Fórmula 1

Fórmula 1
F1.svg
Temporada actual Motorsport current event.svgTemporada 2018
CategoríaMonoplazas
Fundación1950
Director generalChase Carey
(Director general)
Ross Brawn
(Director deportivo)
Temporada inicial1950
ÁmbitoMundial
Ganadores
Piloto campeónBandera de Reino Unido Lewis Hamilton
(2018)
Escudería campeonaMercedes
(2018)
Participantes
Pilotos20
EscuderíasMercedes
Ferrari
Red Bull
Williams
McLaren
Toro Rosso
Haas
Renault
Sauber
Force India
MotoresMercedes
Ferrari
Renault
Honda
Neumáticos Sitio oficial

El Campeonato Mundial de Fórmula 1 de la FIA, más conocida como Fórmula 1 o F1, es la máxima competición de automovilismo internacional y campeonato de deporte motor más popular y prestigioso del mundo.[2]

A cada carrera se le denomina Gran Premio y el torneo que las agrupa se denomina Campeonato Mundial de Fórmula 1. La mayoría de los circuitos de carreras donde se celebran los Grandes Premios son autódromos, aunque también se utilizan circuitos callejeros y anteriormente se utilizaron circuitos ruteros. A su vez, los automóviles utilizados son monoplazas con la última tecnología disponible, siempre limitadas por un reglamento técnico; algunas mejoras que fueron desarrolladas en la Fórmula 1 terminaron siendo utilizadas en automóviles comerciales, como el freno de disco.[3]

El inicio de la Fórmula 1 moderna se remonta al año 1950, en el que participaron escuderías como Ferrari, Alfa Romeo y Maserati. Algunas fueron reemplazadas por otras nuevas como McLaren, Williams, Red Bull y Renault, que se han alzado varias veces con el Campeonato Mundial de Constructores. Las escuderías tienen que planear sus fichajes y renovación de contratos 2 o 3 carreras antes del fin de la temporada. Por su parte, los pilotos deben contar con la superlicencia de la FIA para competir, que se obtiene sobre la base de resultados en otros campeonatos.

Historia

Antecedentes

El italiano Tazio Nuvolari en el Gran Premio de Mónaco de 1932.

Las carreras de Gran Premio tienen sus raíces en las carreras automovilísticas surgidas en Francia en 1894. En un principio se trataba de eventos individuales, sin conexión y en caminos de tierra, prácticamente sin ninguna limitación.[5]

Creación del campeonato

En 1945, inmediatamente después de la Segunda Guerra Mundial, sólo hubo cuatro carreras. Antes de la Segunda Guerra Mundial se habían establecido las reglas para las competiciones de Grand Prix, que debían obedecer tanto autos como pilotos. Estas reglas, conocidas en su conjunto como Fórmula, no se concretaron hasta que en 1947 la antigua AIACR se reorganizó, pasándose a llamar la Federación Internacional del Automóvil, conocida por las siglas "FIA". Con sede central en París, al final de la temporada de 1949 anunció que para 1950 unirían varios Grandes Premios nacionales para crear un Campeonato Mundial de Pilotos, por lo que en 1950 se celebró el primer campeonato de Fórmula 1. Por motivos económicos, en los años de 1952 y 1953 todavía se compitió con coches de Fórmula 2 y el calendario continuó incluyendo varias carreras que no eran consideradas Grandes Premios hasta 1983. Se estableció un sistema de puntuación y se reconocieron un total de siete carreras como aptas para el Campeonato del Mundo.[6]

Las primeras carreras (1950-1958)

Imagen del Mercedes Benz W 196 con el que Juan Manuel Fangio consiguió los títulos de 1954 y 1955.

