestre las mejores cualidades de los atletas; la hombría, la voluntad, la estabilidad y la fuerza, la fidelidad a una idea. El líder de los gladiadores tenía todas estas cualidades. ¡Llamemos a nuestro nuevo equipo "Spartak"!». Nikolái Stárostin.[4]

Decreto del 19 de abril de 1935 por el que se aprueba la creación de la sociedad deportiva Spartak.

El 19 de abril de 1935 el Consejo de Cultura Física de la Unión aprobó la fundación de la nueva sociedad deportiva Spartak.[1]

Creación del campeonato soviético (1936–1949)

En 1936 se formó la Primera División de la Unión Soviética y el Spartak participó en esta primera temporada. El campeonato de primavera fue conquistado por el Dinamo Moscú y el Spartak quedó en tercer lugar, mientras que en el campeonato de otoño fue el Spartak quien se hizo con el título superando al Dinamo, en el segundo lugar. Fue en esos años cuando comenzó la rivalidad irreconciliable entre estos equipos, que sólo se intensificó después de que los hermanos Starostin fueran confinados en 1942 por instrucciones personales de uno de los patrones del Dinamo, Lavrenti Beria.[9] El primer entrenador del equipo en los campeonatos de la Unión fue el checoslovaco Antón Fivébr, que venía de entrenar al Valencia CF. A continuación, en la segunda mitad de 1936, trabajó como entrenador en jefe Mijaíl Kozlov, que ganó el primer campeonato de la unión. En 1937 vino a sustituir a Konstantín Kvashnin, con quien el Spartak ganó el título de liga en 1938.

Después de una exitosa temporada en 1938, cuando el Spartak ganó el campeonato de liga y la Copa de la URSS, fue sustituido el entrenador del equipo. En lugar de Kvashnin llegó Piotr Popov, pero el cambio de entrenador no alteró el rumbo del equipo. Al final, sin ningún problema el Spartak ganó el campeonato de 1939.

Sin embargo, esa edición de la copa soviética resultó dramática y compleja. Después de vencer el partido de semifinales contra el Dinamo Tbilisi (1–0) los georgianos presentaron una protesta contra el gol de los moscovitas, anotado por Andréi Protásov en el que, según los jugadores del Dinamo, el defensa Shota Shavgulidze consiguió sacar antes de rebasar la línea de gol.[11]

El Spartak celebra su copa soviética ganada en 1939 al Dinamo Tbilisi.

El campeonato de liga de 1941 fue interrumpida por la Segunda Guerra Mundial (llamada Gran Guerra Patria por los rusos). El 22 de junio iba a celebrarse el partido contra sus compañeros y rivales en liga del Spartak de Leningrado, pero el partido no se pudo celebrar por la guerra. Algunos de los jugadores y cuerpo técnico fueron llamados a filas y Vladislav Zhmelkov se ofreció como voluntario para entrenar al equipo, Anatoli Vialichkin fue asesinado en la batalla y Stepán Kustylkin murió de las heridas recibidas durante la guerra ruso-finlandesa. Después de la abolición del campeonato soviético se decidió celebrar un otoño del Campeonato de Moscú y la edición de copa, pero nunca fueron terminados debido a la aproximación de las tropas alemanas a la capital.

Después de la guerra, se decidió reanudar el campeonato de la URSS. En 1945 el equipo realizó un mal campeonato y acabó en décimo lugar. El Spartak sólo podría añadir dos copas soviéticas conseguidas de forma consecutiva en 1946 y 1947 tras vencer en la final al Dinamo Tbilisi[16]

Primera edad dorada y rivalidad con el Dinamo (1950–1966)

El Spartak comenzó los años 1950 sin demasiado éxito en el campeonato soviético pese al excelente nivel goleador que seguía exhibiendo el ariete Nikita Simonián. Sin embargo, lograron proclamarse campeones de copa ante sus grandes rivales del Dinamo, a los que vencieron por tres goles a cero.

