Fútbol australiano

Lance de un partido de fútbol australiano entre Fremantle y Melbourne.

Fútbol australiano, también conocido como fútbol de reglas australianas, football o footy, es un deporte y variante del fútbol que enfrenta a dos equipos de 18 jugadores y se juega con un balón de forma esferoidal en un campo ovalado. Su origen y principal país de desarrollo es Australia, y aparece por primera vez en el siglo XIX.

El principal objetivo es anotar más puntos que el rival, pateando el balón entre dos postes del área rival. Los jugadores pueden hacer avanzar la pelota utilizando cualquier parte del cuerpo, mediante pase con pie o mano o por carrera con el balón. Es un deporte rápido ya que la pelota está en juego en todo momento, salvo cuando el árbitro pita un tiro libre o la bola se sale del campo. Este deporte destaca también por su juego físico y de contacto, en el que se permite placar al rival para parar sus posibilidades de ataque.

El fútbol australiano es el deporte con mayor número de espectadores y uno de los que más deportistas registrados tiene en Australia, aunque en el resto del mundo no cuenta con suficiente implantación. Su principal (y única) liga profesional existente en el mundo es la Australian Football League.[1]

Reglas del juego

Esquema del campo de juego.

Tanto el balón como el terreno de juego presentan una forma ovalada. A ambos lados de los centrales hay cuatro postes: los dos centrales (postes de meta) son los más altos, y a su lado están los postes de fondo. Cada poste está separado entre sí a una distancia de 6,4 metros. Por otra parte, el campo de juego puede tener entre 135 y 185 metros de largo por 110-155 de ancho. A 50 metros de la línea de gol se dispone una línea curva del mismo tamaño, que marca la zona. El cuadrado central es de 50x50 metros. La bola está hecha de cuero y tiene forma ovalada.

Cada partido consta de cuatro cuartos, con un tiempo medido por un árbitro encargado para ello. En la Australian Football League cada cuarto dura 20 minutos, y el reloj se detiene cada vez que la pelota no está en juego. Al término de cada cuarto, los equipos se cambian de campo.

Cada equipo cuenta con 18 jugadores en el terreno de juego, junto con cuatro más que están en el banquillo. Cada entrenador puede realizar cambios en el momento que quiera del partido, y desde 2008 debe especificarlo al árbitro oficial del encuentro antes de realizarlo. Las acciones principales son patear y coger el balón, con el objetivo de anotar goles y behinds, y sumar más puntos que el rival para vencer.

A diferencia de otras modalidades de fútbol no existe el fuera de juego, por lo que los jugadores de ambos equipos pueden estar en el campo contrario en cualquier momento, incluso antes del saque. La única limitación es que, en el momento del saque, solo puede haber cuatro jugadores de cada equipo en el cuadrado central: un ruckman, dos rover y un ruck rover.

Durante el partido

Lucha por el balón entre dos jugadores.

El balón se pone en juego desde el centro del campo al comienzo de cada cuarto o cuando un equipo anota un gol. El encargado de poner la pelota en juego es el árbitro (umpire) de campo, que realiza un bote sobre el círculo central del terreno de juego. Si el terreno de juego está en malas condiciones, lanza el balón al aire. Los ruckmen, jugadores más altos, de cada equipo intentan conseguir la pelota saltando para pasársela a los rovers, que pueden atacar.

La pelota puede desplazarse en cualquier dirección mediante un puntapié, para que otro jugador del mismo equipo trate de atraparla, preferiblemente en el aire. Otros métodos son sujetar el balón con un brazo y usar el otro para golpear el balón con el puño o la mano abierta. No puede lanzarse nunca hacia abajo, ya que la trayectoria debe ser siempre ascendente. El jugador puede correr con el balón en la mano, pero debe botarlo o hacer que toque el suelo al menos una vez cada 15 metros. Los rivales pueden placar, sujetar o bloquearlo para quitarle la pelota, y en caso de perderla el jugador no puede aferrarse a ella, porque se considera holding. Además, el defensa que sujeta debe dar una oportunidad al jugador para que se deshaga de la bola mediante una patada o puñetazo. El jugador que lleva el balón sólo puede ser placado por debajo de los hombros y encima las rodillas, usando para ello solo las manos, brazos, hombros, pecho y caderas.

