Fútbol en España

Uno de los primeros balones existentes de football (1924).

El fútbol es el deporte más popular en España. En el Informe Global 2013 sobre Consumo de Contenidos Deportivos en España, entre los aficionados al deporte, el fútbol dominaba respecto al resto de deportes (el 64% de los adultos eran aficionados al fútbol, y a continuación el 47% eran aficionados a la fórmula 1 y el 41% al tenis).[3]

Es el tercer deporte más practicado de forma recreativa habitual —en 2017 lo practicaba el 6,5% de los españoles por detrás del running y el aeróbic— según un estudio de la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC).[5]

La práctica recreativa del fútbol aumentó, situándose también por detrás de los dos ya citados, pero superando a otros deportes como yoga, y las actividades cardiovasculares y de musculación de los gimnasios. Sin embargo, los resultados indicaron que el fútbol seguía siendo el deporte que más interesaba a la mayoría de españoles con un 64,6% aficionados o con simpatía por un club en particular. Además, el 46,1% dijo que observaban fútbol en la televisión, seguido del baloncesto; y un 9% habían comprado algún artículo relacionado a ellos en el último año. A fecha de mayo de 2017 la misma encuesta de la AIMC estableció que la mayoría de la población española era simpatizante del Real Madrid Club de Fútbol (32,4%) o del Fútbol Club Barcelona (24,7%),[6]

Historia

El Exiles Cable Club, club de ingleses de Vigo, y uno de los pioneros en España (1903).
El Real Club Recreativo de Huelva, club decano vigente del fútbol español (1906).

El fútbol se introduce en España a través de trabajadores inmigrantes, especialmente británicos, hacia finales del siglo XIX. Fueron los ingleses asentados en las Minas de Riotinto, Huelva ( Andalucía), y en Vigo ( Galicia), los que disputaron los primeros partidos hacia 1870.

Surgen en 1878 los que fueron los primeros «protoclubes» españoles: el Exiles Cable Club y el Rio Tinto Foot-Ball Club. Estas sociedades, sin embargo, no fueron inscritas en ningún registro oficial por lo que no ha quedado constancia legal de su existencia. El primer club de fútbol español legalmente establecido fue el Cricket y Foot-Ball (Club) de Madrid, en 1879, y que surge también en 1878. A posteriori, surge el Huelva Recreation Club —actual Real Club Recreativo de Huelva—, siendo establecido el 23 de diciembre de 1889.[7]

Con la llegada del siglo XX los clubes de fútbol —foot-ball en la época— empezaron a proliferar por todo el país. Estas primeras sociedades eran casi siempre fundadas por extranjeros.

El rápido crecimiento de entusiastas y entidades impulsa la creación de las primeras asociaciones encargadas de su regulación, siendo la Football Asociació establecida en Cataluña el 11 de noviembre de 1900 la primera de ellas, así como las primeras competiciones como la Copa Macaya creada el 6 de enero del siguiente año por el Hispania Athletic Club, siendo predecesor del que sería también uno de los primeros campeonatos oficiales de fútbol disputados en España, el Campeonato de Cataluña de Football,[9]

El aún poco organizado deporte, que encontraba aún bastantes detractores que trabaron una mayor expansión,[11]​ contó en 1902 con la primera competición a nivel nacional, la Copa de la Coronación o Concurso Madrid de Foot-Ball Association organizado por el Madrid Foot-Ball Club, competición que fue el embrión de la actual Copa del Rey debido a su éxito y que en sus orígenes fue denominada como Campeonato de España.

No fue hasta 1909 cuando se vio por primera vez una asociación a nivel nacional que rigiese este deporte. Ésta nació el 14 de octubre bajo el nombre de Federación Española de Clubs de Football y que tuvo a una homónima denominada Unión Española de Clubs de Foot-ball debido a diferencias entre los clubes. Tras adoptar un consenso en 1910, y quedar todos los clubes asociados a la primera, surgieron nuevas discrepancias años después por la que surgió la Real Unión Española de Clubs de Foot-ball reclamando ambas su oficialidad estatal y organizando campeonatos paralelos de la Copa del Rey.Finalmente, y tras la negativa de la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) —máximo estamento futbolístico— al ingreso de España como asociada por no aceptar la co-existencia de dos federaciones nacionales, ambas firman la paz y su unión el 30 de julio de 1913.[12]​ Es así como nace oficialmente la actual Real Federación Española de Fútbol el 29 de septiembre —habiendo otorgado el monarca Alfonso XIII la distinción real—, mientras que la selección española se creó en 1920 con motivo de la disputa de los Juegos Olímpicos de Amberes.

El primer gran cambio en el fútbol español llega en 1926 cuando, tras un largo proceso de debate, los clubes aprueban el Primer Reglamento del Fútbol Profesional español. Siguiendo el modelo británico se daba así el paso hacia el profesionalismo, sentando las bases para el nacimiento del campeonato nacional de Liga, cuya primera edición se disputó en 1929. Hasta entonces los clubes disputaban los correspondientes campeonatos de cada federación regional, además del ya citado Campeonato de España de Copa.

La XII Copa Mundial de Fútbol tuvo lugar en España en 1982, que por primera vez se jugó con 24 equipos de selecciones nacionales.[13]

La importancia que adquirió el campeonato de Liga —desbancando como competición más importante en el territorio a la Copa— hizo que en el año 1984 se crease la Liga Nacional de Fútbol Profesional, también conocida por las siglas LFP o la marca comercial La Liga, asociación que estaba integrada por los clubes y las sociedades anónimas deportivas que participaban en las diferentes categorías profesionales de la liga española de fútbol.[n 1]​ Desde entonces dicho organismo se ha encargado de la regulación de la Liga de Primera y Segunda División "A" en coordinación con la Real Federación Española de Fútbol.

A partir de los años 1990 el fútbol español vivió una segunda revolución con la conversión de los clubes deportivos en sociedades anónimas deportivas, los ingresos por las retransmisiones televisivas, los fichajes millonarios y la globalización futbolística a raíz de la sentencia Bosman dan origen a la llamada «Liga de las Estrellas».[19]