A principios de 1952 Gueorgui Glazkov fue reemplazado como técnico por Vasili Sokolov, exdefensor del Spartak en dos periodos y que llegó a disputar más de doscientos partidos en liga sólo con el equipo rojiblanco. Sokolov apenas tuvo tiempo para preparar el campeonato, ya que el equipo nacional de la URSS disputó los Juegos Olímpicos de Helsinki 1952. Sin embargo, la temprana eliminación ante los yugoslavos en el segundo partido propició que los jugadores soviéticos regresaran a Moscú antes de tiempo. La espina dorsal de los jugadores del equipo nacional fueron del CDKA y el seleccionador era un instructor del ejército, Borís Arkádiev. Por el fracaso en los Juegos Olímpicos y precisamente ante Yugoslavia —las relaciones entre Tito y Stalin estaban muy deterioradas—,[17]

Ígor Netto y Lev Yashin, capitanes del Spartak y Dinamo Moscú, respectivamente. Ambos simbolizan la gran rivalidad entre los dos equipos durante los años 1950 y 1960.

Con el principal competidor fuera del torneo, muchos equipos tuvieron la esperanza de ganar el campeonato en 1952. A partir de agosto, el Spartak comenzó a dominar la clasificación y, después de nueve jornadas con siete victorias y dos empates, el equipo se hizo matemáticamente con el campeonato, que constó de trece jornadas. En la copa llegó a la final, donde fue superado por el Torpedo. La temporada siguiente fue otra lucha por el título entre el Spartak y el Dinamo Tbilisi, que acabó con un nuevo triunfo del Spartak, el segundo consecutivo y el quinto en su historia.

Equipo tipo del Spartak campeón en 1956.

El CDSA tuvo que esperar a la muerte de Stalin para reaparecer en el fútbol soviético en 1954, que regresó con los exjugadores del Spartak Borís Razinski y Anatoli Bashashkin. Estos fueron sustituidos por el lituano Vladas Tučkus y Mechislav Selitski. La nueva temporada del Spartak parecía ser la del tercer campeonato consecutivo, pero en el medio de la temporada, el equipo perdió inesperadamente dos partidos importantes ante el Trudovýe Rezérvy (Reservas Laborales) de Leningrado (1–2) y el Dinamo Moscú (0–1). Como resultado, el equipo, que poseía una equipo más fuerte, perdió el campeonato. Esa temporada, el Spartak sufrió las lesiones de jugadores muy importantes, como Simonyan, Igor Netto, Nikolái Tíshchenko y Nikolái Deméntiev.

El fracaso de la temporada en 1954 llevó a la renuncia del entrenador Sokolov y a la llegada del Nikolái Guliáyev. Además, 15 años después regresó de su exilio en Kazajistán el legendario Nikolái Stárostin,[20] que asumió el cargo de presidente del club. En el aspecto deportivo, el Spartak volvió a protagonizar otra pelea por el título con el Dinamo Moscú de Lev Yashin, que conquistó las ligas de 1954 y 1955, en las que el Spartak acabó segundo, superado por su gran rival. La trayectoria se invirtió en 1956, cuando el Spartak se proclamó campeón de liga con una autoritaria temporada. De hecho, la selección soviética que ganó el oro de los Juegos Olímpicos de Melbourne 1956 estaba compuesta principalmente por jugadores del Spartak. Esto fue un aliciente para el título de liga de 1957, pero nuevamente el campeonato volvió a pasar a las filas del Dinamo, que sacó ocho puntos de ventaja al Torpedo y Spartak.

