Expedición a Sicilia

Expedición a Sicilia
Guerra del Peloponeso
Expedición-Silicia.svg
Itinerario de la Expedición a Sicilia.
Fecha415 a. C.413 a. C.
LugarSicilia
Coordenadas37°05′00″N 15°17′00″E / 37°05′00″N 15°17′00″E / 15.2833
ResultadoVictoria espartana decisiva
Expedición ateniense aniquilada
Beligerantes
Atenas
Liga de Delos
Segesta
Catania
Siracusa
Esparta
Corinto
Comandantes
Nicias  Ejecutado
Lámaco  
Demóstenes  Ejecutado
Eurimedonte  
Eutidemo  
Menandro
Gilipo
Hermócrates
Fuerzas en combate
Fuerza inicial:[9]Desconocidas, pero incluían 5000 hoplitas siracusanos, 4400 espartanos y 100 barcos de guerra[11]
Bajas
45 000-50 000 muertos y prisioneros y 200 trirremes capturados o hundidos[12]Desconocidas
[editar datos en Wikidata]

La expedición a Sicilia es la denominación con la que se conoce a una campaña o expedición militar de Atenas en la isla de Sicilia durante la guerra del Peloponeso, antes de la Guerra de Decelia. Se extendió desde el año 415 a. C. al 413 a. C., y su episodio más importante fue el sitio de Siracusa.

Después de un cierto éxito inicial, esta expedición se convirtió en un desastre absoluto para las fuerzas atenienses. Como irónicamente relata Tucídides en su Historia de la Guerra del Peloponeso, los generales atenienses que condujeron la campaña tenían un conocimiento insuficiente de Sicilia o de su población y, por lo tanto, las fuerzas para su conquista eran deplorablemente inadecuadas.

Solicitud de Segesta

La primera fase de la Guerra del Peloponeso —la Guerra arquidámica— terminó en el año 421 a. C. con la Paz de Nicias, en la que Atenas y Esparta acordaron una paz de 50 años. En el año 416 a. C., embajadores de la ciudad siciliana de Segesta (Egesta en griego) fueron enviados a Atenas para pedir ayuda en su guerra contra Selinunte y sugirieron también que podrían contener la expansión de Siracusa en Sicilia. Los segestanos ofrecieron sufragar los gastos de la expedición.

Atenas envió a Segesta delegados para comprobar el tesoro de la ciudad y además recibir 60 talentos como adelanto. Los delegados informaron favorablemente sobre la capacidad económica de Segesta. Los atenienses, y en especial su general Alcibíades, fueron atraídos por la riqueza de la isla en cereales y otros recursos. Ayudando a Segesta sentían que podían ganar una posición en Sicilia que les permitiría lanzarse a una eventual conquista. Mientras Pericles aún vivía, había aconsejado a Atenas no extender demasiado su imperio, pero este consejo ya había sido olvidado por todos.

Other Languages