Exfoliación (mineralogía)

Fluorita verde con exfoliación prominente.

La exfoliación o crucero se refiere a la tendencia de los materiales cristalinos para dividirse a lo largo de planos estructurales cristalográficos definidos (ver índices de Miller). Estos planos de debilidad relativa son el resultado de los lugares regulares de los átomos e iones en el cristal (ver Redes de Bravais), que crean fracturas de superficies planas repetidas que son visibles tanto en el microscopio como a simple vista.[1]

Según algunos autores la exfoliación no es exclusiva de materiales cristalinos. El proceso de exfoliación produce la separación, en una roca grande, de placas curvas a manera de costras. Este proceso origina unas colinas grandes abovedadas, llamadas domos de exfoliación. Estas estructuras de exfoliación se forman de la siguiente manera: a medida que la erosión descubre la superficie de la roca, se reduce la presión hacia abajo sobre la roca subyacente y de esta manera la masa de roca que remanente, comienza a expandirse hacia arriba, desarrollando en el macizo rocoso líneas de fractura o planos de separación llamados juntas; éstos forman curvas amplias cercanamente paralelas a la superficie de la roca, la distancia entre ellas es sólo de unos cuantos centímetros, pero aumenta a uno o varios metros a medida que se profundiza en la roca. Bajo ciertas condiciones, una tras otra de esas hojas curvas, se descascaran y se desprenden de la masa de roca. Finalmente, se desarrolla un cerro o una colina de roca, con superficie curva, de tipo dómico. En consecuencia, la roca maciza se expande a medida que las presiones confinantes se reducen, y este ligero grado de expansión puede bastar a la iniciación del proceso de exfoliación.[2]

Tipos de exfoliación

La escisión toma formas paralelas a los planos cristalográficos:[1]

Biotita con exfoliación basal.
  • Exfoliación basal o hendidura pinacoidal se produce en paralelo a la base de un cristal. Esta orientación está dada por el plano {001} en la red cristalina (ver índices de Miller), y es el mismo plano que el {0001} en los índices de Miller-Bravais, que a menudo son utilizados para cristales romboédricos y hexagonales. La exfoliación basal es exhibida por el grupo de la mica y por el grafito.
  • Exfoliación cúbica, se produce en paralelo a las caras de un cubo de cristal con una simetría cúbica. Esta orientación está dada por el plano {001} en la red cristalina (ver índices de Miller). Esta es la fuente de la forma cúbica visto en los cristales de halita. La galena mineral también exhibe típicamente exfoliación cúbica perfecta.
  • Exfoliación octaédrica, se produce formando formas octaédricas de un cristal con simetría cúbica. Esta orientación está dada por el plano {111} en la red cristalina. El diamante y la fluorita exhiben exfoliación octaédrica perfecta. La exfoliación octaédrica se ve en los semiconductores comunes. Para cristales de menor simetría, habrá un menor número de planos {111}.
  • Exfoliación dodecaédrica, se produce formando dodecaedros de un cristal con simetría cúbica. Esta orientación está dada por el plano {110} en la red cristalina. Para cristales de menor simetría, habrá un menor número de planos {110}.
Other Languages
العربية: انفصام بلوري
беларуская: Спайнасць
български: Цепителност
čeština: Štěpnost
Deutsch: Spaltbarkeit
Esperanto: Klivebleco
eesti: Lõhenevus
suomi: Lohkeavuus
français: Clivage
עברית: פצילות
hrvatski: Kalavost
Kreyòl ayisyen: Klivaj
Bahasa Indonesia: Bersihan (kristal)
Ido: Klivo
italiano: Sfaldatura
日本語: へき開
ქართული: ტკეჩადობა
қазақша: Бөлектік
lietuvių: Skalumas
latviešu: Skaldnība
Plattdüütsch: Splitten (Mineral)
norsk nynorsk: Kløyv
polski: Łupliwość
română: Clivaj
русский: Спайность
srpskohrvatski / српскохрватски: Kalavost
slovenščina: Razkolnost
svenska: Spaltning
українська: Спайність
Tiếng Việt: Cát khai
中文: 解理