Sin embargo, 1958 fue un año histórico para el club rojo y blanco. El campeonato tuvo que ser detenido por la celebración de la Copa del Mundo de 1958 en Suecia, donde Spartak y Dinamo Moscú acapararon gran parte de los jugadores del equipo soviético que cayó en cuartos de final ante los anfitriones. Tras la reanudación, el Spartak venció a sus rivales del Dinamo y del CSKA que le auparon al liderato. Una serie de derrotas hacia el final del campeonato propiciaron que el Dinamo Moscú llegase líder a la última jornada con un punto de ventaja sobre sus grandes rivales. El Spartak visitó el estadio Lenin de Kiev para medirse al Dinamo Kiev y venció gracias a un gol de Nikita Simonián a falta de doce segundos para el final. Los ucranianos presentaron una queja formal y el partido tuvo que repetirse el 8 de noviembre, pero el Spartak volvió a vencer (2–3) y se proclamó campeón de liga. En la copa hizo lo propio en la final ante el Torpedo y se hizo, así, con el primer doblete de su historia.

Con ese gran éxito llegó un cambio generacional importante para el Spartak. La temporada siguiente en 1959 fue un fracaso, pues finalizaron en sexto lugar. Nikita Simonián y varios jugadores veteranos se retiraron del equipo y llegó una nueva hornada de jóvenes que no lograron los éxitos anteriores del club. Ígor Netto era el único de la anterior edad de oro del Spartak, que junto a Maslenkin y Krútikov fueron los representantes del club en el equipo soviético campeón de la Eurocopa 1960. Simonyan se hizo cargo del equipo como entrenador en ese mismo año y fue bajo su dirección que el Spartak se proclamó campeón de liga en 1962 tras volver a superar al Dinamo. Fue el fin de una era para el club, que sumó varios años consecutivos sin apenas éxitos (dos copas en 1963 y 1965). En 1966 se retiró del fútbol el gran capitán del Spartak, Ígor Netto.

Crisis deportiva y descenso a segunda (1967–1977)

El club comenzó una etapa de indecisiones,[22] marcada por otro regreso de Nikolái Guliáyev a los banquillos, que sucedió a Nikita Simonián, quien, no obstante, regresaría apenas dos años después. El Spartak disputó por primera vez competición europea al participar en la Recopa de Europa 1966-67. Eliminó en primera ronda al OFK Belgrado por un contundente 1–6 global, pero en octavos de final cayó ante el Rapid Viena, por un ajustado 1–2 en el cómputo global.

Al comienzo de la temporada 1968 se unieron al equipo Nikolái Kiseliov, Víktor Papáyev y Dzhemal Silagadze. El 16 de abril, los rojo y blancos, después de un inicio no muy exitoso, se impusieron en el derbi moscovita ante el Dinamo (2–1). La victoria fue clave en la mejoría del estado del equipo, que encadenó cinco victorias consecutivas. Sin embargo, una dolorosa derrota ante otro de sus grandes rivales locales, el Torpedo de Eduard Streltsov (1–5), y la derrota ante el Dinamo Moscú en la segunda vuelta, entre otras derrotas, llevaron al equipo a conformarse con el segundo puesto, a cinco puntos del Dinamo Kiev, rival que comenzó a imponer un dominio importante en el fútbol soviético. Ambos protagonizaron otra lucha hasta el final por el campeonato en 1969, pero esta vez fue el Spartak quien consiguió hacerse con el noveno título de liga al mantener la base del equipo del año anterior.[23] Nikolai Osyanin fue el máximo goleador del torneo con 16 goles. Anzor Kavazashvili, uno de los mejores porteros del país, fue otro de los hombres clave en el éxito de esa temporada.

La década de 1970 fue un período de luces y sombras para el equipo moscovita, especialmente en el campeonato de liga.[22] En 1971 se proclamó campeón de copa al derrotar al SKA Rostov del Don. El Spartak necesitó de un partido de desempate tras el 2–2 del primer encuentro en el estadio V. I. Lenin de Moscú. El encuentro definitivo se disputó el 8 de agosto de 1971 en el mismo estadio y venció el equipo rojo y blanco con un solitario gol de Nikolái Kiseliov. Por otra parte, esa temporada el Spartak debutó en la máxima competición europea, la Copa de Europa, pero fue eliminado en primera ronda ante el FC Basel (4–4) por la regla de los goles anotados como visitante.

