Führer

Führer (pronunciación alemana: [ 'fy.ʀɐ ]) es una palabra alemana que significa "jefe, líder" (Der Führer, el líder, guía o conductor). En contraposición a la creencia popular, no es sinónimo de "dictador" y en la actualidad se usa comúnmente en Alemania para referirse a líderes de cualquier tipo en cualquier área. Su significado en el caso de Adolf Hitler es el de Guía del Pueblo Alemán espiritual, política y militarmente.

Cuando se usa fuera del idioma alemán, suele referirse a Adolf Hitler, máxima autoridad de la Alemania nazi. Este fue el título y el grado jerárquico militar elegido por Hitler después de que en Alemania se estableciera el Führerprinzip, o "principio de autoridad", según el cual el Líder era el único responsable de concentrar todos los poderes en su persona, encarnar el Estado y ser jefe del partido único, en este caso el Partido Nazi.

Historia

Origen del término

Führer era el nombre exclusivo otorgado por Hitler a sí mismo, por su función como Vorsitzender (presidente) del Partido Nazi. No obstante, en la Alemania de aquella época era corriente referirse a los líderes de los partidos como "Führer". La adopción de este título por Hitler estuvo inspirada parcialmente por el uso anterior que hizo el austríaco Georg von Schönerer, principal exponente del pangermanismo y del nacionalismo alemán en Austria, al cual sus seguidores se referían comúnmente como Führer, y los cuales también utilizaban el saludo Sieg Heil.[1] La elección de Hitler para su epíteto político no tenía precedente alguno en Alemania. Al igual que gran parte de la simbología temprana de la Alemania nazi, este estaba basado en el fascismo italiano de Benito Mussolini. De hecho, Mussolini escogió el epíteto latino "Dux" o il Duce que sería ampliamente utilizado en la Italia fascista aunque, a diferencia de Hitler, Mussolini nunca lo convirtió en su título oficial. La palabra italiana Duce, a diferencia de Führer en el idioma alemán, ya no se usa para referirse a un líder de forma genérica, aunque sí para referirse a Mussolini.

Hitler se vio a sí mismo como la única fuente de poder en Alemania, de forma similar a los emperadores romanos y a los líderes medievales alemanes.[3]

Uso como cargo oficial

Estandarte personal de Adolf Hitler en su calidad de Führer del Reich alemán.

Después de que Hitler fuera nombrado Reichskanzler (Canciller del Reich) el Reichstag aprobó la Ley Habilitante de 1933 que permitía al gobierno Hitler promulgar todas las leyes nuevas mediante decreto. Un día antes del fallecimiento del Reichspräsident Paul von Hindenburg, Hitler y su gobierno aprobaron por decreto una ley que unificaba los cargos de Presidente del Reich y Canciller en uno solo.[7]

Hitler empleó el título Führer und Reichskanzler ("Líder y Canciller") para remarcar las posiciones que ya tenía en el partido y el gobierno, aunque en el imaginario popular, el término Führer se entiendía cada vez más no solo por su referencia al partido nazi, sino también por su relación con el pueblo y el estado alemanes. Por ejemplo, los soldados tenían que jurar fidelidad a Hitler como "Führer des deutschen Reiches und Volkes" (Líder del Reich y del pueblo alemán). El 28 de julio de 1942 el título cambió a "Führer des Großdeutschen Reiches" ("Líder del Gran Imperio Alemán"). En su testamento político Hitler también se refería así mismo como Führer der Nation.[8]

La Alemania nazi extendió el Führerprinzip (principio del líder),[9] y Hitler pasó a ser conocido simplemente como der Führer ("El Líder").

Ein Volk, Ein Reich, Ein Führer

Uno de los eslóganes políticos más repetidos por los nazis era Ein Volk, Ein Reich, Ein Führer ("Un pueblo, Un imperio, Un líder"). El historiador Joseph W. Bendersky explica que el eslogan "dejó una marca ineludible en la mentalidad de muchos de los alemanes que vivieron durante los años del régimen nazi. Apareció en innumerables carteles y publicaciones; era escuchado constantemente en las emisiones de radio y discursos." El lema enfatizó el control absoluto del partido sobre prácticamente todos los sectores de la sociedad y la cultura alemana. La palabra y la voluntad de Hitler lo eran todo, pero en muchas ocasiones sus subordinados interpretaban su voluntad como mejor consideraban para así adaptarla a sus propios intereses.[10]

Other Languages
العربية: فوهرر
azərbaycanca: Fürer
беларуская: Фюрар
беларуская (тарашкевіца)‎: Фюрэр
български: Фюрер
brezhoneg: Führer
bosanski: Führer
català: Führer
čeština: Führer
Deutsch: Führer
Ελληνικά: Φύρερ
English: Führer
Esperanto: Führer
eesti: Füürer
euskara: Führer
suomi: Führer
français: Führer
עברית: פיהרר
hrvatski: Führer
magyar: Führer
Bahasa Indonesia: Führer
íslenska: Führer
italiano: Führer
日本語: 総統
ქართული: ფიურერი
Taqbaylit: Führer
қазақша: Фюрер
lietuvių: Fiureris
latviešu: Fīrers
македонски: Фирер
Bahasa Melayu: Führer
Nederlands: Führer
norsk bokmål: Fører
polski: Führer
português: Führer
română: Führer
русский: Фюрер
Scots: Führer
srpskohrvatski / српскохрватски: Führer
Simple English: Führer
slovenčina: Führer
slovenščina: Führer
српски / srpski: Фирер
svenska: Führer
தமிழ்: பியூரர்
Türkçe: Führer
українська: Фюрер
oʻzbekcha/ўзбекча: Führer
吴语: 德国元首
粵語: Führer