Explosiones del 11 de diciembre de 2005 en Hertfordshire

Explosiones.

Las explosiones del 11 de diciembre de 2005 en Hertfordshire se produjeron en el depósito petrolero de Buncefield, a unos 35 km de Londres. Dichas explosiones se produjeron en uno de los mayores depósitos de almacenamiento de combustible de Gran Bretaña, el cual se encuentra cerca de la población de Hemel Hempstead, en Hertfordshire.

El incendio desatado como consecuencia de las explosiones logró ser extinguido en la tarde del 13 de diciembre. Sin embargo, uno de los depósitos volvió a prenderse fuego ese mismo día, por lo que los bomberos lo dejaron arder para consumir el combustible, en lugar de intentar apagarlo nuevamente.

Explosiones, desarrollo del fuego y generación de humo

Nube provocada por las explosiones.

La primera explosión, que fue también la más grande, ocurrió cerca de las 6:03 GMT. El fenómeno de inversión térmica permitió que algunas personas escucharan las explosiones a pesar de estar localizadas a cientos de kilómetros del lugar de los hechos, incluso en otros países como Francia y Bélgica. El Observatorio Geológico Británico (BGS, de acuerdo a sus siglas en inglés) detectó el evento en sus mediciones, registrando 2,4 grados en la escala de Richter.[1] Otras explosiones se sucedieron a las 06:27 y a las 06:28. Los testigos presenciales reportaron haber visto llamas de varios metros de alto, mientras que el humo del fuego desatado fue visto claramente desde el espacio.

El área afectada por el desastre, que incluye viviendas cuyos vidrios fueron rotos por la onda expansiva, abarcó sectores localizados a 700 metros a la redonda. Los reportes del lugar indicaron que algunos automóviles estacionados en las zonas aledañas se incendiaron, y que el techo de al menos una casa voló por la explosión. Los edificios cercanos a la zona afectada fueron evacuados en forma preventiva.

Nube provocada por las explosiones.

Cuarente y tres personas resultaron heridas en los sucesos, siendo dos de ellas de una gravedad tal que requirió la internación en un centro médico. Sin embargo, la vida de ninguna de ellas estuvo en riesgo.

De acuerdo a declaraciones Miembro del Parlamento local, el conservador Mike Penning, como así también de los servicios de policía y bomberos de la zona, hay depósitos de combustible en el lugar que no han sido afectados por el fuego. No obstante, estos podrían explotar con el paso de las horas si el incendio se desarrolla.

La nube de humo negro generada, que es claramente visible en las fotografías tomadas por satélites, ha seguido una dirección hacia el sudeste, y ha sido observada en todo al este de Inglaterra. La oficina meteorológica emitió una alerta en el cual afirmó que la nube podría alcanzar Southampton, al tiempo que declaró que el humo en la atmósfera podría mezclarse con la lluvia en eventuales precipitaciones que se produzcan por la noche.

Other Languages