Otra nueva etapa de Nikolái Guliáyev en los banquillos del Spartak dio, esta vez, buenos resultados para los moscovitas. La Recopa de Europa 1972-73 fue una prueba de ello, en la que el Spartak completó su mejor actuación europea hasta la fecha. En primera ronda elimonó al FC Den Haag y en segunda ronda se deshizo del Atlético de Madrid en una emocionante eliminatoria que acabó con empate a cinco goles, que clasificó al equipo soviético por el doble valor de goles anotados fuera de casa (3–4 en Madrid para los moscovitas y 1–2 en el estadio Dinamo para los madrileños). En cuartos de final el AC Milan derrotó al Spartak por un global de 2–1, equipo que a la postre sería el campeón del torneo. En la liga, el mejor resultado de la nueva era Guliáyev fue el subcampeonato logrado en 1974, un punto sólo por debajo del campeón, el Dinamo Kiev.

Anatoli Krútikov, histórico defensa del Spartak con más de doscientos partidos en primera división y miembro del equipo soviético campeón de la Eurocopa 1960, fue nombrado entrenador del club en 1976 tras la destitución de Guliáyev por malos resultados. Abandonaron el equipo varios jugadores y Osyanin estuvo lesionado parte del torneo. A la plantilla se unieron entonces dos jóvenes jugadores que más tarde serían dos leyendas del club, Vaguiz Jidiatulin y Oleg Romántsev,[24] pero debutantes en ese momento en el fútbol profesional. Esa temporada la liga volvió al antiguo sistema de campeonato de primavera y otoño. En el primero de ellos el Spartak acabó antepenúltimo con sólo diez puntos en 15 encuentros, mientras que en el torneo de otoño sumó trece puntos en el mismo número de partidos, lo que significaba el descenso del Spartak a segunda división por primera vez en su historia.

Nikolái Stárostin fichó a un entrenador con gran experiencia en primera y en la selección para devolver al Spartak a la élite rápidamente. El elegido fue Konstantín Béskov, una leyenda del Dinamo como goleador. Béskov realizó una importante revolución en la plantilla del club al vender a Nikolái Abrámov, Yuri Pilipko y Vladímir Redin, entre otros; Nikolái Osianin se retiró del fútbol. Llegaron al club Mijaíl Bulgakov, Aleksandr Prójorov, Serguéi Shavlo, Gueorgui Yártsev y Serguéi Rodiónov, que se adaptaron muy bien al equipo y cumplieron con el objetivo de devolver al Spartak a la Soviet Top Liga tras sólo un año en segunda división, pero de dura lucha contra el Pakhtakor Tashkent y el Nistru Kishinev.

Pese a estar en segunda división, el Spartak continuó atrayendo más aficionados a sus partidos que los restantes equipos moscovitas en primera (CSKA, Torpedo, Lokomotiv y Dinamo), con una media de 19 330 espectadores en sus partidos como local.[25]

Segunda edad dorada y fin de la era soviética (1978–1991)

El Spartak volvió en 1978 a disputar el campeonato nacional de liga, pero su inicio fue muy titubeante: después de las primeras seis jornadas, el equipo ocupaba el último lugar. Pronto comenzaron a surgir distensiones en la plantilla y Yevgueni Lovchev decidió aceptar una oferta del eterno rival, el Dinamo. El entrenador Konstantín Béskov perdió la paciencia con el portero Aleksandr Prójorov, tras una serie de partidos sin éxito, y decidió fichar al joven Rinat Dasáyev. También en esa temporada debutó otra futura leyenda del club, Fiódor Cherenkov. Finalmente el Spartak acabó en quinto lugar, lo que fue considerado un buen resultado, teniendo en cuenta que acababa de regresar a la élite del fútbol soviético y el mal inicio de campeonato. Este mismo equipo se proclamó campeón de la liga soviética en 1979 al superar en la tabla a un combativo Shajtar Donetsk por dos puntos.

Rinat Dasáyev, una de las leyendas del Spartak.