El primer Gran Premio se realizó el 13 de mayo de 1950 en el circuito de Silverstone y fue ganado por el italiano Giuseppe Farina, consiguiendo además el campeonato de 1950 tras vencer a su compañero de equipo, el argentino Juan Manuel Fangio. Sin embargo, Fangio ganó el título en 1951, 1954, 1955, 1956 y 1957. Su racha fue interrumpida debido al bicampeonato del piloto de Ferrari Alberto Ascari. También en esta época se vieron pasar pilotos como el británico Stirling Moss que aunque pudo competir con regularidad, nunca fue capaz de ganar el Campeonato Mundial, y por ese motivo los ingleses lo consideran «el conductor más grande que nunca ganó un título mundial».[8]

El periodo estuvo dominado por las escuderías dirigidas por fabricantes de automóviles —Alfa Romeo, Ferrari, Maserati y Mercedes Benz— que habían competido antes de la guerra. En las primeras temporadas se llegaron a utilizar coches previos a la Segunda Guerra Mundial como el Alfa Romeo 159.[6]

Los garajistas (1959-1980)

El primer gran desarrollo tecnológico se produjo cuando la Cooper Car Company reintrodujo coches con motor central (después de los pioneros Auto Union de Ferdinand Porsche en los años 1930), que evolucionaron desde los diseños de la empresa en la Fórmula 3. El australiano Jack Brabham, campeón del mundo en 1959, 1960 y 1966, pronto demostró la superioridad del nuevo diseño. En 1961, todos los competidores regulares habían cambiado a coches con motor central. El Ferguson P99, con tracción a las cuatro ruedas, fue el último coche de Fórmula 1 con motor frontal en participar en el Campeonato Mundial. Fue el único de su clase en participar de la 1961, tomando la partida únicamente en el Gran Premio de Gran Bretaña.[10]

El primer británico campeón del mundo fue Mike Hawthorn, que condujo un Ferrari al título en 1958.[12]

En 1962, Lotus presentó un coche con un chasis monocasco de aluminio en lugar del tradicional chasis tubular. Este resultó ser el mayor avance tecnológico desde la introducción de los coches con motor central. En 1968, Lotus incluyó el logotipo de Imperial Tobacco en sus automóviles, introduciendo el patrocinio de marcas de tabaco en este deporte.[13]

La aerodinámica adquirió lentamente importancia en el diseño de los coches a partir de la aparición perfiles aerodinámicos a finales de los años 1960. A finales de la década siguiente, Lotus presentó una carrocería con efecto suelo, que generaba una enorme fuerza de sustentación negativa y permitía circular a mayores velocidades en las curvas —aunque el concepto ya había sido utilizado en el Chaparral 2J de Jim Hall, en 1970—. Tan grandes eran las fuerzas aerodinámicas que presionaban los coches a la pista, hasta 5 g, que fue necesario aumentar la rigidez de los muelles de la suspensión, para que influyeran menos en la altura del chasis respecto al suelo, dejando a la suspensión casi rígida. Este aumento de rigidez de la suspensión hacía depender casi en exclusiva de los neumáticos para amortiguar al chasis y al piloto respecto a las irregularidades de la superficie del circuito.[14]

La gran empresa (1981-)

Senna venció en el Gran Premio de Mónaco de 1991 por cuarta vez a bordo de su McLaren-Honda MP4/6.

A partir de la década de 1970, Bernie Ecclestone reorganizó la gestión de los derechos comerciales de la Fórmula Uno. Ecclestone es ampliamente reconocido por la transformación del deporte en un negocio de miles de millones de dólares.[18]

La formación de la Fédération Internationale du Sport Automobile (FISA) durante 1979 desató la polémica FISA-FOCA, durante la cual la FISA y su presidente Jean-Marie Balestre discutieron repetidamente con FOCA sobre los ingresos de televisión y las reglamentaciones técnicas.[19]​ En 1987, la FOCA cedió la gestión de los derechos de televisión a la Formula One Promotions and Administration (FOPA), luego renombrada Formula One Management, bajo la dirección de Ecclestone.

