Extrema izquierda

Cartel del NPA en favor de la revolución en Túnez (2010-2011), en Besanzón, Francia.

Extrema izquierda, izquierda revolucionaria, izquierda radical o de forma peyorativa ultraizquierda son términos utilizados en política para describir movimientos o partidos políticos que promueven y sostienen ideologías o sistemas sociales y económicos englobados en la izquierda radical, como el comunismo y el anarcosindicalismo.

Los partidos de extrema izquierda cumplen tres premisas comunes: la entrega del poder al pueblo mediante sistemas de democracia popular; la toma de los medios de producción mediante movimientos obreros, y con ello entregar el íntegro producto del trabajo al trabajador, eliminando la posibilidad de que otra persona (empresario) se apropie de una parte de los beneficios que el trabajo obrero produce; y por último, el desmantelamiento de todas las formas de estratificación social.[2]

Algunos casos de extrema izquierda ocurrieron en el año 1871, con la aparición de un breve caso de Comunismo o Anarcosindicalismo (esta ambigüedad se debe a que comunistas la consideran como caso de comunismo, y anarconsindicalistas como caso de anarcosindicalismo). Masas obreras organizadas tomaron la ciudad de París y establecieron la Comuna de París. No obstante, hasta el momento el único sistema de los anteriormente citados que fue implantado efectivamente en el mundo fue el socialismo, en países como la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, la República Democrática Alemana, o la República Popular China (esta última abandonó el sistema socialista en el año 1978).[3]

Historia

El término izquierda política tiene su origen en el lugar de la Asamblea Nacional en que se sentaban, durante la Revolución francesa los representantes jacobinos, que respaldaban medidas que favorecieran a las clases más pobres de la sociedad. El término extrema izquierda ha sido utilizado para describir personas o grupos que mantienen posiciones de igualdad social y apoyan un cambio radical político y social mediante una revolución y una socialización de los medios de producción. Las teorías marxistas establecen además la necesidad de la dictadura del proletariado, opuesta a las democracias liberales, que no serían verdaderas democracias sino dictaduras burguesas, criticadas además por la hegemonía poseída por los medios de comunicación sobre las ideologías populares.

Other Languages
العربية: أقصى اليسار
čeština: Krajní levice
Ελληνικά: Ακροαριστερά
français: Extrême gauche
hrvatski: Krajnja ljevica
Bahasa Indonesia: Kiri jauh
日本語: 極左
한국어: 극좌
lumbaart: Estrema manzina
Nederlands: Extreemlinks
português: Extrema-esquerda
русский: Ультралевые
srpskohrvatski / српскохрватски: Ekstremna ljevica
slovenčina: Krajná ľavica
српски / srpski: Крајња левица
Türkçe: Aşırı sol
українська: Ультраліві
Tiếng Việt: Cực tả
中文: 極左派