Como campeón soviético, el Spartak participó en la Copa de Europa 1980-81, que firmó una buena actuación. En primera ronda goleó al Jeunesse Esch con un global de 9-0, mientras que en segunda ronda eliminó con más problemas al Esbjerg fB (3-2). En cuartos de final se midió al Real Madrid de Vujadin Boškov, contra el que jugó el partido de ida en el estadio Dynamo Lenin de Tiflis y en el que el resultado fue de empate sin goles. La vuelta en el estadio Santiago Bernabéu fue muy igualada e Isidro Díaz, con un doblete en los minutos 70 y 80, decidió la eliminatoria.

Konstantín Béskov dirigió al Spartak durante prácticamente toda la década de 1980, en la que destacó la superioridad del Dinamo Kiev, que protagonizó grandes duelos con el Spartak en el conocido como derbi soviético, al tratarse de los dos clubes más seguidos de Moscú y Kiev, capitales de las repúblicas rusa y ucraniana. En seis campeonatos, el Spartak acabó subcampeón en cinco de ellos, la mayoría superado por el Dinamo de Valeri Lobanovski.[26] Beskov llevó al Spartak a los cuartos de final de la Copa de la UEFA 1983-84, eliminado por el RSC Anderlecht, subcampeón del torneo, por un ajustado 4–3 en el global. Anteriormente los moscovitas eliminaron al HJK (7–0), Aston Villa (4–3) y Sparta Rotterdam (3–1). Uno de los peores momentos de este periodo fue la tragedia de Luzhnikí, cuando 300 aficionados moscovitas fallecieron durante una avalancha en un partido de Copa de la UEFA ante el Haarlem en 1982.

En 1987 el Spartak se proclamó campeón al superar en la tabla al Dnipro Dnipropetrovsk. Este fue el último título de liga conquistado por Béskov y en el equipo ya aparecieron jóvenes futbolistas que comandarían la segunda edad dorada del club apenas unos años después, como Aleksandr Mostovói, Valeri Shmárov o el meta Stanislav Cherchésov. Dos años después llegó a los banquillos Oleg Romántsev, que consiguió la 12.ª liga soviética del Spartak en su debut en 1989 e introdujo en el equipo a Ígor Shalímov y Dmitri Popov. En 1991 terminó segundo en la tabla en un campeonato que ganó el CSKA de Pável Sadyrin, torneo que sería el último de la era soviética tras la disolución del país.

Una de las actuaciones más recordadas del Spartak en la Copa de Europa fue la que protagonizó en la edición de 1990-91. En primera ronda se deshizo del Sparta Praga por un contundente 4–0 en el global y en segunda ronda eliminó en los penaltis a uno de los favoritos al título, el Napoli de Diego Armando Maradona.[27] En semifinales, en cambio, se vio superado por el Olympique Marseille por un resultado global de 2–5.

Romántsev y dominio de la liga rusa (1992–presente)

El final de la era soviética acabó con el CSKA como campeón de liga y el Spartak como subcampeón, además de haber firmado una gran actuación en su última participación de la Copa de Europa con una base de jugadores jóvenes y de gran talento, dirigidos por Oleg Romántsev. El técnico ruso logró retener la mayor parte de la estructura de ese equipo e incluso lo mejoró con jugadores como Víktor Onopko, Valeri Karpin, Ígor Lediájov, Vladímir Beschástnyj o Andréi Tíjonov.

Oleg Romántsev, el entrenador más laureado de la historia del Spartak.

El Spartak fue uno de los clubes fundadores de la nueva e independiente liga rusa de 1992, que constó de 20 equipos y fue conquistada de forma clara por el equipo moscovita, que sumó siete puntos más que el segundo, el Spartak Vladikavkaz. El equipo consiguió el doblete al ganar, también, el torneo de copa. Sin embargo, no fue la Copa de Rusia, sino la última edición de la Copa soviética, pese a que el país como tal ya no existía. El torneo comenzó en 1991, aún bajo la gestión de la federación soviética, que fue eliminada tras la disolución del país, y fue la Unión de Fútbol de Rusia quien se encargó de terminar de conducir la competición. La final se disputó el 10 de mayo de 1992 en Luzhnikí y el Spartak venció por dos goles a cero, tantos obra de Vladímir Beschástnyj.

