Exploración entrelazada

La exploración entrelazada (interlaced scanning) es un sistema de captación y representación de imágenes utilizado en televisión para evitar el parpadeo o «flicker» que se producía en la representación de las imágenes de televisión sobre pantallas de tubo.

La exploración entrelazada 2/1, característica de los sistemas de televisión PAL, NTSC y SECAM así como de algunos otros desarrollados posteriormente, consiste en analizar cada cuadro («frame») de la imagen en dos semicuadros iguales denominados campos (field), de forma que las líneas resultantes estén imbricadas entre si alternadamente por superposición. Uno de los campos contiene las líneas pares; se lo denomina «campo par», mientras que el otro contiene la impares y se lo denomina «campo impar» al comienzo de cada uno de ellos se sitúa el sincronismo vertical. Hay un desfase de media línea entre un campo y otro para que así el campo par explore la franja de imagen que dejó libre el campo impar. La exploración entrelazada de un cuadro de dos campos exige que el número de líneas del cuadro sea impar para que la línea de transición de un campo al otro sea divisible en dos mitades.[1] Fue patentado por el ingeniero alemán de Telefunken Fritz Schröter en 1930.

Fundamento teórico

Con anterioridad a los estudios de la visión humana efectuados por la NHK (Asociación de Radiodifusión de Japón) en Japón realizados en los años 80 del siglo XX, se mantenía la hipótesis de que si bien por encima de una frecuencia de representación de 20 Hz, denominada "frecuencia crítica", se garantizaba la perfecta sensación de movimiento hacía falta pasar de una frecuencia de 45 Hz, denominada "frecuencia umbral" para que desapareciera la sensación de parpadeo.

En la representación cinematográfica, donde se trabaja con 24 imágenes por segundo (una frecuencia de 24 Hz), se logra superar la frecuencia umbral proyectando dos veces el mismo fotograma. En televisión se adoptó el sistema de entrelazado con la descomposición de cada cuadro (frame) en dos campos (field) doblando con ello la frecuencia de 25 Hz a 50 (en el caso de América de 30 Hz a 60).

En los sistemas de Tv de 625 líneas el cuadro es descompuesto en dos campos de 312,5 líneas cada uno de ellos que se insertan como un peine, dando una representación de 50 campos por segundo, 25 frames por segundo. En el caso de los sistemas de 525 líneas los campos son de 262,5 líneas y se representan a razón de 60 campos por segundo, 30 frames por segundo. En ambos casos por encima de la frecuencia umbral de representación.

El sistema de entrelazado dio muy buenos resultados en televisión ya que es el "mejor compromiso entre el ancho de banda del canal, la reducción del parpadeo o fliker y la tecnología de los receptores de televisión".

Los estudios que realizó la Asociación de Radiodifusión de Japón, NHK, en la década de los 80 del siglo XX para el desarrollo de la televisión de alta definición dieron como resultado que la hipótesis de la frecuencia umbral de 45 Hz era falsa ya que un alto número de observadores perciben parpadeo por encima de los 45 Hz.

Ferry Porter desarrolló la ley que lleva su nombre, la cual dice que la frecuencia umbral (fu) está en relación con el logaritmo del brillo (B) y las condiciones de visionado (C) de esta forma:

Hay que destacar que la determinación de la característica logarítmica de la visión humana coincide con la reiteración del mundo científico de que es logarítmico todo el mundo sensorial humano.

Las condiciones de visionado agrupan una serie de variables como el tipo de visión (central o periférica) , el tiempo de excitación del TRC, el tiempo relativo de iluminación de cada cuadro y la variabilidad en la visión de cada observador.

Desarrollo de Ferry Porter

Las condiciones de visionado que intervienen en la fórmula de la Ley de Porter son determinantes para fijar una frecuencia umbral correcta. Entre ellas el tipo de visión, que depende del formato y tamaño de la pantalla, es muy importante.

La visión humana tiene dos sectores diferenciados, uno el central de unos 10º y el periférico, de unos 180º. En los 10º de la visión central el foco es muy perfecto, hay una alta nitidez y una elevada resolución. Mientras que en la visión periférica todos estos parámetros son más deficientes.

Si atendemos solo a la visión central es cierto que los 45 Hz de frecuencia umbral son suficientes mientras que para la visión periférica hacen falta frecuencia mayores.

Un observador medio, cuando se sitúa delante de una pantalla lo hace a una distancia de seis veces la altura de la misma. Este es el punto de mejor observación de la imagen. Cuando la pantalla es apaisada (formatos de 16/9 o de cine panorámico) entonces hace participar a la visión periférica haciendo subir la frecuencia umbral.

En los estudios de Porter se detectaron casos en los que los observadores que perciben parpadeos desarrollan cuadros de mareos y nauseas. También se observó que no hubo nadie que percibiera parpadeo por encima de los 70 Hz. Una cantidad relevante de observadores dejan de percibir parpadeo en frecuencias entre los 50 y 60 Hz.[2]

Other Languages