Exilio de los Noldor

En el Universo Imaginario de Tolkien y en la novela El Silmarillion, El Exilio de los Noldor comienza con el juramento de Fëanor, cuando los Noldor deciden dejar el continente de los Valar, Aman, para perseguir a Morgoth que robó los Silmarils de Fëanor, o cuando menos para buscar establecer sus propios reinos independientes en Endor (la Tierra Media). Estos eventos ocurrieron al finalizar las Edades de los Árboles y al comienzo de las Edades del Sol.

Salida de Aman

Una vez que Fëanor convenció a la gran mayoría del pueblo del que ahora él era el Alto Rey, comenzó la marcha de manera apresurada fuera de la ciudad Noldor de Tirion, hacia el oriente por el paso del Calacirya y de ahí hacia la costa oriental de Aman. El plan original implicaba viajar por la línea costera hacia el norte, del lado oriental de las montañas Pelóri, para llegar a Endor a través del paso de hielo del Helcaraxë.

Fëanor partió al frente con sus hijos y el pueblo más apegado a él. Detrás venía su medio hermano Fingolfin con la mayoría de sus hijos, seguidos de la hueste Noldor más numerosa, que buscaban nuevas tierras en Endor y que Fingolfin había decidido guiar para evitar que Fëanor les pudiera causar algún daño. Detrás venían los hijos de Finarfin con la misma motivación que los de Fingolfin: encontrar nuevas tierras y fundar reinos propios. Hasta atrás venía el propio Finarfin, poco convencido de partir, y su hijo mayor Finrod que se llevó de Aman la mayor cantidad de tesoros y recuerdos de Aman que cualquier Noldo.

Other Languages