Yegor Titov, capitán del Spartak entre 2001-2004 y 2006-2008.

Los hombres de Romántsev participaron en la Recopa de Europa 1992-93 como campeones de la última edición de la copa soviética y volvieron a protagonizar otra gesta europea en la que se quedaron a las puertas de disputar la final. En primera ronda se deshicieron sin problemas del Avenir Beggen luxemburgués (5–1) y en segunda ronda se enfrentaron al Liverpool. En Moscú derrotaron a los ingleses con un 4–2 animado en los minutos finales, pero en Anfield Romántsev ofreció una nueva lección táctica como ante el Real Madrid la temporada anterior y venció 0–2 con goles de Rádchenko y Andréi Piatnitski. En cuartos de final derrotó al Feyenoord con un 4–1 en el global y en semifinales se emparejó con el Royal Antwerp, rival de menor entidad que los anteriores a los que había eliminado. El Spartak venció en Moscú con un solitario gol de Piatnitski y la vuelta en Bélgica comenzó de forma inmejorable con un tanto de Rádchenko a los diez minutos. Sin embargo, los belgas empataron y consiguieron el gol que les daba el pase a la final tras un penalti convertido por Lehnhoff a doce minutos del final.

Durante los años siguientes el Spartak no dejó de acumular títulos y participaciones en la recién transformada Liga de Campeones de la UEFA. Romantsev perdió hombres clave, fichados por equipos de las principales ligas europeas,[30] pero la capacidad de regenerar el equipo fue asombrosa con la llegada de futbolistas del nivel de Yuri Nikíforov, Iliá Tsymbalar, Dmitri Alénichev o Yegor Titov. Desde 1992 hasta 2001, el club moscovita sumó nueve campeonatos de liga y sólo la sorprendente victoria del Spartak-Alania Vladikavkaz en el campeonato de 1995 evitó que fuesen diez títulos de liga consecutivos. La apertura económica y llegada del capitalismo a Rusia influyó también al fútbol ruso y comenzaron a llegar los primeros futbolistas no europeos a los clubes. El delantero brasileño Luis Robson fue un ejemplo, que llegó a acumular más de un centenar de partidos de liga con los spartachi.

Oleg Romántsev dejó el Spartak en junio de 2003, con en el equipo en un mal momento de forma pese a contar con el delantero Román Pavliuchenko, fichado esa misma temporada del Rotor y máximo goleador del equipo en las siguientes temporadas. La marcha de Romántsev nunca llegó a ser bien cubierta por los continuos entrenadores que pasaron por el club y el Spartak no volvió a sumar ningún título a su palmarés, pese a que fue subcampeón en tres ediciones consecutivas, y perdió fuerza en el fútbol ruso, que pasó a ser dominado por el Zenit, Rubin Kazán y CSKA. La dirección apostó por entrenadores extranjeros como Nevio Scala o Michael Laudrup, pero no llegaron a completar más de un año cada uno. La leyenda del club moscovita Valeri Karpin se hizo cargo del Spartak en varios periodos, como entrenador interino o definitivo, en los que logró dos subcampeonatos de liga.

Other Languages
Afrikaans: Spartak Moskou
azərbaycanca: Spartak Moskva FK
беларуская: ФК Спартак Масква
беларуская (тарашкевіца)‎: Спартак Масква (футбольны клюб)
Esperanto: Spartak Moskvo
Bahasa Indonesia: FC Spartak Moskwa
íslenska: Spartak Moskva
македонски: ФК Спартак Москва
Nederlands: Spartak Moskou
norsk bokmål: FK Spartak Moskva
Simple English: F.C. Spartak Moscow
slovenčina: FK Spartak Moskva
српски / srpski: ФК Спартак Москва
oʻzbekcha/ўзбекча: Spartak Moskva (futbol klubi)
Tiếng Việt: F.K. Spartak Moskva