El desarrollo de ayudas electrónicas a los pilotos comenzó durante la década de 1980. Lotus desarrolló un sistema de suspensión activa que apareció por primera vez durante el año 1982 en el Lotus 91. En 1987, este sistema fue perfeccionado y conducido a la victoria por Ayrton Senna en el Gran Premio de Mónaco de ese año. A principios de 1990 otros equipos siguieron su ejemplo y desarrollaron cajas de cambio semi-automáticas y control de tracción eran una progresión natural. La FIA, debido a las quejas de que la tecnología determinaba el resultado de las carreras más de la habilidad del piloto, prohibió muchas de estas ayudas para el año 1994. Esto dio lugar a que los coches que anteriormente dependían de las ayudas electrónicas fuesen difíciles de conducir —en particular el Williams FW16—. Muchos observadores consideraron que la prohibición de las ayudas al conductor no se concretaron ya que "demostraron ser difíciles de controlar con eficacia".[20]

Los equipos firmaron un segundo Acuerdo de la Concordia en 1992 y un tercero en 1997, que expiró el último día de 2007.[21]

En la pista, McLaren y Williams dominaron los años 1980 y 1990; Brabham también fue competitivo durante la primera parte de la década de 1980, al ganar dos mundiales de pilotos con Nelson Piquet. Desarrollado por Porsche, Honda y Mercedes-Benz, en ese período McLaren ganó dieciséis campeonatos —siete de constructores y nueve de conductores—, mientras que Williams utilizó motores de Ford, Honda y Renault para ganar también dieciséis títulos —nueve de constructores y siete de pilotos—.[24]

Los pilotos de los equipos McLaren, Williams, Renault (antes Benetton), y Ferrari, ganaron cada campeonato del mundo de 1984 a 2008 y los propios equipos ganaron cada campeonato de constructores entre 1979 y 2008.[22]​ Debido a los avances tecnológicos de la década de 1990, el costo de competir en la Fórmula Uno ha aumentado dramáticamente. Este aumento de las cargas financieras, combinado con el predominio de los cuatro equipos —en gran parte financiados por grandes fabricantes de automóviles como Mercedes-Benz—, hizo que los equipos más pobres e independientes lucharan no solo para mantener la competitividad, sino para mantenerse en el negocio, y obligó a varios equipos a retirarse. Desde 1990, veintiocho equipos se han retirado de la Fórmula Uno.

El regreso de los fabricantes

El retorno de Schumacher y Mercedes-Benz a la Fórmula 1 en 2010, sacudió a la categoría.
Plantilla de Team Lotus, ubicados en la parrilla de salida del Gran Premio de Bélgica de 2011.

Michael Schumacher y Ferrari ganaron cinco campeonatos de pilotos (2000-2004) y seis de constructores (1999-2004) consecutivos, algo sin precedentes. Schumacher estableció muchos récords nuevos, incluidos los de victorias de Gran Premio (91), victorias en una temporada (trece de dieciocho), y más títulos de conductores (siete).[26]

Durante este período la FIA cambió con frecuencia las reglas del campeonato con la intención de mejorar la acción en la pista y la reducción de costes.[28]

Desde 1983, la Fórmula 1 había sido dominado por equipos especializados en carreras, como Williams, McLaren y Benetton, usando motores suministrados por los grandes fabricantes de automóviles como Mercedes-Benz, Honda, Renault y Ford. A partir de 2000, con la creación del equipo Jaguar, de poco éxito, los nuevos equipos de propiedad del fabricante entraron en la Fórmula 1 por primera vez desde la salida de Alfa Romeo y Renault a finales de 1985. Para el año 2006, los equipos de fabricantes como Renault, BMW, Toyota, Honda y Ferrari dominaron el torneo, teniendo cinco de los seis primeros lugares en el campeonato de constructores. La única excepción fue McLaren, que en ese momento era parte-propiedad de Mercedes Benz.

Declive de los fabricantes

Después de competir ocho temporadas consecutivas, Toyota se despidió de la Fórmula 1 en 2009.

A finales de los años 2000, como consecuencia de la crisis económica, se produjo la retirada de varias escuderías de la F1: Honda y Super Aguri a fines de 2008, y BMW y Toyota a fines de 2009.[30]​ Por su parte, Mercedes-Benz formó su propio equipo en 2010, inicialmente llamado Mercedes GP, a la vez que retiró paulatinamente su apoyo económico a McLaren.

