Extensión de archivo

En informática, una extensión de archivo o extensión de fichero, es una cadena de caracteres anexada al nombre de un archivo, usualmente precedida por un punto. Su función principal es diferenciar el contenido del archivo de modo que el sistema operativo disponga el procedimiento necesario para ejecutarlo o interpretarlo, sin embargo, la extensión es solamente parte del nombre del archivo y no representa ningún tipo de obligación respecto a su contenido.

Algunos sistemas operativos, especialmente los herederos de DOS como Windows, utilizan las extensiones de archivo para reconocer su formato, incluyendo el de archivos ejecutables. Otros sistemas operativos, como los basados en Unix, utilizan las extensiones de archivo por simple convención, no necesariamente utilizándolas para determinar su tipo.

Siendo las extensiones de archivo legado del sistema DOS, muchas de sus actuales características fueron heredadas por limitaciones en dicho sistema. Los antiguos sistemas DOS limitaban la cantidad de caracteres de la extensión de archivo a tres, por lo que muchas extensiones convencionales poseen esa cantidad de caracteres. Además, los nombres de archivo en sistemas DOS son insensibles a las mayúsculas y minúsculas, por lo que la mayoría de las extensiones de archivo pueden ser escritos indiferentemente en minúsculas como en mayúsculas o una combinación de ambas.

Un mismo nombre básico puede, por la extensión, contener archivos de distinto propósito. Como en este ejemplo de DOS:

APLICACIÓN.BAS Archivo Fuente escrito en lenguaje BASIC.

APLICACIÓN.OBJ Archivo objeto (necesario para su compilación).

APLICACIÓN.EXE Programa Ejecutable.

ARCHIVO.TXT Archivo de texto ASCII "texto plano".

ARCHIVO.RTF Archivo de texto con formato.

ARCHIVO.DOC Archivo de texto con formato de Microsoft Word.

ARCHIVO.VBS Archivo fuente escrito en lenguaje Visual Basic.

En todos estos casos las extensiones diferencian los nombres de los archivos a la vez que los identifican ante las aplicaciones que pueden manejarlos, esto facilita la información obteniendo resultados.

Historia

En los sistemas Unix los nombres de los archivos pueden contener cualquier carácter excepto el separador de directorios ("/") y por lo general no tienen límite en su tamaño o es un límite aceptable. La extensión no es un elemento diferenciado sino una convención dada a los nombres de archivo para reconocer su contenido.

En DOS los nombres de los archivos tenían un máximo de 8 caracteres, un punto y una extensión de como máximo tres letras, en total un máximo de 12 caracteres del Código ASCII que permitían distinguir unos archivos de otros dentro de un mismo directorio. No todos los caracteres del código ASCII estaban permitidos para nombrar un archivo, pues algunos (ejemplo: /*?+\ y otros) estaban reservados para otras funciones.

En Windows 95 desaparecieron los límites impuestos por DOS en el número de caracteres del nombre de archivo y de la extensión.

Other Languages