Félix Dufourq

Félix Dufourq Panelo
CapitánNavíoARA.PNG Capitán de Navío
Años de servicio    1881 - 1909
Lealtad

Bandera de Argentina Nación Argentina

(fundador de Puerto Belgrano el 2 de julio de 1898)
Servicio/rama Armada de la República Argentina

Nacimiento 25 de julio de 1860
Concordia, provincia de Entre Ríos Flag of the Argentine Confederation.svg Confederación Argentina
Fallecimiento 19 de mayo de 1909
Buenos Aires Bandera de Argentina República Argentina

Escudo armada argentina.cdr.svg

Escudo de la Armada Argentina
[ editar datos en Wikidata]

Félix Dufourq nacido como Santiago Félix Dufourq Panelo ( Concordia, Entre Ríos, 25 de julio de 1860 - Buenos Aires, 19 de mayo de 1909) fue un marino argentino considerado como el creador y verdadero impulsor de la construcción del primer puerto militar del país el 2 de julio de 1898, ubicado en la bahía Blanca —que a partir de 1923 pasaría a llamarse Puerto Belgrano— a la vez que fue defensor y sostenedor de su ubicación geográfica sobre las costas antes citadas, específicamente en las cercanías de Punta Alta, y por tal motivo sería considerado fundador de la actual localidad.

Biografía

Origen familiar y primeros años

Félix Dufourq Panelo[4]

Su padre era el francés Félix Dufourq D’Hiriart[6]

El abuelo materno era el rico hacendado Julián Panelo de Melo (n. Buenos Aires, 1780) —cuyos padres eran Estanislao Panelo (n. ib., ca. 1750) y Olegaria de Melo— que financió[11]

Y su abuela materna era María Vicenta Pérez de Saravia y Pérez (n. Montevideo, ca. 1790), una hija de Manuel Pérez de Saravia y de Catalina Pérez, y nieta del primer teniente de gobernador de Yapeyú[16] y de su esposa Sabina Gregoria Josefa de Sorarte Andonaegui y Báez de Alpoin. Además era descendiente materna de vecinos fundadores de la ciudad de Montevideo.

En el año 1868, Félix Dufourq se trasladaría con su familia a la ciudad de Buenos Aires. Tenía un hermano llamado Esteban Saturnino Dufourq Panelo[18]

Carrera militar y proyecto gubernamental del primer puerto naval

Años después de residir en Buenos Aires, ingresó en 1878 —con 17 años de edad— a la Armada Nacional, por lo cual egresaría en 1881 con el grado de alférez de fragata. Además, el 4 de mayo de 1882,[1]

Debido al peligro inminente de un conflicto armado entre la Argentina y Chile a fines del siglo XIX, a causa de cuestiones limítrofes, surgió y tomó progresiva fuerza en las esferas gubernamentales y militares argentinas la idea de equipar y modernizar la flota de guerra como también dotarla de nuevas infraestructuras, con la construcción de un gran dique de carena —para limpieza y reparación de las naves— o bien de un puerto de aguas profundas.

En mayo de 1895 se asignaron los fondos necesarios para iniciar la construcción de este último y se designó la zona aledaña al ya inaugurado Puerto de La Plata, como el lugar de emplazamiento.

Su proyecto estratégico

No obstante, el alejamiento del coronel E. Balza del Ministerio de Guerra y Marina y su remplazo por el ingeniero G. Villanueva, se instaló un fuerte debate en torno a la conveniencia del sitio ya elegido.

Diversas personalidades bahienses habían peticionado al entonces presidente argentino Luis Sáenz Peña[19]

Por entonces, el Centro Naval había premiado en su certamen anual al teniente de navío Félix Dufourq por su genial trabajo en el cual, tras un meticuloso análisis, expuso la tesis de que el puerto debía situarse en dicha bahía, más precisamente en el tradicional fondeadero llamado otrora Pozos del Belgrano.

En este sentido, Dufourq desestimaba los puertos de La Plata y Madero con argumentos de origen técnico y estratégico, planteando que, de ubicarse el puerto militar cerca de alguna de las grandes ciudades, estas quedarían expuestas en caso de desatarse la guerra.

Fundación del futuro Puerto Belgrano

En contrapartida, la bahía Blanca presentaba las características geográficas, técnicas y geopolíticas más convenientes tanto para la instalación del puerto como también para el desarrollo de poblaciones nuevas, como efectivamente ocurrió con la ciudad de Punta Alta. Finalmente, en 1896 se fijaría definitivamente el lugar de asentamiento del puerto, a partir de los informes presentados por el ingeniero Luigi Luiggi, director de las obras, que no hizo otra cosa que reafirmar lo sostenido hasta el cansancio por Félix Dufourq. Es por todo esto que sin duda le cabe a Dufourq el título de fundador de la actual Base Naval de Puerto Belgrano.[1]

Especialización en Europa

En su carrera profesional se destacó con su participación en la Comisión de Faros y Balizas que, a bordo de la cañonera Bermejo, relevó las costas y canales de la bahía Blanca, como así también por la realización de una serie de viajes por el Viejo Mundo en donde adquirió importantes conocimientos técnicos y científicos en su visita a varias fábricas metalúrgicas y puertos militares en Alemania, Inglaterra, Italia, Rumania y Turquía.

Creador de la Escuela de Oficiales de la Armada

La Escuela Superior fue creada por Dufourq en la ciudad de Buenos Aires, en el año 1904, y se ubicaba en la calle Callao Nº 145, y cuyo objetivo era actualizar y perfeccionar la capacitación de los oficiales subalternos.

Fue suprimida en 1905 pero en unos meses resurgiría en el Arsenal del Río de la Plata con una nueva denominación: «Escuela de Aplicación». Siguió funcionando hasta que en el mes de junio de 1907 fue clausurada nuevamente. El 18 de mayo de 1908 se volvería a restablecer, quedando el capitán de navío Manuel Barraza a cargo de la dirección de la misma.

Había promovido la organización de la «Universidad del Mar» en la isla Martín García, vinculando la formación militar a la de otras universidades nacionales pero no tuvo éxito en su proyecto.

Últimos cargos y fallecimiento

Posteriormente fue inspector de las escuelas de personal subalterno y luego jefe de la Tercera Región Naval. Desempeñaba el cargo de presidente de la comisión nombrada para correr con todo lo referente a las obras a ejecutarse por administración en el Arsenal del Río de la Plata.

Félix Dufourq Panelo,[1] y se encontraba en la plenitud de su carrera profesional.

Lo que inmortalizaría en la historia a Dufourq fue su original y avanzada tesis sobre la localización meridional del nuevo Puerto Militar de Bahía Blanca, marcando un quiebre entre la vieja y la nueva generación de marinos, en franco rechazo hacia el tradicional centralismo porteño.

Other Languages