El empresario malayo Tony Fernandes intentó que otro histórico constructor, Team Lotus, regresara a la Fórmula 1 a partir de 2010. Para eso, inscribió a una escudería anglo-malaya[41]​ para evitar posibles disputas legales con Lotus Cars (propietario de los coches Lotus), por el derecho al uso del nombre "Lotus" en Fórmula 1. Esta modificación permitió que, desde 2012 hasta 2015, Genii Capital, comprador de Renault, compitiera en Fórmula 1 como Lotus F1 Team, junto con el patrocinio de Lotus Cars.

En 2011 surgieron rumores de la venta de la categoría a capitales privados,[44]

El equipo Marussia se sumó a la lista de escuderías efímeras, al cerrar sus puertas en noviembre de 2014,[47]

El fabricante japonés Honda volvió a la Fórmula 1 en 2015 como proveedora de motores de McLaren. En 2016, el fabricante francés Renault recompró a la escudería Lotus, renombrándola nuevamente a Renault.

Debido a la baja de las audiencias por la baja competitividad de las últimas temporadas (monopolizadas por Red Bull y luego Mercedes-AMG), la FIA y los equipos acordaron modificar el reglamento técnico para la temporada 2017.

El Formula One Group es controlado desde septiembre de 2016 por la empresa estadounidense Liberty Media, propiedad de John C. Malone. Bernie Ecclestone continuo como director ejecutivo de la empresa hasta el 23 de enero de 2017, luego de 39 años al mando de los negocios de la Fórmula 1.

Other Languages
Afrikaans: Formule Een
aragonés: Formula 1
العربية: فورمولا 1
asturianu: Fórmula 1
azərbaycanca: Formula 1
Boarisch: Formel 1
беларуская: Формула-1
беларуская (тарашкевіца)‎: Формула-1
български: Формула 1
brezhoneg: Formulenn 1
bosanski: Formula 1
català: Fórmula 1
čeština: Formule 1
Cymraeg: Fformiwla Un
dansk: Formel 1
Deutsch: Formel 1
ދިވެހިބަސް: ފަންވަތް:F1
Ελληνικά: Φόρμουλα 1
English: Formula One
Esperanto: Formulo 1
eesti: Vormel 1
euskara: 1 Formula
فارسی: فرمول یک
suomi: Formula 1
français: Formule 1
Frysk: Formule 1
galego: Fórmula 1
עברית: פורמולה 1
hrvatski: Formula 1
magyar: Formula–1
հայերեն: Ֆորմուլա 1
Bahasa Indonesia: Formula Satu
Interlingue: Formul Un
íslenska: Formúla 1
italiano: Formula 1
Basa Jawa: Formula Siji
ქართული: ფორმულა ერთი
қазақша: Формула-1
한국어: 포뮬러 원
Lëtzebuergesch: Formel 1
Limburgs: Formule 1
lumbaart: Formula 1
lietuvių: Formulė 1
latviešu: Formula 1
Baso Minangkabau: Formula Ciek
македонски: Формула 1
മലയാളം: ഫോർമുല വൺ
монгол: Формула-1
Bahasa Melayu: Formula Satu
Mirandés: Fórmula 1
မြန်မာဘာသာ: ဖော်မြူလာ ဝမ်း
مازِرونی: فرمول یک
Nāhuatl: Formula 1
नेपाल भाषा: फर्मुला वान
Nederlands: Formule 1
norsk nynorsk: Formel 1
norsk: Formel 1
Papiamentu: Formula 1
polski: Formuła 1
پنجابی: فارمولا ون
português: Fórmula 1
rumantsch: Furmla 1
română: Formula 1
русский: Формула-1
sicilianu: Fòrmula 1
srpskohrvatski / српскохрватски: Formula 1
Simple English: Formula One
slovenčina: Formula 1
slovenščina: Formula 1
српски / srpski: Формула 1
Seeltersk: Formel 1
Basa Sunda: Formula Hiji
svenska: Formel 1
Tagalog: Formula One
Türkçe: Formula 1
татарча/tatarça: Formula-1
українська: Формула-1
Tiếng Việt: Công thức 1
West-Vlams: Formule 1
Yorùbá: Formula One
Bân-lâm-gú: Formula 1