Cada jugador está marcado por un oponente, que tendrá que atrapar el balón o evitar que el rival lo agarre. Si un jugador del mismo equipo pasa a otro la pelota con una patada, el balón alcanza una trayectoria alta y es atrapado en el aire por ese otro jugador, se considera un mark y el árbitro concede un tiro libre. Esto significa que el juego se detiene (no así el tiempo) mientras el atacante se dispone a lanzar desde detrás del lugar donde logró atrapar la pelota, sin más interferencias que un defensor a su lado. El specky, o spectacular mark, es la acción más espectacular del juego, ya que los jugadores saltan a atrapar la bola y es donde se suelen producir las acciones más llamativas. Para saltar a por el balón, el futbolista puede apoyarse en otro jugador.

El balón no puede salir del terreno de juego de forma directa, porque supondría un tiro libre para el equipo contrario. Si el balón golpeado bota dentro antes de salir, se considera que la pelota salió del campo. Un árbitro de línea debe ponerlo en juego, poniéndose de espaldas al campo y lanzando el balón con fuerza por encima de su cabeza hacia el terreno de juego.

Zona de anotación. Los dos postes centrales son más altos que los laterales.

Anotación

El árbitro situado en zona de anotación señala la consecución de un gol.

En el fútbol australiano el objetivo es anotar goles y behinds. El gol vale seis puntos, mientras que el behind solo uno. Cuando se marca el gol se efectúa un saque desde el centro del campo, mientras que con el behind el equipo al que han anotado el tanto saca desde su propio campo. El equipo que más puntos ha conseguido al término de los cuatro cuartos gana. Puede haber empate en caso de que los dos equipos tengan los mismos puntos, aunque en las fases finales de competiciones se disputa una prórroga.

  • Gol: 6 puntos. Para anotarlo el jugador debe conseguir, mediante un disparo con el pie, que el balón pase entre los postes centrales, sin importar a que altura lo haga. Para que se otorguen los seis puntos, el balón no puede ser tocado por ningún otro jugador durante su trayectoria. Aunque lo normal es que la pelota no toque el suelo después del lanzamiento, si llega a botar y cruza los postes centrales no afecta a la puntuación.
  • Behind: 1 punto. Se logra cuando la pelota cruza entre un poste central y un poste lateral y, a diferencia del gol, el jugador atacante puede usar cualquier parte del cuerpo. También cuenta con un punto cuando la pelota golpea uno de los postes centrales, o si un jugador atacante pasa el balón por los postes centrales usando otra parte de su cuerpo que no sea el pie. Si un defensa rival anota de forma deliberada (generalmente para evitar un gol del atacante), la estrategia se conoce como rushed behind. Si la bola golpea un poste lateral se considera que ha salido del campo, por lo que no se otorga ningún punto.

El árbitro situado bajo los dos postes es el encargado de señalar la anotación. Para ello debe alzar los dos brazos con los codos pegados en caso de gol, y un solo brazo para indicar un behind. Después, confirma la señal al otro umpire situado en el otro lado agitando sobre su cabeza dos banderas (gol) o una bandera (behind).

Como ejemplo de resultado, consideramos un partido entre St Kilda y Sydney Swans, con el siguiente marcador: St Kilda 15.11 (101), Sydney 8.10 (58). St Kilda hubiera anotado 15 goles (seis puntos) y 11 behinds (un punto), con una suma de 90+11.

Posición de los jugadores

Cada equipo cuenta con 18 jugadores en el terreno de juego, a los que hay que sumar los jugadores suplentes que pueden entrar al campo en cualquier momento. Aunque cada uno suele tener una posición preferida que requiera una habilidad especial, el estilo de juego del fútbol australiano hace que no existan posiciones definidas. Por ello, puede haber jugadores que desempeñen varias funciones en el campo.

El esquema básico es una división entre posiciones defensivas (backline), centrocampistas (midfield), y delanteros (forward). También está la figura de los followers que, además de desempeñar una de las tres funciones antes citadas, se encargan de poner en juego el balón cuando se saca desde el centro del campo.

Other Languages
azərbaycanca: Avstraliya futbolu
کوردیی ناوەندی: تۆپی پێی ئوسترالی
Bahasa Indonesia: Sepak bola Australia
norsk bokmål: Australsk fotball
srpskohrvatski / српскохрватски: Australijski fudbal
slovenčina: Austrálsky futbal
中文: 澳式足球
粵語: 澳式足球